Natación Río 2016. Gemma Mengual & Ona Carbonell: hechizo de sirenas en aguas brasileñas
Dúo de altura Foto: Agencia EFE

Es costumbre ver a las nadadoras de la sincro española deleitando con coreografías acuáticas de calidad excepcional a jueces y espectadores. Sin embargo, pocas veces se ha visto un dúo tan perfecto y explosivo como el formado por las catalanas Ona Carbonell y Gemma Mengual. La primera, es  capitana del Equipo Español, y la segunda, es la nadadora española más laureada de las historia. Y juntas el mejor dúo de natación sincronizada de todo el preolímpico y posiblemente de toda la villa olímpica.

Gemma Mengual

Gemma pertenece al selecto grupo de deportistas que conocen es esfuerzo y el sacrificio desde pequeños. Con tan sólo ocho años se zambulló en la piscina y hasta hoy no ha salido de ella. De esto, habría que culpar, o mejor dicho darle las gracias, al Club Natación Kallipolis de Barcelona dónde conoció a una de las cosas que más alegrías le ha dado de la mano de Anna Tarrés, la natación sincronizada.

Desde que en 1994 fue subcampeona juvenil de Europa, la Sirena de Barcelona no ha dejado cosechar éxitos propios y para el deporte español. Ha participado en todas las categorías que conforman la natación sincronizada, desde el solo hasta el ejercicio en equipo. La nadadora española más laureada de la historia colecciona en su palmarés la cantidad de 47 medallas, de las cuales 17 son de oro, 18 de plata y 12 de bronce. Con los de Río de Janeiro, Mengual acudirá a sus cuartos Juegos Olímpicos. Los primeros fueron Sídney 2000, luego los de Atenas 2004 y los últimos Pekín 2008. Pocos meses antes de Londres 2012, la nadadora anunciaba su retirada de las piscinas. Retirada que no sería definitiva.

Foto: Gemma Mengual
Foto: Gemma Mengual

Como datos curiosos se podría destacar que es la única nadadora del mundo que ha conseguido cuatro medallas de oro en los Campeonatos Europeos de Natación. Consiguió la medalla de oro de la Real Orden del Mérito deportivo y el Premio Nacional del deporte por la mejor deportista española del año.

Ona Carbonell

La joven catalana comenzó en la natación sincronizada a los 10 años, en el CN Kallipolis, al igual que su compañera de dúo. Desde muy pequeña tuvo claro que el deporte era lo suyo, empezó practicando gimnasia rítmica, hasta que su pasión por el agua le llevó a saltar a la piscina. Ha formado parte del Equipo Español de Natación Sincronizada desde los 14 años

A sus 26 años la joven catalana se ha colgado a lo largo de su carrera hasta 90 medallas, de las cuales 40 son de oro, 26 de plata y las restantes de bronce. Teniendo en cuenta no sólo los grandes campeonatos que ha disputado como los cuatro Mundiales de Natación absolutos, los dos preolímpicos y unos Juegos Olímpicos, que con los de Río de Janeiro serán dos. Sino también el resto de competiciones por las que ha pasado como el Trofeo Infantas, el Trofeo de Castellón de la Plana, etc. y en todas las modalidades. Por lo que aún no supera a Gemma Mengual en el palmarés conseguido entre campeonatos europeos, mundiales y Juegos Olímpicos. En 2013 consiguió la medalla de plata de la Real Orden del Mérito Deportivo.

Sin embargo, de todas esas medallas, la que mejor le sabe es la plata que consiguió en dúo con Andrea Fuentes en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.  Ahora, en el parque acuático de Maria Lenk, Ona buscará decorar su colección con el oro olímpico con otra compañera de dúo excepcional como es Mengual.

Foto: Ona Carbonell
Foto: Ona Carbonell

Hecha la presentación de las sirenas españolas, es preciso explicar de alguna manera de dónde proviene la magia de la natación sincronizada. Y es que el parque acuático M. Lenk acogerá durante el mes de agosto una de las disciplinas deportivas más exigentes de todas las que conforman la competición mundial. Agilidad, fuerza, resistencia, flexibilidad y ritmo envueltos de delicadeza y elegancia definen a la sincro. Un deporte, en el que la creatividad, la puesta en escena y la música también juegan un papel muy especial, convirtiéndolo en uno de los más bonitos que se verán en Río de Janeiro.

