Previa Bills vs Texans: Deshaun Watson contra la mejor defensa de la liga
Fotomontaje NFL Vavel

Partido a prior bastante igualado entre el campeón de la AFC Sur, Houston Texans (seed#4) ante los Buffalo Bills (seed #5) que poseen posiblemente una de las mejores defensas de la liga. Será capaz Deshaun Watson de batir a la rocosa defensa de los Bills. A continuación, las posibles claves del partido.

Cuando Buffalo ataca…

La actuación de Josh Allen será sin duda una de las claves del encuentro. Cuando el quarterback de los Bills está bien el ataque lo nota.

Josh Allen logrado un touchdown (Fuente :Jeffrey T. Barnes)
Josh Allen logrado un touchdown (Fuente :Jeffrey T. Barnes)

Las estadísticas de Allen en las 10 victorias de su equipo son realmente buenas (15 touchdowns, 6 intercepciones, 65% de pases completos y QB rating de 69%). Sin embargo, cuando el rendimiento de Allen baja su equipo se resiente. Sus números en las derrotas de los Bills así lo demuestran. 5 touchdowns, 3 intercepciones, 48,6% pases completos y QB rating de 67,8) fueron sus pobres estadísticas en las 6 derrotas de su equipo.  Es obvio que el rendimiento de Allen es un buen termómetro para saber el devenir de su equipo.

Pero para que Allen funcione, necesita protección de su offensive line y controlar el pass rush de Houston. La offensive line de Bills no ha destacado por proteger a su quarterback, al contrario, han permitido 40 sacks. Por su parte la defensa de Houston tampoco ha destacado poniendo presión en los quarterbacks rivales. Es la defensa #26 de la liga en número de sacks conseguidos y la penúltima en cuanto a presión al quarterback (QB pressure) se refiere. Pero la posible vuelta del defensive end J.J. Watt (4 sacks en 8 partidos antes de su lesión de pectoral) activado de la “injured reserve” podría ser clave en la mejoría de la defensa de Houston, no sólo por su juego, sino por el liderazgo y experiencia que trasmite a sus compañeros. Buffalo deberá decidir si poner “double team” al defensive end de los Texans.

La vuelta de J.J.Watt  puede ser clave (Fuente:houstontexans.com)
La vuelta de J.J.Watt puede ser clave (Fuente:houstontexans.com)

En un partido rocoso y duro, el control del reloj será muy importante. El juego de carrera de Buffalo será otra de las claves del encuentro. Los Bills son es el octavo equipo de la liga en el ataque terrestre. Promedian 128,4 yardas/partido y basan juego de carrera en su running back rookie Devin Singletary (775 yardas y 2 touchdowns), el propio Josh Allen (510 yardas y 9 touchdowns) y el veterano Frank Gore. La defensa de Houston no ha destacado precisamente por parar la carrera. Es la defensa número 25 de la liga en yardas por partido, la número 27 en yardas por intento y la número 26 en yardas permitidas a los quarterbacks rivales.  A priori aquí podría tener ventaja el equipo de Buffalo

Respecto al juego de pase, no es uno de los puntos fuertes del equipo de Buffalo, destacando la conexión Allen-Cole Beasley sobre todo en tercer down.  No obstante, no hay desestimar el poderoso brazo de Allen que le hacen conseguir “big plays” (ocupa el puesto 14 en la liga en número de jugadas de más de 20 yardas) que pueden ser un alivio para el ataque, tal y como ocurrió en el partido contra New England. El principal problema viene del “accuracy” del quarterback, puesto que ocupa los últimos lugares de la liga en yardas por partido, rating, así como en pases completados.  Enfrente tendrá una defensa contra el pase bastante floja. Siendo de las peores tanto en yardas por partido (puesto 29 de la liga) como en rating (#25), y en jugadas de más de 20 yardas (#25).

Como resumen, si Josh Allen logra recibir protección, asentar el juego de carrera, y realizar pases sencillos (checkdowns) evitando lanzamientos forzados, Buffalo puede tener cierta ventaja. Ya que la defensa de Houston es la última de la liga en tercer down y en situaciones defensivas en la red zone.  

