Ruta Meilutyte, a por el récord del mundo en Barcelona
Ruta Meilutyte ya rebajó el récord de Europa dos veces en el mes de junio (Foto: Ojeo).

Muy buenas marcas y algunas sorpresas. Así ha sido la segunda jornada de eliminatorias de natación en Barcelona 2013. Algunos récords tanto continentales como nacionales, y muchos nombres ilustres en todas las pruebas.

Marina García batió el récord de España de los 100m braza en su eliminatoria, clasificándose para semifinales, al igual que Duane da Rocha y Merche Peris en los 100 espalda. Los que se van fuera son Aschwin Wildeboer, por tres centésimas en los 100m espalda y Erika Villaécija, que nunca tuvo opciones de pasar en los 1.500m libres femeninos, prueba en la que Mireia Belmonte amenaza con arrebatarle el récord de España.

100m espalda femeninos

La gran favorita, Missy Franklin,  se ha metido en semifinales a medio gas y con casi tres décimas de ventaja sobre Katinka Hosszu, la segunda mejor hoy. Pese a que sigue teniendo problemas con la salida, su sprint final hace honor a su apodo, Missy “the misile”. Ahí es donde lo ha dado todo y donde ha arañado unas décimas.

La noticia más positiva es que las españolas también nadarán esta tarde. Merche Peris y sobre todo Duane da Rocha han completado una magnífica actuación. Están a varias décimas de los ocho mejores tiempos, por lo que la final se antoja casi imposible, pero estar en la semifinal ya es un logro para ellas.

100m espalda masculinos

Muchos nombres de altura, como Matt Grevers y Ryosuke Irie, oro y bronce en Londres. También Hagino y Stravius, o Aschwin Wildeboer, que nadó la última serie, la más rápida.

Por desgracia para Aschwin todas las series fueron muy rápidas, con siete nadadores por debajo de los 54 segundos –seguramente todos ellos serán finalistas-. Aun así a punto ha estado el de Sabadell de clasificar. Sólo tres centésimas le han faltado para alcanzar a Charles Francis (54.72), que ha marcado el corte.

100m braza femeninos

Sin lugar a dudas el  nombre propio de la segunda sesión matinal es Ruta Meilutyte. La lituana –recuerden, 16 años- se tiró en la última serie conociendo 1:05:24 de Efimova, y los ha pulverizado, los suyos, los de Jessica Hardy y los más de 1:05 en los que hasta ahora estaba el récord de Europa. 1:04.52, a siete centésimas del récord del mundo, que sin duda tiene entre ceja y ceja para la semifinal de esta tarde o la final de mañana.

El otro récord de la mañana ha sido el de España. En esta misma prueba Marina García lo ha rebajado hasta 1:07.18, lo que supone doble alegría si tenemos en cuenta que le garantizan la plaza en la semifinal, con el séptimo mejor tiempo además. Hay opciones de final para Marina si repite su buena actuación.

200m libres masculinos

Cuatro series plagadas de campeones de todo, empezando por Ryan Lochte, dieron lugar a las mayores sorpresas. Sobre todo porque en la penúltima, la que ganó Ryan Lochte, el estadounidense marcó el ritmo que quiso, bajísimo. Nikita Lobintsev le siguió, se confió y se queda sin semifinal.

Robbie Renwick se lleva el mejor tiempo(1:46.88), conseguido en una serie contra Yannick Agnel, discreto hoy. Todos los favoritos estarán en la semifinal: Lochte, Agnel, Hagino, Renwick y Oliveira, entre otros. Lo más llamativo fue el “pinchazo” de Verschuren en los últimos 50m se su serie. Aun así también clasifica. Víctor Martín, del Club Natación Churriana, disputó la eliminatoria pero -dando la sensación de nadar por debajo de sus posibilidades- no estará en la semifinal.

Los que van a por medalla no han tenido ningún problema. La única incógnita es el verdadero estado de forma de Lochte, que se presume excelente. Su viraje le doy hoy varias décimas, las suficientes para no tener que forzar.

1.500m libres femeninos

En esta eliminatoria sucedió algo parecido a acontecido en los 200 libres masculinos. De las tres únicas series la de en medio fue la lenta, donde la que se confió fue Jazmin Carlin –segunda mejor marca mundial de 2013 hasta hoy- y lo pagó con la eliminación.

Lotte Friis marcó un ritmo infernal desde el principio, y se clasifica con 15:49.18, el mejor tiempo, por delante de Katie Ledecky, que nadó la última serie con Erika Villaécija y Mireia Belmonte. Erika se descolgó desde el principio y se queda fuera, mientras que Mireia da esperanzas de medalla para España con sus 16:00.31, seis centésimas sobre el récord de España que tiene Erika y que buscará batir en la final de mañana.

VAVEL Logo