Entrevista. Luis Miguel Ramis: "El Real Madrid, por trayectoria, es favorito"

El exmadridista repasa las dos eliminatorias en las que el conjunto blanco cayó frente al París Saint Germain en la década de los 90.

Entrevista. Luis Miguel Ramis: "El Real Madrid, por trayectoria, es favorito"
Luis Miguel Ramis observa como el disparo de David Ginola se cuela en la portería de Paco Buyo | Foto: Onze-Mondial

Luis Miguel Ramis (Tarragona, 1970) llegó al Real Madrid Castilla en 1991 procedente del Nástic de Tarragona. En su segunda temporada de blanco y, tras convertirse en líder de la zaga del filial, recibe la llamada de Benito Floro para debutar con el primer equipo. Esa campaña disputó los 180 minutos de la eliminatoria contra el PSG en la Copa de la UEFA, enfrentamiento que ha pasado a la historia por ser una de las remontadas más inverosímiles que ha sufrido el Real Madrid en toda su historia. 

Pregunta. El Real Madrid nunca ha eliminado al PSG en competición europea: cayó frente a los parisinos en los cuartos de final de la Copa de la UEFA en la 92/93 y en la misma fase de la Recopa un año después. Usted, un joven central al que Benito Floro dio la alternativa tras jugar a gran nivel con el Castilla, fue partícipe de aquellas eliminatorias disputando los 90 minutos en tres de los cuatros partidos. El aficionado madridista todavía recuerda con especial desconsuelo aquella eliminación de la Copa de la UEFA con un gol en el último minuto de Kombouaré en el partido de vuelta (4-1), después del 3-1 a favor cosechado en la ida. ¿Qué es lo primero que se le viene a la cabeza al recordar aquel 18 de marzo de 1993?

Respuesta. Fue una eliminatoria muy difícil, como siempre que te enfrentas a equipos en Europa. Conseguimos un buen resultado en casa, pero el PSG era un equipo muy potente en ese momento. No pudimos pasar a semifinales porque en el Parque de los Príncipes pusieron muchísimo ritmo y el ambiente fue complicado. Nos superaron.

"El Real Madrid, por trayectoria, es favorito contra el París Saint Germain"

P. En un contexto futbolístico, a todos los niveles, muy distinto al de hace 25 años, Real Madrid y PSG vuelven a cruzarse en un gran torneo el próximo 14 de febrero. Esta vez no será en cuartos de la Copa de la UEFA –ahora reconvertida a Liga Europa de la UEFA o Europa League-, sino en octavos de la máxima competición europea, la Liga de Campeones.  El Paris Saint Germain está arrasando a sus rivales en la Ligue 1, lo que difiere, y mucho, de lo que está haciendo el conjunto blanco en LaLiga, donde está cuajando una temporada muy lejos de las expectativas. No obstante, ambos vienen de dejar muy buenas sensaciones en Europa. Viendo el desigual transcurso de la temporada que están teniendo los dos conjuntos, ¿piensa que el PSG es favorito o, por el contrario, defiende que el Real Madrid como vigente campeón del torneo no ha perdido el favoritismo para revalidar título?

R. Es complicado valorar quién es el favorito para superar esta ronda. Vemos que el Real Madrid en Liga y en Copa, de la que ya ha sido eliminado, está siendo irregular; sin embargo, está manteniendo una buena línea en Champions. Es un equipo que está preparado, de sobra, para afrontar una eliminatoria de este tipo contra un equipo como el PSG, que tiene jugadores extraordinarios. El pronóstico es complicado. Los dos tienen potencial suficiente como para pasar de ronda, pero uno se quedará a las puertas. Creo que el Real Madrid, por la trayectoria que tiene en esta competición, es favorito. El conjunto blanco en Champions se transforma. No obstante, considero que la eliminatoria estará justada y se decidirá por pequeños detalles. 

