Katie Ledecky, universitaria de lujo
Katie Ledecky en 2016. Foto: zimbio

Una de las joyas de la natación estadounidense se hace mayor y busca nuevos retos tanto profesionales como personales. La entrada en la universidad es un motivo de incertidumbre, esperanza e ilusión para cualquier joven, y más para toda una campeona olímpica como Katie Ledecky. La Universidad de Stanford es el agraciado centro en el que la ganadora del oro en Río de Janeiro 2016 en las pruebas de 200, 400 y 800 metros libres y en relevos 4x200 metros desarrollará su carrera como nadadora en el próximo olímpico.

La universidad de Stanford no obtiene el título nacional desde 1998

Con el objetivo de erigirse en una de las mejores de la historia de la natación, la nacida en Washington retrasó un año su incorporación a la universidad para poder preparar totalmente los Juegos Olímpicos, pero el fin de los mismos y el inicio de unas nuevas Olimpiadas, han hecho efectiva su entrada la universidad. 

Fue recibida como una auténtica estrella, al tener puestas en Stanford muchas esperanzas en ella, viéndola como la hija pródiga que devolverá a la universidad a la élite de la natación estadounidense. Ya lo hizo Janet Evans, otro mito de la natación estadounidense, ganadora de cuatro oros olímpicos (tres en Seúl 1988 y uno en Barcelona 1992), y que llevó a Stanford a lo más alto tanto en lo deportivo como en lo mediático, haciendo una gran promoción del centro universitario.

La entrada en la universidad supone abandonar la posibilidad de contar con contratos de patrocinio, algo que a los 19 años no parece ser una prioridad para Ledecky, y que demuestra su verdadero amor por este deporte. "Sólo tengo 19 años. Me divierto siendo amateur. Soy feliz con lo que soy en la natación y en la vida, y sólo quiero representarme a mí, a mi familia, a mi entrenador y a mi equipo", declaró.

Ledecky está meditando si estudia Políticas o Psicología, pero de lo que no tiene dudas es que se dejará el alma en la piscina por defender a su universidad y obtener el rodaje necesario para llegar a Tokio 2020 en plenas condiciones. La final de la NCAA se producirá entre el 15 y 18 de marzo de 2017, y su compromiso es firme durante toda su carrera universitaria, puede convertirse en la mejor nadadora de la historia en campeonatos entre universidades.

VAVEL Logo