Marcus Ericsson: "Necesitamos trabajar duro para mantenernos"
Marcus Ericsson en rueda de prensa. Foto: Fórmula 1

Marcus Ericsson fue uno de los pilotos que más contentó acabó el último Gran Premio de Bahréin. Los dos puntos cosechados en el desierto qatarí supieron a gloria en Sauber, un equipo acostumbrado a marcarse como objetivo llevar el coche a la línea de la meta, algo que no es -o era- muy habitual. Para el sueco, lo que pasó en Qatar fue "Una gran recompensa para todo el mundo en el equipo. Han pasado muchas cosas en verano, venimos de dos años realmente difíciles, donde siempre hemos estado al final y ahora este año hemos venido con Alfa Romeo como principal patrocinador. Es un nuevo capítulo."

Ahora, y tras cincuenta carreras en las que Ericsson no sumaba ni un solo punto, las sensaciones son mucho mejores que las de los últimos tiempos: "Fue un gran alivio, creo que había quedado undécimo en cuatro ocasiones hasta ahora, así que he estado cerca muchas veces y he hecho grandes carreras, pero es muy difícil cuando tienes el peor coche de la parrilla. A veces hacía carreras perfectas y acababa décimocuarto o algo así. Era frustrante."

Lo cierto es que nadie en Sauber esperaba sumar puntos en la segunda prueba del campeonato. Sobre todo después de comprobar en Australia la cantidad de equipos que están peleando en la zona media. Para Ericsson, lo que han hecho es "Un gran éxito, un gran resultado para el equipo y una inyección de confianza para todos. También para mí personalmente por volver a los puntos."

Con todo, el piloto también ha repetido el mantra que todos los conductores y representantes de los equipos de la zona media están repitiendo ante los medios de comunicación: "Estamos muy, muy apretados. Creo que formamos parte de esa zona, aunque todavía no estamos listos para liderarla. Aunque, como Toro Rosso demostró, si das un paso importante puedes mejorar o empeorar con facilidad. Estoy feliz por estar ahí, pero necesitamos trabajar más duro para mantenernos."

VAVEL Logo