Flashback San Marino 2006: Alonso, Schumacher e Ímola. Parte 2
Flashback San Marino 2006: Alonso, Schumacher e Ímola. Parte 2 | Fotomontaje: Martín Velarde (VAVEL)

El Gran Circo llegaba a la cuarta cita de la temporada, al mítico circuito de Imola, escenario de grandes carreras y de grandes tristezas también. Fue en ese mismo trazado donde el, para muchos, mejor piloto de la historia dijo adiós tras una desafortunada salida de pista. Ayrton Senna perdía la vida el 1 de mayo de 1994 a manos de su Williams FW16. El brasileño perdió el control de su monoplaza y se fue directo al contra el muro. Curiosamente, un día antes había fallecido otro piloto, el austríaco Roland Ratzenberg, lo que ratificó que Imola era un trazado peligroso e impredecible.

No obstante, un año antes – de la carrera que vamos a rememorar- se vivió uno de los mejores duelos jamás vistos entre los dos pilotos que volverían a ser protagonistas al año siguiente. Fernando Alonso y Michael Schumacher lucharon codo con codo por la victoria. El asturiano tenía que aguantar detrás suya a todo un siete veces campeón del mundo con el hándicap de tener un problema en el motor de su Renault. No obstante, la alta dificultad de adelantar en Imola y las manos de Fernando, que supo aguantar las acometidas del 'kaiser', hicieron que el español se llevara la victoria. Pero el destino quiso que la situación se repitiese pero al revés, por lo que al año siguiente fue Michael el que tuvo que aguantar a Fernando casi la mitad de la carrera.

Fuente: Motorsport-Magazin.com
Fuente: Sutton Images

La posición del Schumacher ya era favorable desde la clasificación, ya que salía desde la pole position, seguido de los dos Honda de Button y Barichello y de su compañero de equipo Felipe Massa. Justo detrás de Massa, en quinta posición, salía Alonso que tenía claro que la salida iba a ser fundamental. Por detrás de Fernando, y en posiciones más retrasadas, salían los McLaren de Montoya y Raikkonen, séptimo y octavo respectivamente, y su compañero Giancarlo Fisichella, quien se quedó a las puertas de la Q3.

El Gran Premio de San Marino dio el pistoletazo de salida y Schumacher puso tierra de por medio desde el inicio. El alemán mantuvo su primera posición, al igual que Button que se mantuvo segundo. No obstante, fue Barichello quien perdió metros en la salida y se vio superado por Massa y Alonso. En esa primera vuelta, un choque entre Albers e Ide hizo que saliese el coche de seguridad. El japonés impactó contra el holandés, que nada pudo hacer para evitar el choque y dar varias vueltas de campana.

Fuente: Motorsport-Magazin.com
Fuente: Sutton Images

La carrera se renaudó en la vuelta 2 y Schumacher siguió a lo suyo. El de Ferrari abrió más brecha con un Button que era seguido de cerca por Massa y Alonso. Eso sí, ya Barichello acusaba la falta de ritmo y comenzaba a perder comba con los de arriba. Tras unas vueltas tranquilas, comenzó el baile de los boxes. Los Honda fueron los primeros en entrar y también en fallar, ya que perdieron mucho tiempo, sobre todo Barichello que acusaría dicha parada y se vería fuera de los puntos al final de la carrera. Tras ellos entraron los Ferrari que sí cumplieron y no perdieron apenas tiempo. De esta forma, Alonso era el único que quedaba en pista sin hacer ninguna parada. El asturiano sabía que debía tirar para intentar ganar alguna posición y así fue.

Tras su parada en la vuelta 24, Alonso ya era segundo y comenzó a recortar distancias con Schumacher. Mientras, Button hacía su segunda parada y volvía a perder tiempo, un tiempo que le haría despedirse definitivamente del podio. Ya en la vuelta 34, Alonso ya había alcanzado a Schumacher y comenzaría la batalla entre los dos. El de Ferrari parecía tener algún tipo de problema con su monoplaza, por lo que se limitó a defender la posición, mientras Fernando intentaba ponerle nervioso.

Fuente: Motorsport-Magazin.com
Fuente: Sutton Images

A pesar de las intentonas del piloto español, Michael supo aguantarle y decidió hacer su segunda, y última, parada en la vuelta 41, justo una vuelta más tarde que Alonso, con el objetivo de mantener la posición. La jugada salió bien a los de Ferrari y lograron manterse en cabeza de carrera. Tras ellos estaba un Juan Pablo Montoya que supo leer bien la carrera y ganarle la tercera posición a Massa.

La batalla seguía por delante, pero Fernando se pasó un poco de largo y perdió algunos metros con el kaiser, que exprimió a fondo su Ferrari al final de carrera para hacerse con su victoria número 85, la séptima en Imola, y situarse a solo 15 puntos de Alonso en el mundial de pilotos. Por detrás de ellos, Montoya, Massa, Räikkönen, Webber, Button y Fisichella completaron la zona de puntos en un Gran Premio para la historia.

Fuente: Motorsport-Magazin.com
Fuente: Sutton Images
VAVEL Logo