¿Qué hay en el ataque de Houston?

Qué decir del ataque de tu equipo cuando tu quarterback ha estado gran parte del año en las discusiones por ser declarado MVP. Deshaun Watson ha demostrado ser uno de los grandes quarterbacks de la liga. Sus números así lo atestiguan. Ha logrado 26 touchdowns, 12 intercepciones, 413 yardas de carrera para 7 touchdonws.

Deshaun Watson lanzando un pase (Fuente: houstontexans.com)
Deshaun Watson lanzando un pase (Fuente: houstontexans.com)

Watson es el auténtico líder del ataque y todo ello a pesar de la escasa protección que recibe de su línea ofensiva.  Año si y año también la protección de pase ha sido una de las debilidades del equipo de los Texans.  Incluso después de fichar al left tackle Laremy Tunsil. Los Texans han permitido 49 sacks y 93 “quarterbacks hits” durante esta temporada. Para tratar de mejorar la protección de su quarterback, Houston suele atacar con “personnel 12 (1 running back, 2 tight ends, 2 wide receivers) con los 2 tight ends (normalmente Darren Fells y Jordan Akins) actuando como “extra-blockers” ayudando en protección a Watson.

Respecto al juego de carrera, Houston ha promediado 125,6 yardas/partido y 4,4 yardas/carrera destacando Carlos Hyde (1070 yardas, 6 touchdowns y 4,4 yardas/carrera). Hyde se ha beneficiado de la gran capacidad de Deshaun Watson para interpretar jugadas de read-option. No obstante, la defensa de Buffalo ha logrado parar el juego de carrera durante la temporada, aquí será importante si finalmente defensive end de Buffalo, Shaq Lawson (7 sacks) puede superar su lesión y jugar el partido, de no ser así Houston tendrá una pequeña ventaja.  

Será el juego de pase de Houston otra de las claves del encuentro. Houston cuenta con uno de los cuerpos de receptores más completos de la liga. DeAndre Hopkins destaca por encima de todos y seguro que Buffalo se pensará si ponerle doble cobertura. De esto se podrían beneficiar, Kenny Stills o Will Fuller.  Pero el juego de pase de Houston va más allá de sus wide receivers. Destacan el tight end Darren Fells y el running back Duke Jhonson. Fells con 34 recepciones para 341 yardas y 7 touchdonws posee una estadística curiosa, cada vez que ha anotado un touchdown en un partido los Texans tienen un record de 5-0. Por su parte Jhonson tiene 44 recepciones para 410 yardas y 3 touchdonws.

Como contrapunto, Buffalo ha destacado también por su defensa contra el pase. Los Bills son el quinto equipo que menos yardas ha permitido en pases a wide receivers, segundo que menos yardas ha permitido en pases a tight end. En la secundaria de los Bills destacan el safety Micah Hyde (72 tackles y 2 fumbles forzados) y el left cornerback Tre’Davious White (6 intercepciones).

Durante la temporada, la defensa de los Bills ha demostrado ser una de las más fuertes de la liga, y especialmente en tercer down. Si Houston no es capaz de conseguir yardas en el primer y segundo down (empleando sobretodo read-option de Watson) para así tener terceros down cortos, la defensa de Buffalo terminará por imponerse.  

El duelo

Todo apunta a que uno de los duelos del partido será el enfrentamiento entre el wide receiver de Houston DeAndre Hopkins y el cornerback de Buffalo Tre’Davious White.

DeAndre Hopkins logrando una recepcion (Fuente:houstontexans.com)
DeAndre Hopkins logrando una recepcion (Fuente:houstontexans.com)

Hopkins ha conseguido 104 recepciones para 1165 yardas y 7 touchdowns, y tiene la habilidad de aparecer cuando su equipo lo necesita.

Por su parte White ha destacado como uno de los mejores cornerbacks de la liga. Ha logrado 58 tackles, 6 intercepciones y ha “deflectado” 17 pases. Cada vez que los quarterbacks rivales han lanzado al receptor cubierto por White han tenido un rating del 45%.

Sin duda quien salga victorioso de este duelo puede encauzar la victoria de su equipo.

VAVEL Logo