Duplantis, el récord del Mondo
Foto: IG @coopsrun // Twitter Diamond_League
Fotomontaje: Silvia Rueda Lozano

Muchas cosas en la vida están regidas por el tiempo. Hay muchas expresiones en castellano que usan la palabra tiempo: a medida que pasa el tiempo, tiempo al tiempo, estar a tiempo, una cuestión de tiempo, a contratiempo... Todo necesita tiempo para ser. Pero el tiempo, para seguir siendo necesita otras cosas: sincronización, persistencia, impulso, y mucha, mucha paciencia.

Cualquier atleta conoce esta ley de vida. Saben que las marcas no aparecen en el marcador sólo porque ocurren. Necesitan tiempo. Y trabajo. Y confianza en sí mismos y en el deporte que practican. Las marcas no son un truco de magia. No son sólo números. Son mucho más. Cuentan historias, tienen una historia detrás y hacen historia.  Es curioso, ¿no?

Mondo Duplantis lo sabe. Tal vez, nunca ha dicho una palabra sobre esta afirmación, pero sabe que el récord mundial de 6,15 metros al aire libre que estableció en Roma el pasado 17 de septiembre no es sólo una marca. 6,15 metros no es sólo un segundo intento de salto superado por suerte después de toda una extraña temporada tratando de lograr este objetivo. Él lo sabe. Pero esta es la noticia: Duplantis estableció un nuevo récord mundial al aire libre en Roma a la edad de 20 años el pasado 17 de septiembre. También rompió el récord de la Liga Diamante, estableció un nuevo récord nacional en Suecia, y una nueva marca de reunión en Roma... Tantas cosas en un solo salto.

La marca de 6,15 metros de Duplantis cuenta, como cualquier otro registro, como hemos dicho líneas antes, una historia. Si le preguntas a Mondo el mes que viene, el año que viene, o incluso la próxima década sobre esa ocasión en la que saltó más alto que cualquier otro saltador de pértiga en la historia de la disciplina, tal vez te diga sus sentimientos al respecto: "Es un alivio", admitió para World Athletics minutos después de uno de los mayores momentos de su corta pero intensa carrera.

Esta reunión de la Diamond League en Roma ha sido particularmente irregular para Mondo Duplantis. Tuvo "muy buenos saltos hoy y muy malos saltos", como dijo en la entrevista. Comenzó saltando 5.45, una altura que siempre ha dejado de lado durante toda la temporada. Luego intentó 5.70, saltándose los intentos a 5.60. Pasó 5,70 y 5,80 en el primer salto, pero el fallo en 5,85 en el primer intento le preocupó. Duplantis admitió que esta irregularidad era inesperada y "extraña" para él. Sabe cómo se siente cuando está en el momento y en el lugar adecuados, como en febrero cuando rompió el récord mundial dos veces. Así que decidió centrar su objetivo esa noche en ganar, en lugar de romper el récord. Y lo hizo. "Después de saltar seis metros, me di cuenta de que tenía el potencial para hacer 6,15 hoy, así que... Es un alivio. Ha sido como quitarme un peso de encima", concluyó Mondo.

La otra historia que cuenta este récord es más bien un dato curioso. Como se lee en el titular de este artículo, es bastante divertido y fácil hacer un juego de palabras con esta noticia. El verdadero nombre de Mondo Duplantis es Armand. Su apodo, 'Mondo' viene de una vez que un amigo italiano de su padre lo llamó así. "Mondo" en italiano significa "mundo", y Duplantis ha roto este récord mundial en la histórica capital de Italia. Por lo tanto, blanco y en botella.

Pero, como también se decía anteriormente, los récords tienen una historia detrás.

Hay mucha confusión con el récord mundial de salto con pértiga. Esta disciplina es la única en la que se puede batir un récord mundial en interiores o exteriores. El antiguo poseedor del récord mundial, Renaud Lavillenie, estableció el récord mundial hace seis años con 6,16. Era en pista cubierta, y rompió el récord de Sergey Bubka en pista cubierta, establecido en 6,15 en 1993. Ambos eran récords mundiales, pero sólo uno de estos atletas era el hombre que había saltado más alto en la historia del salto con pértiga: Bubka.

Hace 26 años, Bubka estableció el récord mundial al aire libre con 6,14. Parece bastante confuso y tonto separar ambos récords: interior y exterior. Pero tiene una explicación simple. Ambos son récords, pero el de interior es más fácil de batir que el de exterior. ¿Por qué? El exterior tiene desventajas como el clima, el viento o incluso la iluminación (como en la reunión de Lausana) que pueden distraer al saltador. Estos inconvenientes pasaron factura a Duplantis en el encuentro de Berlín y Estocolmo cuando intentó superar a Bubka.


En Roma, el tiempo estaba en su punto y no había viento, así que todo estaba en manos de Mondo. Y lo logró.

Todo este logro de récord mundial al aire libre ha sido sólo cuestión de tiempo. Desde que rompió el récord mundial el pasado febrero, era hora de que consiguiera el récord al aire libre. Lo ha intentado una y otra vez, reunión por reunión durante esta extraña temporada de atletismo hasta que lo ha conseguido. Ha sido persistente, paciente y ha trabajado duro para estar en el lugar correcto, en el momento adecuado, para tener el momento de su vida. El salto con pértiga corre por sus venas y sólo tiene 20 años. Todavía tiene una larga carrera que disfrutar.

Mondo Duplantis nació para volar, y va a volar durante mucho tiempo.

VAVEL Logo