Lucha por las medallas para los españoles Sub-23 en el Campeonato del Mundo
El K-4 1.000 metros Sub-23 español, en el podio durante el Campeonato del Mundo Sub-23. Foto: PlanetCanoe.

El equipo español Sub-23 comenzaba el último día de participación en el Campeonato del Mundo Sub-23 y Junior que se está celebrando en el campo de regatas de Montemor-o-Velho (Portugal). Un día en el que se han disputado cuatro finales A con el objetivo de luchar por las medallas y cinco finales B con el objetivo de conseguir una buena posición final. España ya contaba con una medalla en su medallero, la conseguida por el kayakista Roi Rodríguez en K-1 1.000 metros.

La kayakista asturiana Sara Ouzande, medalla de plata en K-1 200 metros. Foto: RFEP.

En los 200 metros, la kayakista asturiana Sara Ouzande ha conseguido la medalla de plata en K-1 200 metros. La española se quedó a 440 milésimas de la ganadora, la rusa Natalia Podolskaya. En canoa, el canoísta del Piragüismo Poio Adrián Sieiro obtenía la quinta plaza en la final del C-1 200 metros. Una regata en la que el español estuvo en las primeras posiciones, y con un tiempo de 0:39.836, se quedó a menos de 500 milésimas del tercer puesto, conseguido por el checo Martin Fuksa. El lituano Henrikas Zustautas consiguió la medalla de oro en esta categoría. En las finales B de los 200 metros, destacar la primera posición en K-1 200 metros del ceutí Joan Agustín Bargaoanu, que finaliza décimo en la clasificación general de esta distancia. La canoísta Jenifer Casal finalizó en cuarta posición en la final del C-1 200 metros y queda decimosexta en la clasificación general. Por último, en los 200 metros, el K-2 200 metros de Juan Oriyés e Íñigo Noval finalizaron cuartos en la final B de su distancia, muy cerca de los primeros puestos . Ambos finalizan decimoterceros en la clasificación general de dicha distancia.

La piragüista balear, Alicia Heredia, durante su participación en el Campeonato del Mundo Sub-23. Foto: RFEP.

En los 500 y 1.000 metros, los españoles de la categoría Sub-23 han conseguido obtener medallas. La piragüista balear del Real Club Náutico de Palma, Alicia Heredia, ha conseguido la medalla de plata tras quedar segunda en la final del K-1 500 metros. Una nueva medalla en la que la kayakista española estuvo fuerte desde el principio y sin ceder terreno ante sus rivales, terminando la carrera con un tiempo de 1:56.428, a tan sólo un segundo y 500 milésimas de la vencedora, la húngara Dóra Bodonyi. El K-4 1.000 metros español da una nueva medalla, esta vez de oro, en la que dominaron la final de principio a fin. La embarcación, formada por Albert Martí, Roi Rodríguez, Juan González y Marcus Cooper ganaron la final con 40 milésimas de diferencia sobre el segundo clasificado, la embarcación húngara. En las finales B de 500 metros, la canoísta española Jenifer Casal obtuvo la octava plaza en C-1 500 metros y se queda decimoquinta en la clasificación general de la distancia. En K-2 500 femenino, las kayakistas Miriam Vega y Tania Fernández finalizaron en novena posición en la final B de dicha distancia y quedan decimoctavas en la clasificación general del K-2 500 metros.

En la categoría Sub-23, España ha disputado siete finales A, de las cuales ha ganado cuatro medallas: los dos oros de Roi Rodríguez en K-1 1.000 metros y el K-4 1.000 metros español, y las dos platas conseguidas por Alicia Heredia y Sara Ouzande en K-1 500 metros y K-1 200 metros respectivamente. También hubo siete finales B, de las cuales ganó 2: la final B del K-2 1.000 metros con Pelayo Roza y Cristian Silva, y la final en K-1 200 metros con Joan Agustín Bargaoanu, con un segundo puesto en C-2 1.000 metros conseguido por Rogelio Figueiras y Moushine Moutair. Una categoría en la que el piragüismo español ha demostrado que tiene cantera suficiente para el equipo Senior.

VAVEL Logo