Chad le Clos se calza las botas de Michael Phelps

De ser “el hombre que derrotó a Michael Phelps” va a pasar a ser “el  hombre que sustituyó a Michael Phelps”, al menos al frente de la que fue la prueba favorita del Estadounidense, los 200m mariposa, en la que permaneció imbatido hasta que apareció Chad le Clos, que a sus 20 años más que tocar la pared creyó tocar el cielo en aquel momento.

Hoy lo ha hecho a la usanza de su ídolo, del hombre con quien tiene pendiente el reto de nadar entre tiburones, con superioridad y controlando la carrera, mirando compulsivamente a ambos lados para ver cómo dejaba atrás a sus rivales en los últimos cincuenta metros. Jugó con sus rivales, situándose primero para reservarse en un parcial y guardar fuerzas para el sprint final. Tal ha sido su superioridad.

Le Clos se permitió el lujo de ir observando a sus rivales durante toda la final

Salió a por el oro, a tomar de verdad el control de la prueba durante los 1:54.02 que le han durado los 200 metros. Pero su victoria hoy va más allá, tiene un alto contenido simbólico. Le Clos, después de un año renqueando debido a una lesión en el hombro, es el primer campeón mundial de los 200m mariposa en la era post Michael Phelps, el hombre omnipresente en la natación. Por si fuera poco también consigue un registro importante: es el primer nadador no europeo o norteamericano en ganar esta prueba.

Probablemente el crono y las siete décimas de diferencia con Pawel Korzeniowski , que ha sido plata, no reflejen lo vivido durante la final. En ningún momento ha habido dudas sobre la victoria del sudafricano. Ni el polaco, ni Wu Peng, que se ha colgado el bronce, han estado a la altura de Le Clos. Tampoco Tyler Clary, que demuestra que su bajón en las últimas entregar de las Arena Grand Prix Series llegó para quedarse.

Su club de fans, presente hoy en Barcelona –y compuesto mayoritariamente por chicas- habrá disfrutado de lo lindo con la hazaña. Ellas y los muchos millones de admiradores que este nadador tiene en todo el globo. Extrovertido y siempre sonriente se ha metido en el bolsillo a todo el mundo de la natación en apenas un año. Hoy ha hecho feliz a mucha gente.

VAVEL Logo