Kombouaré celebra el gol que eliminó al Real Madrid | Foto: Lemeilleurdupsg.com
Kombouaré celebra el gol que eliminó de la UEFA al Real Madrid | Foto: Lemeilleurdupsg.com

P. A diferencia de la presente temporada, donde el Real Madrid llega a la eliminatoria sin opciones de conquistar el título de Liga y eliminado de la Copa del Rey, ustedes afrontaron aquel emparejamiento de cuartos de Copa de la UEFA a un punto del líder, el FC Barcelona –finalmente campeón tras caer los blancos en la última jornada frente al Tenerife-, y vivos en el torneo del KO, que a posteriori levantarían tras derrotar al Zaragoza en la final.  Aquel PSG, aunque tenía futbolistas de primer nivel como Ginola, Roche, Le Guen, Lama y sobre todo George Weah, no partía como favorito en la eliminatoria, menos aún tras caer en la ida por tres goles a uno. Sin embargo, la magnífica actuación del conjunto francés en el Parque de los Príncipes dejó para el recuerdo una de las remontadas más inverosímiles sufridas por el Real Madrid en toda su historia. Usted, que vivió la gesta parisina desde el propio terreno de juego, ¿a qué motivo achaca la sorprendente superioridad del Paris Saint Germain que llevó al Madrid a ser eliminado con estrépito de la segunda competición continental?

R. Europa exige muchísimo. Ellos formaban un muy buen equipo, hicieron un gran partido y pasaron la eliminatoria. Han pasado bastantes años y el fútbol ha cambiado. Es verdad que el París Saint Germain vuelve a tener un equipo potente en Europa, pero se va a enfrentar a un Real Madrid que lleva dos temporadas consecutivas ganando el trofeo. Seguro que será diferente al emparejamiento de hace 25 años.

"Tuve la convicción de que era capaz de contrarrestar el potencial de Weah"

P. Usted llegó al Real Madrid Castilla la campaña 91/92 después de destacar en el Nástic de Tarragona. En su primera temporada de blanco, dos meses le bastaron para convencer a Mariano García Remón de que podía ser uno de los líderes de la defensa y acabó disputando 29 partidos. En su segundo curso, recién cumplidos los 22 años y totalmente consolidado en el once del filial madridista, recibe la llamada de Benito Floro, técnico del primer equipo, para viajar un 26 de noviembre de 1992 a Holanda para enfrentarse al Vitesse. Disputó los 90 minutos del encuentro en el centro de la zaga junto a Fernando Hierro y el Real Madrid se impuso por 0-1 en la tierra de los tulipanes. Desde ese momento empieza a alternar apariciones con el primer equipo y el filial, hasta que a partir de marzo comienza a ser un asiduo en los onces de Benito Floro. ¿Qué pensó cuándo el técnico asturiano le comunicó que iba a ser titular en la eliminatoria frente al PSG? ¿Le dio especial respeto tener que verse las caras con uno de los mejores delanteros de la época como era el liberiano George Weah?

R. Uno cuando es joven y tiene la posibilidad de subir al primer equipo lo que quiere es aprovechar la oportunidad. Es verdad que mi aparición en el primer equipo tuvo lugar en unas temporadas algo turbias, sobre todo con las dos ligas perdidas en Tenerife en la última jornada, pero aun así ganamos una Copa del Rey. Cuando me llegó la oportunidad de jugar contra un gran equipo como el PSG en competición europea, lo primero que piensas es en ayudar, en mostrar todas tus cualidades.

Con respecto a George Weah, tuve la convicción de que era capaz de contrarrestar su potencial. Se progresa y se mejora disputando este tipo de partidos y enfrentándote a este tipo de jugadores.

