El podio de MotoGP en Jerez, al habla: Quartararo hace su sueño realidad
Fabio Quartararo, GP de Jerez 2020 | Foto: MotoGP.com

Muchos ansiábamos volver a escuchar el rugir de los motores que, para más de uno, es como una melodía que se cuela por nuestros oídos, devolviéndonos la velocidad que tanto añorábamos en nuestras vidas.

Una apasionante carrera en la que Fabio Quartararo se ha proclamado vencedor tras los numerosos intentos fallidos del año pasado que, en más de una ocasión, acabaron en lágrimas; las de un campeón al no poder demostrar al cien por cien su poderío. Además, no podemos pasar por alto el segundo puesto de Maverick Viñales, mostrando que es uno de los claros aspirantes al título, y un Dovizioso que ha acabado tercero sin hacer mucho ruido, desviando así la atención de sus adversarios. Un podio un tanto atípico sin ver a Marc Márquez en él, como tan acostumbrados nos tiene, y por el que ha luchado incansablemente hasta irse al suelo, lesionándose del brazo derecho.

Todos los pilotos han querido hacer partícipe a la afición de las sensaciones que han adquirido en carrera en el trazado jerezano que, de por sí, era un auténtico desafío, pues el asfalto superaba los 50ºC, dejando unas condiciones bastante dificultosas para los pilotos, poco acostumbrados a competir en dichos extremos.

Nos centramos, en este caso, en los pilotos que han conseguido una posición en el podio, analizando sus declaraciones, y comenzamos por el tercer clasificado: Andrea Dovizioso, que, en la página oficial de su equipo, ducati.com, ha mencionado lo siguiente: “Este podio ha sido como una victoria para mí. Fue una carrera de obstáculos, y no pensé que podía obtener este resultado, pero afortunadamente no me rendí hasta llegar al final y conseguí no cometer ningún error. El equipo hizo un buen trabajo, ya que mejoraron mi sensación con la moto, dándome la oportunidad de ser constante hoy en carrera. Desafortunadamente, todavía no me sentía completamente cómodo en la moto y, sobre todo, carecía de velocidad. Seguramente, gracias a los comentarios de esta carrera, podremos ser competitivos en el próximo GP que será nuevamente en Jerez”. Como podemos observar, es el propio piloto el que comenta sus problemas con la moto, con la que no llega a sentirse cómodo al cien por cien, algo que hemos podido apreciar durante todo el fin de semana, ya que en parrilla salió desde la tercera línea. Tal vez por ello, ha estado prácticamente desaparecido en carrera, no mostrándose el Dovizioso que estábamos acostumbrados a ver el año pasado: batallador y ansioso de ganar.

Pasamos a hablar del segundo clasificado: un sonriente Maverick Viñales que, en parque cerrado, se mostraba bastante satisfecho de su trabajo en pista, así como del realizado por su equipo, dejándonos las siguientes declaraciones en la web oficial de su equipo: “Estoy muy contento con el inicio y las primeras vueltas, porque estaba justo al frente. Tomé la delantera e intenté escapar. Desearía que ya fuera el próximo viernes: quiero trabajar para mejorar en esta pista. Cuando perdí la delantera por primera vez, comencé a pensar, especialmente en el neumático. No pude girar la moto. Entonces ese es el punto que necesitamos mejorar. Tal vez, el neumático delantero blando no fue la mejor decisión, pero llegamos en segundo lugar, que es lo más importante. Conseguimos 20 puntos para el campeonato y ahora tenemos una segunda carrera en Jerez, donde creo que tendremos buen potencial. Si hacemos un buen trabajo, podremos luchar nuevamente por la cabeza de carrera. […] para la próxima necesitamos encontrar un poco más”.  Como Mack nos muestra, se encuentra satisfecho por el trabajo realizado en Jerez, no sólo por sí mismo, sino por su equipo, que ha trabajado duramente por tener la moto a punto en el día de hoy, aunque el problema principal lo ve en los neumáticos, con los que intentará mejorar de cara a la semana que viene, en la que se disputará el GP de Andalucía, también en suelo jerezano. Además, el de Rosas ha querido dar ánimos a su principal adversario: Marc Márquez, deseándole una pronta recuperación, así como también ha felicitado a Quartararo por su maravillosa y ansiada carrera, del que vamos a hablar a continuación.

Fue la revelación del año pasado, y es que el francés a sus 20 años ha conseguido su primera victoria en la categoría reina del mundial de motociclismo, pese a la gran cantidad de intentos del año pasado. Este mediodía hemos podido ver a un Fabio pletórico, con ojos vidriosos, como los de cualquier niño que hace un sueño realidad, y su sueño no era otro que subir al primer cajón del podio: “Me siento genial. No creo que la sensación se me haya ido todavía, creo que vendrá cuando vuelva a ver la carrera. Es una pena que mi familia, amigos y seguidores no estén aquí para verlo, pero me siento genial de estar finalmente en el escalón del podio. Ha sido una carrera increíble y fuimos muy consistentes a pesar de que la pista era realmente mala. Había muy poco agarre y los neumáticos se me gastaron rápido. Me sentí muy bien con la moto, así que gracias a mi equipo, socios y a Yamaha por esto. Tuve uno de los momentos más aterradores de la carrera en el mismo lugar en el que tuve el problema el año pasado: ¡me preocupa que volviera a suceder!

Todo estuvo bien, pero las últimas diez vueltas se me hicieron muy largas. Cada vez que nos acercamos al final me sentía mejor, divirtiéndome bastante. Vemos, por lo tanto, a un Fabio feliz, aunque aquejándose de los mismos problemas que el Maverick: los neumáticos y el agarre de éstos en pista.

Sin duda, ha sido su fin de semana; un fin de semana para el recuerdo, aunque con la espina clavada de no tener cerca a sus seres queridos para compartir esa felicidad.

El camino de Quartararo en la senda de la victoria acaba de comenzar y, viendo su felicidad y la energía que tiene, seguro que no será la primera vez que lo veamos en el podio esta temporada.

VAVEL Logo