El semáforo VAVEL F1: Gran Premio de Australia 2019
El semáforo de VAVEL F1 | Fuente: Redacción VAVEL

El semáforo VAVEL F1: Gran Premio de Australia 2019

Primer Gran Premio de la temporada y primera victoria para Valtteri Bottas que se coloca como líder del mundial con 26 puntos.

alberfh98
Alberto Femia

El semáforo se apagó para dar comienzo a la temporada 2019 de Fórmula 1 y de qué manera. Un gran Valtteri Bottas se impuso ante todos para lograr la primera victoria de la temporada y la cuarta de su carrera deportiva en Fórmula 1. La carrera estuvo marcada por las paradas tempranas y por el desgaste de los neumáticos en algunos coches.

Semáforo verde

Valtteri Bottas

Como bien se mencionó anteriormente, el piloto finés ganó el Gran Premio de Australia. Salía segundo tras realizar una magnífica clasificación en la que se quedó a tan sólo una décima de su compañero de equipo y vigente campeón, Lewis Hamilton. El número 77 realizó una grandísima salida en la que superó a Lewis Hamilton y, desde entonces, no hubo ningún piloto que le pusiera contra las cuerdas.

Tuvo un muy buen ritmo durante toda la carrera. Tanto, que aventajó en casi 21 segundos al segundo clasificado, que fue Lewis Hamilton y en 57 a los Ferrari. En las últimas vueltas, Valtteri Bottas se centró en marcar la vuelta rápida ya que, da un punto extra para el campeonato. Y así lo hizo. Marcó una vuelta de 1:25.580 y fue el único que bajó al 1:25. Ahora mismo, es el líder del mundial con 26 puntos (25 puntos por ganar la carrera más el punto por marcar la vuelta rápida).

Max Verstappen

Hablar de Max Verstappen es hablar de espectáculo. Y, en el Gran Premio de Australia lo brindó. Tras el cambio de motor de Renault a Honda, habían muchas dudas sobre el rendimiento real de Red Bull dada la fama que Honda se ha ido labrando durante estos últimos años. Pero el holandés despejó todas las dudas. Ya en clasificación logró colarse entre los Ferrari obteniendo el cuarto mejor tiempo.

Ya en carrera, en la primera curva, se vio superado por Charles Leclerc, que salía quinto. Pero una pequeña encerrona de Sebastian Vettel a su compañero de equipo, hizo que el holandés recuperase la cuarta posición. Tras la parada de los Mercedes y de Sebastian Vettel, Max Verstappen, que aún no había parado, lideró la prueba durante dos vueltas hasta que efectuó el paso obligatorio por boxes.

Salió cerca de Sebatian Vettel que, en ese momento, rodaba en tercera posición. Con unas ruedas diez vueltas más jóvenes que las del alemán, el holandés se acercaba poco a poco al Ferrari y le consiguió adelantar. Vueltas más tarde, logró coger a Lewis Hamilton, que iba segundo. Pero un paseo por los exteriores de la curva uno y dos, le privó de poder adelantar al de Mercedes y obtener un segundo puesto. A pesar de ese fallo, el holandés realizó una gran carrera acabando tercero.

Daniil Kvyat

Tras todo el calvario que Daniil Kvyat sufrió en los años 2016 y 2017, el ruso ha vuelto más fuerte que nunca. A pesar de no hacer una buena clasificación, el piloto ruso lo dio todo en carrera. Durante toda la carrera, retuvo a Pierre Gasly en la cola de su Toro Rosso. A pesar de que en el circuito australiano es difícil adelantar, tiene mucho mérito retener durante toda la carrera a un coche tan superior como lo es el Red Bull. El número 26 logró rascar un punto tras obtener una décima posición en la carrera tras haber salido 15º.