George Weah celebra un gol frente al Bayern de Munich en Champions | Foto: EMPICS Sport
George Weah celebra un gol frente al Bayern de Múnich en Champions | Foto: EMPICS Sport

P. Repasando el once blanco que disputó aquel partido de vuelta de cuartos de final de la UEFA, aun entendiendo que el fútbol actual es bastante desemejante al de entonces, llama la atención que en aquel partido fueran ocho (Buyo, Hierro, Lasa, Nando, Luis Enrique, Míchel, Butragueño y el mismo Ramis) los futbolistas españoles que salieron de inicio en el Real Madrid. El próximo 14 de febrero se prevé que sólo sean dos los futbolistas nacionales (Ramos y Nacho, ya que Carvajal está sancionado) que compartan titularidad. En comparación con el once que saltó al verde aquel 18 de marzo de 1993, ¿considera que, ahora, los grandes del fútbol español son menos españoles que nunca? Usted, que además ha sido entrenador del filial madridista recientemente, ¿en qué plano considera que ha quedado la cantera del club merengue?

R. Es difícilmente comparable, todo evoluciona. Hoy en día la capacidad económica otorga muchas más posibilidades de firmar jugadores de talla mundial. En su día había que apostar más por la cantera por las condiciones económicas que imperaban. La situación en el fútbol ha cambiado, clubes con la exigencia del Real Madrid se obligan a contar con los mejores del mundo. Esto priva un poco el margen de progresión de los canteranos pero, aun así, considero que se hace un buen trabajo en la cantera madridista pues sigue surtiendo a muchos equipos de Primera División en Europa. Sí es verdad que las circunstancias del momento, quizás, taponan un poco las posibilidades de que los jugadores de la cantera tengan más continuidad cuando suben al primer equipo.

"Este tipo de eliminatorias se deciden por el nivel colectivo, no el individual"

P. Comienza la temporada 93/94 siendo integrante a todos los efectos de la primera plantilla. Sin embargo, al inicio de esa campaña deja de contar para Benito Floro, viéndose relegado a realizar las funciones de cuarto central del equipo. Su suerte cambia cuando, al debutar en liga frente al Celta un 21 de noviembre de 1993, anota el gol de la victoria blanca a los 20 segundos de saltar al campo en sustitución de Robert Prosinecki. Después de convertirse en protagonista inesperado y de acaparar portadas los días siguientes al partido, Floro vuelve a tenerle en cuenta para el equipo titular y llega a disputar 22 encuentros antes de fichar por el Tenerife.

El capricho del sorteo de la Recopa hizo que el Real Madrid tuviera que volver a verse las caras con el Paris Saint Germain. Otra vez los franceses, otra vez en cuartos de final. El 3 de marzo de 1994, el Madrid cae en el Santiago Bernabéu por 0-1 en un encuentro donde usted disputa los 90 minutos. Además, en la posterior jornada liguera el Real Madrid cae 2-1 frente al Lleida y pierde la segunda plaza. La consecuencia directa de la mala dinámica del equipo es el cese de Benito Floro como entrenador, ocupando su puesto Vicente del Bosque.  En el partido de vuelta, ya con Del Bosque en el banquillo, PSG y Real Madrid empatan a uno en el Parque de los Príncipes y los blancos quedan eliminados de Europa por les parisien por segundo año consecutivo.  Teniendo en cuenta los malos resultados del Real Madrid esta temporada, ¿considera que la eliminación en octavos de la Champions puede significar la destitución de Zidane?

R. No me corresponde a mí valorar eso. Por historia y por referencias se sabe que el banquillo del Real Madrid es de tremenda exigencia y responsabilidad. Zidane está haciendo un buen trabajo, sobre todo en lo que a consecución de títulos se refiere. Es verdad que los malos resultados siempre cuestionan al entrenador y es normal que se esté hablando de esa posibilidad que comentas. La decisión de su continuidad o no, en cualquier caso, es competencia de la directiva.

Míchel anota de penalty frente al PSG | Foto: Onze-Mondial
Míchel anota de penalti frente al PSG en la ida de cuartos de la UEFA | Foto: Onze-Mondial

P. Antes hemos mencionado a algunos componentes de aquella mítica plantilla parisina que apeó al Real Madrid de la Copa de la UEFA: Weah, Lama, Ginola… Aquel PSG contaba con futuras estrellas y jugadores que se convirtieron en figuras del fútbol europeo. Este curso han conseguido reunir una plantilla de ensueño, contando en sus filas con jugadores de talla mundial como Neymar, Mbappé, Cavani, Di María…

Imaginemos que, en un hipotético caso, usted tiene que volver a vestirse de corto frente al Paris Saint Germain, ¿a cuál le tendría más respeto, a la escuadra actual o a la de la temporada 93/94?

