Gustavo Afoldo Bécquer, periodista del siglo XIX
Retrato de Gustavo Adolfo Bécquer, pintado por su hermano. Fuente: Wikicomons

Gustavo Afoldo Bécquer, periodista del siglo XIX

Quizá pueda extrañar el mencionar este nombre como un ejemplo del periodismo del siglo XIX. Sin embargo y como bien han demostrado expertos como María del Pilar Palomo, Rafael de Montesinos o Fernando Iglesias Figueroa, la figura del Bécquer periodista ha sido infravalorada e ignorada por su legado poético. 

borja-patron
Borja Patrón Sánchez

“Frente a su leyenda se alza la figura de ese otro Bécquer, con los pies en el suelo de su coetaneidad, y zarandeado, como todos sus contemporáneos, por los vaivenes de la política. En realidad es casi recurrir a lo utópico suponer otra cosa en un periodista profesional que ejerció su trabajo en el Madrid de 1860 a 1870”.  Aunque parezca curioso, Bécquer en vida no llegó a publicar ningún libro u obra que le encumbrara como poeta. Rafael de Montesinos describió a Bécquer como un hombre pudiente y reservado en el tema de sus obras poéticas. El sevillano prefería mantener las formas y dedicar su actividad laboral al periodismo. Solo catorce de sus 70 rimas fueron publicadas en la prensa a lo largo de 12 años de trabajo.

A la muerte de Bécquer, sus amigos le describieron como poeta pues como periodista fue un hombre conservador, cercano a la línea política de Narváez. Su figura poética y mística es una construcción de sus cercanos que querían dotar al hombre de un halo casi angelical. Campillo escribió una biografía donde al mencionar los artículos políticos de su difunto amigo, se apresura a disculparle de este modo: “Como todo en nuestro país lo absorbe la política, en ella casi siempre se ve obligado el escritor a buscar los recursos que en el cultivo de las letras no halla, sentando plaza bajo tal o cual enseña política, y convirtiéndose de publicista en jornalero asalariado de la publicidad, que a veces desarrolla proyectos que no entiende, sustenta opiniones que no le importan, y se propone casi diariamente como supremo fin el llenar determinado número de cuartillas para aplacar la voracidad de ese insaciable monstruo llamado prensa periódica” .

Libro sobre la faceta periodística de Bécquer
Libro sobre la faceta periodística de Bécquer

Esta supresión de su obra periodística ha supuesto el desconocimiento de una parte de la vida de Bécquer, el cual sabemos que en muchos casos no vivía de la prensa y que escribía por gusto. Los mayores ingresos le vienen de su trabajo como censor en los años 1867-68. María del Pilar destaca que aunque quizá comenzó haciendo las crónicas de sociedad por obligación, acabó disfrutando de su trabajo. Bécquer escribe un tipo de artículo denominado “Narrativo” y “Epistolar”. El primero adopta la forma de un cuento o relato donde el poeta, a través de sus ojos, narra una historia o acontecimiento en primera persona, dando detalles muy pormenorizados sobre el nudo de la historia contada. El segundo adopta el formato de una carta donde el autor escribe desde un determinado lugar mientras reflexiona, filosóficamente en algunos casos, sobre algún tema de actualidad o social. Por supuesto, cultivó los demás géneros periodísticos de la época, pero estos dos son los más comunes dentro de su obra.

Imagen poco usual del escritor. Fuente: Wikicomons
Imagen poco usual del escritor. Fuente: Wikicomons

La trayectoria periodística de Bécquer, como redactor y no simple colaborador, comienza en 1860 en el ya mencionado El contemporáneo, recién fundado por el Marqués de Salamanca. Estaba adscrito al partido moderado y conservador de Narváez  y del ministro Luis González Bravo, futuro mecenas del joven periodista. En este diario es donde Bécquer publica la mayoría de sus artículos más conocidos y las series más literarias. El siguiente destino de Bécquer es la publicación de Gaspar y Roig, “El Museo Universal”, donde trabajaba su hermano Valeriano como dibujante. Comenzando en 1865, Valeriano publicaba grabados costumbristas que Bécquer comentaba. Estos comentarios reflejan la realidad que se da en el grabado aunque en muchos casos Bécquer se deja llevar por su personalidad romántica evocando escenas oníricas y surrealistas.

Grabado de Valeriano que representa a Bécquer dibujando también. Fuente: Wikicomons
Grabado de Valeriano que representa a Bécquer dibujando también. Fuente: Wikicomons

Bécquer redacta 32 artículos para El Museo donde comenta los sucesos de la semana. La firma iba en nombre de Bécquer, que como director de la misma, debía asumir la responsabilidad que se le pudiera atribuir por la redacción de la misma. En estos artículos Bécquer comenta estrenos, libros, sucesos políticos extranjeros, etc. En todo momento lo hace con elegancia pero también satirizando de un modo que conecta mucho con Larra. Al igual que este, en un artículo sobre el carnaval, usa esta metáfora para criticar fuertemente la actitud de los falsos poderosos que usan y abusan de su poder para sus propios fines. Bécquer quiere evadirse de esa realidad política al igual que hacía Larra.

Grabado de Valeriano realizado mientras viajaba con su hermano. Fuente: Wikicomons
Grabado de Valeriano realizado mientras viajaba con su hermano. Fuente: Wikicomons

La última revista donde trabaja Gustavo y que llega a dirigir en 1870, es La Ilustración de Madrid, fundada por Eduardo Gasset y Artime. El 12 de enero se estrena en la misma a la vuelta de su viaje a Toledo. En esta revista Bécquer se dedica a defender el arte y los monumentos españoles, exaltando las tradiciones y costumbres españolas que tanto le maravillaban. No siempre usaba un tono estrictamente arqueológico, de nuevo en muchos casos se deja llevar por los sentimientos románticos que tanto le caracterizan.

Un 22 de diciembre y poco después de que su hermano muriera, Gustavo Adolfo Bécquer fallecía en su hogar con dos últimas peticiones: que publicaran sus rimas y que cuidaran de sus hijos. Con la labor de sus cercanos, el Bécquer periodista quedaba silenciado por muchos años pero a día de hoy hemos conseguido devolverle la voz y destacar su importancia en la historia del periodismo español.

Bibliografía:

  • ESTRUCH TOBELLA J. “Bécquer Periodista. Artículos políticos” (2016). FUNDACIÓN UNIVERSITARIA ESPAÑOLA. Madrid
  • FIGUEROA IGLESIAS F. “Gustavo Adolfo Bécquer, Páginas desconocidas” (1985). Renacimiento. Madrid
  • MONTESINOS R. “Bécquer, biografía e imagen” (2005). Fundación José Manuel Lara. Sevilla
  • PILAR PALOMO M. “Bécquer periodista, Trayectoria de un periodista” (2016). FUNDACIÓN UNIVERSITARIA ESPAÑOLA. Madrid
  • ROMERO TOBAR L. “Bécquer Periodista, Cartas literarias a una mujer” (2017). FUNDACIÓN UNIVERSITARIA ESPAÑOLA. Madrid
  • RUBIO JIMÉNEZ J. “Bécquer Periodista, Desde mi celda: un singular reportaje periodístico” (2017). FUNDACIÓN UNIVERSITARIA ESPAÑOLA. Madrid
VAVEL Logo