Yuliya Efimova, récord del mundo por sorpresa

Todos pendientes de Ruta Meilutyte, que se quedó a dos décimas de la plusmarca de Jessica Hardy, nadando por encima de treinta segundos. La lituana traía en el punto de mira esos 29.82. Ahora será más difícil conseguir su objetivo, pues el récord del mundo se ha convertido en objetivo móvil por culpa de Yuliya Efimova, que está completando un Mundial de ensueño.

Ni ella misma se esperaba sus 29.78. Ha confesado que simplemente fue a clasificarse para la semifinal, y que aún estaba cansada de la final de ayer. Aun así le ha metido cuatro centésimas al anterior récord, de la mujer que nadaba en la calle contigua a la suya, Jessica Hardy. Que lo haya hecho casi sin querer indica que está en condiciones de rebajarlo aún más hoy o mañana.

Esta plusmarca es la última de la braza femenina que quedaba por batir en este Mundial, tras las conseguidas por Meilutyte en los 100 y por Pedersen en los 200. Además fue conseguida en 2009 por Hardy con bañador de poliuretano. Otro récord más a borrar de la lista negra.

El oro aún está por disputar. Sólo hay que recordar que Molle Rikke Pedersen batió el récord del mundo de los 200m braza en la semifinal y en la final vio como la propia Efimova le pasaba como un avión. Tendrá que lucharlo la rusa, pero de momento ya ha puesto su nombre en lo más alto.

En esa eliminatorias nadaron dos españolas: Jessica Vall y Marina García. Jessica logró mejorar su marca (31.77), igual que Marina (31.22), aunque sólo Marina estará en la semifinal. No es su prueba favorita, ni mucho menos, pero intentará clasificarse para la final, aunque viendo a tantas nadadoras por debajo de los 31 su objetivo principal son los 31.14 de Conchi Badillo, el récord de España.

VAVEL Logo