R. Salvando las distancias, son dos plantillas extraordinarias. Considero que han sido los dos mejores planteles que ha tenido el PSG en toda su historia. Con los jugadores que tenía entonces y los que tiene ahora, era y es un equipo a tener en cuenta para conseguir cualquier título.

P. Otra cuestión fundamental que comparte la eliminatoria actual con la de hace 25 años es la de que el Real Madrid tendrá que jugar la vuelta en el Parque de los Príncipes, un feudo siempre complicado. Sin embargo, como le dijo el mítico Juanito a Graziano Bini: “90 minuti en el Bernabéu son molto longos”. ¿En qué medida considera que influye el factor campo en la eliminatoria? ¿Qué ambiente le espera al conjunto español en París?

"Esta y la de 1993 son las dos mejores plantillas de la historia del PSG"

R. No creo que condicione el jugar en casa primero o no. De lo que sí estoy seguro es que tanto los jugadores como los técnicos saben que la eliminatoria dura 180 minutos. Hemos visto eliminatorias en las que el equipo que ha jugado la ida en casa se ha visto favorecido, pero muchas veces ha sido al contrario. Son 180 minutos con la misma intensidad y con el mismo sentido competitivo en ambos estadios. No creo que a ninguno de los jugadores del Real Madrid o del PSG les asuste o les condicione la posibilidad de disputar la ida en casa o fuera.

Kombouaré remata de cabeza frente a Luis Miguel Ramis | Foto: Lemeilleurdupsg.com
Kombouaré remata de cabeza y culmina la gesta del PSG| Foto: Lemeilleurdupsg.com

P. En julio de la temporada pasada, usted, como voz autorizada y conocedor del filial madridista, dejó las siguientes declaraciones: “¿Problemas con los laterales? Achraf. ¿Problemas en el centro del campo? Aleix Febas. Reviento si no lo digo”.

Confirmada la baja de Carvajal tras la negativa de la UEFA a revocarle la sanción, todo hace pensar que será Nacho el que lo supla. Además, Achraf ha estado muy cuestionado por parte del respetable del Santiago Bernabéu. Si fuera usted el entrenador, ¿le daría a Achraf la posibilidad de empezar sobre el verde la eliminatoria, sabiendo que enfrente tiene a Neymar y compañía?

R. Esas declaraciones las hice en un momento en el que existía la posibilidad de dar la oportunidad a estos jugadores por bajas y lesiones que tenía el Real Madrid. Obviamente el conjunto blanco tiene grandes jugadores y, a ese nivel, el entrenador trata de contar con lo mejor. Es decisión de Zidane suplir la baja de Carvajal con un jugador u otro. Yo no estoy desde principio de temporada con el grupo, no sé a qué nivel está entrenando Achraf ni a qué nivel puede rendir. Es un chico joven con mucho futuro, en los partidos que ha jugado le ha pesado más la situación del equipo que su propio rendimiento. Apariciones como la suya vienen mucho mejor cuando la inercia del equipo es buena y este año no lo está siendo. Esto al final lo acaban pagando todos, inclusive la gente más joven. Lo importante es que el Real Madrid tiene recursos y garantías para cubrir las bajas y seguro que los que salen ofrecen un buen rendimiento.

P. Varios de los mejores jugadores del mundo se verán las caras en dos de los templos del fútbol europeo, ¿qué jugador, en su opinión, marcará las diferencias?

R. Cuando hablamos de marcar diferencias solemos fijarnos en el aspecto ofensivo, ahí obviamente nos centramos en Cristiano, Neymar, Mbappé, Cavani... No obstante, considero que este tipo de eliminatorias se deciden por el nivel colectivo, no el individual. Igual de importante va a ser atacar que defender.