Semáforo rojo

Ferrari

Tras una pretemporada muy buena, los de Maranello se llevaron un buen batacazo en Australia. La escudería italiana es el perfecto ejemplo de que, los resultados de la pretemporada sirven para muy poco. Llegaron a Melbourne con el cartel de favoritos tras tener un rendimiento más que decente en Barcelona. Pero, ya en los entrenamientos libres, se deshicieron por completo de ese cartel. Estaban bastante por detrás de Mercedes que, en clasificación, sacaron siete décimas al "cavallino rampante"

Las esperanzas de los de Maranello estaban depositadas en carrera y esperando que sucediese lo mismo que en 2017 y 2018. Sebastian Vettel partía tercero y, Charles Leclerc, quinto. Pero no fue así. Ya en la salida, ambos bólidos rojos estuvieron a punto de tocarse en la primera y segunda curva. El primer stint, fue bastante bueno por parte de Sebastian Vettel, y no muy brillante por parte de Charles Leclerc que se salió en la primera curva en la vuelta 10. Ferrari quiso realizar un undercut a Lewis Hamilton. Pero no lo lograron. El alemán empezó a tener mucha degradación y empezó a quedarse atrás. Viendo que el neumático medio se degradaba bastante, Ferrari puso el neumático duro a Charles Leclerc.

El monegasco rodaba alrededor de siete décimas más rápido por vuelta que su compañero de equipo. Charles Leclerc llegó a la altura de Sebastian Vettel, pero el equipo no le dejó que pasase al alemán. Todo el mundo creía que no le dejaron para que el monegasco hiciera la vuelta rápida y así obtener ese punto extra. Pero tampoco fue así. Terminó la carrera y ambos Ferrari quedaron cuarto y quinto a 57 segundos de Valtteri Bottas. Casi nada.

Williams

Hablar de Williams es hablar, posiblemente, de la mayor decepción vista en Australia. Ya en pretemporada, se veía que los de Grove iban a seguir siendo los farolillo rojo de la parrilla. Pero nadie pensó que lo iban a ser por mucho. El FW42 no mostró nada de ritmo durante todo el fin de semana. En clasificación, George Russell, que marcó el 19º mejor tiempo, acabó a más de un segundo del tiempo de Carlos Sainz, que fue 18º.

Robert Kubica, quedó también a más de un segundo de su compañero, pero el polaco tuvo un golpe a la salida de la curva 10 que hizo que pinchara la rueda y no pudiera hacer una vuelta. Ya en carrera, solo se vio a los Williams cuando otros pilotos les doblaban. Robert Kubica tuvo un ligero toque con Pierre Gasly en la salida en el que perdió el alerón delantero. Paró en la primera vuelta y no tuvo nada de ritmo. Acabó la carrera, pero perdió tres vueltas con Valtteri Bottas y una con su compañero de equipo, que también perdió una vuelta con el piloto que le precedía.

Esto demuestra que el polaco, con su deficiencia en el brazo derecho, no está al nivel de competición de la categoría y habrá que ver si termina la temporada. Lo vivido en Australia, hace ver que los de Grove están pasando por el peor momento de su historia. La mayoría de los equipos han mejorado un segundo su tiempo de clasificación del año pasado, mientras que ellos han hecho peores tiempos que en la pasada temporada.

Daniel Ricciardo

El piloto australiano llegaba a casa con ganas de realizar una buena actuación delante de su público y de hacer un gran debut con su nueva escudería, Renault. Durante casi todo el fin de semana, el nuevo piloto de Renault estuvo detrás de su compañero de equipo, Nico Hülkenberg. Así fue también en clasificación. Ambos pilotos de la escudería gala se quedaron fuera de la Q3 debido a la constante evolución de la pista y ocuparon la sexta línea de la parrilla de salida en la que Nico Hülkenberg ocupó la undécima posición y Daniel Ricciardo, la duodécima.

En la salida, el piloto australiano tuvo que hacer uso de los exteriores de la pista para no colisionar con Sergio Pérez. Pero, un bache en el césped, le rompió todo el alerón delantero y arruinando su carrera de casa por completo. Paró en la primera vuelta a poner un nuevo alerón delantero y a poner los neumáticos más duros para llegar con ellos a final de carrera. Viendo que el ritmo no era bueno y que uno de los bargeboars estaba dañado, decidió abandonar en la vuelta 28. Fin de semana para olvidar del australiano que, una vez más, vuelve a tener mala suerte en el Gran Premio de casa.

VAVEL Logo