D-Link Zaragoza se deja dos puntos en los últimos 80 segundos
Iván Bernad inicia una jugada con Jorge Santos | Foto: Rubén Losada / FotgrafiArte

D-Link Zaragoza y Santiago Futsal enfrentaban dinámicas contrapuestas en un atípico miércoles de fútbol sala. El partido se antojaba vital para las aspiraciones de ambos equipos. Para los locales conseguir los tres puntos era un obligación para seguir con paso firme hacia la Copa de España, mientras que para los visitantes, con nimias opciones coperas, el partido iba a servir como prueba para comprobar el nivel real del equipo, que la semana pasada endosó un abultado 10-1 al Elche.

Santiago golpea primero

Cuando el público aún estaba tomando asiento en un Siglo XXI más frío que de costumbre, llegaba el primer revés para los locales. Antonio Diz aprovechaba un fallo en la salida de Iván Bernad, que dejó muerto el balón a 10 metros de la portería, para marcar sin dificultad el primero de sus tres goles de la noche.

Antonio Diz abrió el marcador aprovechándose de un error en la salida de Iván Bernad

Los colegiados también quisieron formar parte del espectáculo, y pronto dieron comienzo a su "obra". Tres amarillas en los primeros cinco minutos, dos de las cuales más que rigurosas, sirvieron de prolegómeno. En medio de esta nube de faltas, D-Link presionaba arriba la salida de balón gallega, provocando varias pérdidas gallegas en campo propio. Jorge Santos fue el primero en probar a Iker, que despejó el disparo escorado del ala madrileño. Poco después José Carlos lo intentaba por bajo, pero otra vez Iker lograba atajar el balón. En lo que respecta a los visitantes, Quintela y Catela, que volvía al Siglo XXI tras una turbia salida a finales de este verano, eran los que más peligro llevaban a la meta de Iván.

D-Link da la vuelta al marcador

Poco a poco el partido fue cayendo del lado local. Caio Alves estaba a punto de marcar el empate, pero su disparo se perdería a escasos centímetros del palo. La siguiente no fallaría. El ala-cierre hispano-brasileño marcaba el gol del empate tras una recuperación de Retamar cerca del área gallega. Un minuto después Richi Felipe puso el 2-1 desde el segundo palo, aprovechando una asistencia de Jorge Santos, el cual había recorrido toda la banda izquierda zafándose de todo aquel que se interponía en su camino.

Caio Alves y Richi Felipe consiguieron darle la vuelta al marcador

De aquí hasta el descanso apenas se sucedieron un par de ocasiones. Iván Rumbo era quien más cerca estuvo del gol. El ala coruñés condujo una contra que precisión que solo Iván Bernad fue capaz de desbaratar. Con el 2-1 y los nervios de ambos conjuntos a flor de piel se llegaba al descanso.

El paso por las duchas no sirvió para calmar los ánimos. Nada más reanudarse el partido, Tejel tenía la primera ocasión, que era atajada por Iker. Poco después llegaría el premio para los locales. Nano cruzaba el balón tras una jugada de estrategia botada por Retamar. Los de Quique Soto seguían volcados en el ataque, algo que aprovechaba Tejel para disparar al palo tras un saque de banda.

Cuando mejor estaban los aragoneses, llegaba el golpe gallego. Antonio Diz quitaba las telarañas de la escuadra de Iván Bernad tras un saque desde la banda izquierda.  Este gol no minó la moral de D-Link, que poco después lograba aumentar distancias gracias a Jorge Santos, que hacía el 4-2 tras una cabalgada por banda marca de la casa para después picar el balón por encima de Iker.

Antonio Diz recortaba distancias pero Jorge Santos minutos más tarde volvía a ampliar la renta

Los de Quique Soto parecía tener el partido bajo control, jugando al ritmo que ellos querían. A falta de 14 minutos para el final, el partido iba a dar un vuelco que a la postre resultaría fatal para D-Link. Retamar era expulsado por doble amarilla y dejaba a su equipo en inferioridad. El equipo xacobeo tuvo varias ocasiones para reducir distancias, incuído un disparo que Nano Modrego salvó sobre la linea de gol. Finalmente Catela, en superioridad numérica y tras una buena circulación de balón lograba poner el 4-3.

Valladares arriesga y (casi) gana

Santi Valladares estaba decidido a ir a por el partido, por lo que sacó Álex Diz como portero-jugador a falta de 9 minutos para el final. Quintela estaba a punto de lograr la igualada, pero el protagonismo iba a estar en su propia área. Dani Montes salvaba con la mano un gol cantado de Jorge Santos, quien había dejado tumbado al meta visitante y a un par de defensas. Esta mano le suponía ver la cartulina roja, además del consiguiente lanzamiento de penalti. Contra todo pronóstico, Nano Modrego erró el lanzamiento, el cual detuvo Iker, que adivinó el lado por el que el pívot maño lanzó el balón. Tras varios intentos, Hugo Sánchez puso el 5-3 en el marcador al marcarse en propia tras un disparo de Tejel.

Santi Valladares optó por el portero-jugador a falta de 9 minutos para el final del encuentro

Con 5-3 en el marcador y solo dos minutos por delante, los tres puntos parecían que se iban a quedar en el pabellón maño. Pero si en el último partido en el Siglo XXI D-Link Zaragoza era quien conseguía empatar el partido sobre la bocina, esta vez iba a suceder algo parecido pero con distinto color: el negro que vestía Santiago Futsal. A 1:20 del final entre Tejel y Villanueva introducían en propia un tímido disparo lateral de Quintela, lo que suponía el 5-4. 20 segundos después Antonio Diz completó su hat-trick al culminar en el segundo palo un rápido ataque santiagués que pilló descolocada a la defensa zonal del conjunto local.

Jarro de agua helada para los aragoneses, que aún verían como Víctor Tejel se iba a los vestuarios antes de tiempo al ver la segunda amarilla a 12 segundos del final tras un agarron para evitar una contra. Con los locales con uno menos y el 5-5 luciendo en el marcador se llegó al final de este encuentro, que deja tocados a los de Quique Soto en su camino a Guadalajara. Por su parte, Santiago continúa con su reacción y hace que la clasificación se apriete por la zona media-baja.

VAVEL Logo