El equipo masculino de los 4x200 libres salva la mañana para España
Los miembros del equipo masculinos de los 4x200m libres, contentos con su récord de España (@rgilsabio).

Hay días buenos y días malos. El de hoy ha sido uno de esos en los que no salen las cosas, al menos para algunos españoles, como Rafa Muñoz y Duane da Rocha, que no han superado las eliminatorias de sus respectivas pruebas. Bea Gómez tampoco mejoró su registro en los 800m libres, prueba en la que Mireia Belmonte disputará la final.

La gran noticia ha sido el récord de España conseguido por los chicos del 4x200m libres, que rebajan en cuatro segundos la plusmarca que se mantenía inalterada desde 2009. No pasan a la final, como tampoco lo hará Australia, pero consiguen su objetivo en este Mundial.

50m libres masculinos

Después del estrepitoso pinchazo de Morozov ayer, todos estaban deseando ver su tiempo en los 50 libres. Si en un 100 fue capaz de tocar –con las piernas- en 21.91, su crono en los 50 debe ser a tener en cuenta. No fue al cien por cien –por una vez se guardó algo- y marcó el séptimo mejor tiempo (21.95), pero no hay dudas sobre su capacidad para estar en la final y luchar por el oro.

La sorpresa de la mañana ha estado a punto de darla James Magnussen, a quien se le fue un poco de las manos su tiempo, reservó demasiado y casi se lleva el susto. Ni tan siquiera bajó de 21 segundos (22.04) y pasa a semifinales con el undécimo mejor tiempo, por detrás de hombres bastante inferiores a él.

Los estadounidenses cumplieron, y se vio por primera vez en una prueba individual –nadó los 4x100 libres- a Anthony Ervin, que le ha plantado cara a Nathan Adrian en las Grand Prix Series. Los 100 le penalizan mucho, pero en los 50 no tiene nada que envidiarle a los mejores.

50m mariposa

Segunda prueba de la mañana, sin presencia de ningún español. Es una prueba rápida, nadada por muchas buenas crolistas como Ranomi Kromowidjojo, que ha superado a Dana Vollmer en su serie. No es distancia olímpica, por lo que no hay demasiadas referencias recientes entre las distintas competidoras.

Una de las que se ha quedado fuera de la semifinal contra todo pronóstico ha sido la australiana Alicia Coutts, uno de los buques insignia de la natación aussie, que llegaba con uno de los mejores tiempos de 2013 y que se va fuera, justo por delante de Ilaria Bianchi.

Francesca Halsall y JeannetteOttesen se suben al carro del oro empatando a 25.69 en el primer puesto.

100m mariposa masculinos

La nota desagradable del día la ha dado Rafa Muñoz, que una vez más ha nadado por debajo de sus posibilidades, como él mismo ha reconocido. Al paso por los 50 ya se comenzó a ver cuesta arriba su clasificación, mucho más en los últimos metros, a los que llegó casi sin gasolina. Un nuevo palo para un nadador que ha sido totalmente sincero en sus palabras tras quedarse fuera: “Llegó la hora de replantearse cosas, ver qué hacemos mal. Estoy haciendo entrenamientos de calidad, para hacer buenos tiempos”. Esos buenos tiempos no llegan para Rafa, pero seguirá intentándolo.

Los favoritos, con Steffen Deibler –mejor marca mundial de 2013- y Chad le Clos han clasificado sin problemas. También Ryan Lochte, que ha dosificado el esfuerzo para pasar cansándose lo menos posible, guardando de cara a la final de los 200m espalda de esta tarde.

200m espalda femeninos

Después de ver a Rafa Muñoz hincando la rodilla, vino Duane da Rocha, que por un motivo o por otro no pudo mejorar su marca ni acercarse. No tuvo opciones en ningún momento y se va a casa con una sensación desagradable, hundida tras su mal día.

Missy Franklin y Belinda Hocking han sido las dos más rápidas. Poca gente duda sobre quién va a ganar el oro en esta prueba. Será difícil que se le escape a la estadounidense, que sumaría el quinto –sexto si gana hoy los 100m libres-.

4x200m libres masculinos

8:21.12. Ese era el objetivo de Víctor Martín, Marc Sánchez, Albert Puig y Gerard Rodríguez, los cuatro elegidos para representar a España hoy. La plusmarca de los Marco Rivera y Álex Villaécija permanecía imbatida desde 2009, hasta hoy, cuando ha sido pulverizada por cuatro segundos en una carrera en la que los cuatro componentes han mejorado sus marcas.

El relevo masculino, igual que el femenino, tiene futuro. Hoy no han estado en la final, una final de nivel si tenemos en cuenta que Australia se ha quedado fuera de ella, pero sientan las bases para volver a rebajar el récord el año que viene en el Europeo de Berlín. Todos pueden mejorar y mejorarán, son debutantes y aún faltan por incorporarse algunos nadadores que vienen por detrás pidiendo pista.

En la final de esta tarde los claros favoritos son los estadounidenses, que cambiarán el equipo casi por completo. Sun Yang nadará por China, después de reservarse en la mañana de hoy. El que no se ha reservado ha sido Yannick Agnel, que ha salido a darse un chapuzón en la piscina del Palau. Su posta de 1:47 ha puesto en serios problemas a Francia durante algunos momentos.

800m libres femeninos

Jazmin Carlin ha protagonizado otra nueva decepción. Se quedó sin final en los 1.500, y hoy ha hecho lo mismo en los 800. Mireia Belmonte, que contra la recomendación de su entrenador ha nadado las eliminatorias, se ha metido con el cuarto mejor tiempo en la final de mañana, por detrás las casi imbatibles Katie Ledecky y Lotte Friis y de Lauren Boyle.

Se ha notado cansada al principio, como ha declarado a RTVE en la entrevista posterior, por lo que después del día y medio de descanso que tendrá seguramente mejore considerablemente su tiempo.

Bea Gómez no ha podido mejorar la marca que consiguió en el Open de Pontevedra, pero se va de estos 800 con muchas ganas y mucha “rabia” para rendir mejor en los 400m estilos.

VAVEL Logo