De todo ello, son más que conscientes las representantes españolas que durante meses han trabajado duro, esforzándose día a día para preparar nuevas coreografías acuáticas, pulir sus movimientos y adaptarse la una a la otra. Un combinado de explosividad y potencia junto a la tan característica expresividad de las españolas que hará del baile acuático un espectáculo.

El dúo del verano y su trayectoria olímpica

El dúo sincronizado ya está en Río. Unido por una misma pasión, la natación sincronizada. Y también por una misma misión, llevarse el oro a casa en la 31ª cita olímpica de verano. Pero, como las protagonistas comentaban, sin perder la ilusión y disfrutando al máximo de la competición.

Algo que no será difícil porque las españolas pueden presumir de tener una conexión especial, se conocen desde  hace mucho y además tienen personalidades muy parecidas. Son puro positivismo y energía tanto dentro como fuera del agua, lo que ha facilitado el trabajo en los últimos meses. Ona llegó a la élite del deporte de la mano de Gemma, y precisamente la joven fue una de las principales responsables de la vuelta de la veterana.

Gemma Mengual es el ejemplo perfecto de esas personas que creen que los sueños se persiguen hasta que se consiguen. Por eso, cuando Carbonell la llamó, tras el Mundial de Kazán, para pedirle que fuese su pareja de dúos en los Juegos Olímpicos de Brasil, la veterana no necesito más que un par de días para dar el sí y saltar a la piscina. Lo que supone el regreso de la bailarina acuática por todo lo alto, a la máxima competición. Tras hacer oficial su vuelta en Kazán junto a su pareja de dúo mixto Pau Ribés. Kazán fue decisivo, ya que fue entonces cuando sus ex entrenadoras se dieron cuenta que tenían envenenarla con el encanto de la competición para que volviese.

Gemma y Ona con Esther Jauma Foto: Ona Carbonell
Gemma y Ona con Esther Jauma Foto: Ona Carbonell

Al principio se veía como una apuesta arriesgada tanto por la exigencia física como mental que exige la competición. Sin embargo, a sus 39 años Mengual llega a Río en plena forma física, tras el descanso, su talento brilla el triple y junto al de Ona hacen de ellas un dúo intratable por los demás rivales. Excapitana y capitana están preparadas para bailar con coreografías de vértigo, llenas de fuerza, frescura, elegancia y perfección. Así lo demostraron en el preolímpico dejando claro quién manda en las piscinas brasileñas, al hacerse con el billete de oro para los juegos. Pero eso no les librará de hibridarse con guerreras para defender esa posición a la hora de la verdad, ya que sus rivales podrían crecerse en aguas cariocas, sobre todo Rusia, China, Japón y Ucrania.

Además, ante la ausencia del Equipo Español en el torneo, la primera desde hace doce años. El dúo catalán será el máximo y único representante de la natación sincronizada española en Río de Janeiro.

Los últimos recuerdos olímpicos de las bailarinas acuáticas catalanas son de color plata y bronce.  Ona llega de Londres 2012,  habiendo ganado la plata en la modalidad de dúo con Andrea Fuentes y el bronce en  la modalidad de equipos, en su primera cita olímpica. Para tomar referencias sobre Gemma hay que retroceder un poquito más, hasta Pekín 2008 de donde volvía con dos medallas de plata, tanto en dúo como en equipo, de los que parecían que serían sus últimos Juegos Olímpicos. Las sirenas tienen la misión de crear nuevos recuerdos olímpicos, de conseguir el sueño dorado.

A falta de 8 días para que comiencen los 31 Juegos Olímpicos de verano, sólo queda recordar las palabras de la Gemma Mengual, que afirmo: “Si no supiese que podemos ganar, no estaría aquí”.

Foto: FINA
Foto: FINA
VAVEL Logo