Da Costa triunfa en las calles de Mónaco
Antonio Félix Da Costa celebra su victoria en el podio monegasco | Fotografía: ABB Fórmula E

Mónaco nunca defrauda. Cualquier espectador de cualquier categoría del automovilismo sabe que una carrera en el trazado urbano de Mónaco es una aventura. Ninguna sesión se parece a otra, no hay dos vueltas iguales y la tensión se mantiene hasta que el primer piloto cruza la línea de meta. Mónaco es glamour, elegancia, sutileza, pasión y, sobre todo, espectáculo.

Antonio Félix Da Costa fue el ganador del E Prix. Tras conseguir una apretadísima pole, el portugués tuvo que defenderse muy bien de los contínuos ataques de Mitch Evans que, tras un adelantamiento de película, se hizo con la primera posición. En los últimos compases de la carrera, Da Costa recuperó la primera posición. Evans, sin energía acabó siendo superado por Frijns, que tras acabar segundo se convierte en el nuevo líder del Mundial de Fórmula E.

La competición eléctrica desembarcaba en el majestuoso, y siempre complicado, circuito urbano de Mónaco. Esta temporada el trazado del Principado cambió con respecto a las últimas veces que los monoplazas eléctricos corrieron por estas calles. Como novedad en esta temporada, los pilotos pelearán por la Plaza del Casino, la horquilla del Gran Hotel, el túnel y la chicane del puerto. La configuración del circuito de Mónaco es la de sobra conocida por todo el mundo, utilizando el trazado de Gran Premio, tal y como se usa, por ejemplo, en la Fórmula 1. Como novedad, también, vamos a ver un circuito donde apenas hay zonas planas, no como en otros trazados hasta ahora usados en la competición eléctrica.

Nuevo trazado para la Fórmula E

La jornada del sábado comenzó con la primera tanda de entrenamientos libres sobre el asfalto monegasco. La sesión estaba marcada en rojo por todos los equipos, ya que iba a ser la primera vez que los monoplazas rodaran por el nuevo trazado. Fue una sesión muy apretada, donde los primeros quince puestos estuvieron separados por diferencias menor al segundo. La sesión la lideró Sam Bird (1:32.220). Por detrás terminó su compañero en Jaguar Racing, Mitch Evans, con una diferencia de 0,033 segundos. En tercera posición acabó Robin Frijns. Tras el holandés acabaron, Da Costa, Wehrlein y De Vries. La sesión acabó con una bandera roja de Sette Camara, cuando su DRAGON perdió el control en La Rascasse, tras chocar con el Venturi de Nato.

Los monoplazas eléctricos en la mítica horquilla de Loews | Fotografía: ABB Fórmula E
Los monoplazas eléctricos en la mítica horquilla de Loews | Fotografía: ABB Fórmula E

La segunda sesión de entrenamientos libres también estuvo dominada por los dos pilotos de Jaguar Racing. Esta vez se cambiaron las tornas, Mitch Evans (1:31.118) quedó en primera posición y Sam Bird, acabó en segundo puesto siendo dos décimas más lento. Gunther comenzó marcando el mejor tiempo, pero al poco Da Costa y Vergne le superaron. Poco duró la alegría en el garaje de los guepardos, ya que Evans y Bird volvieron a ponerse al frente de la parrilla. Tras los dos pilotos de Jaguar Racing terminaron Da Costa, Lotterer, Rowland, Frijns, Mortara, De Vries, Wehrlein y Vergne, completando el francés los diez primeros puestos. 

Una de las clasificaciones más apretadas de la historia de la Fórmula E

Si las dos sesiones de entrenamientos libres habían estado muy reñidas, la clasificación no iba a quedarse atrás. Sobre el trazado monegasco se ha vivido una de las clasificaciones más ajustadas de la historia de la Fórmula E. La tensión se podía notar en el ambiente, cualquier error podía condenar al piloto a salir muy atrás y perder muchas posibilidades de victoria.

La clasificación comenzó con un incidente entre Nyck De Vries, Vandoorne y Sam Bird, que dejó al piloto holandés sin posibilidad de acceder a la superpole. Sette Camara volvió a ver la bandera roja, esta vez durante la clasificación.

La superpole la consiguió Da Costa, con un tiempo de 1:31.317. Frijns quedó en segunda posición a tan sólo 12 milésimas. En tercer lugar quedó el Mitch Evans, 51 milésimas y en cuarto lugar terminó Vergne, a 59 milésimas. 

Mitch Evans durante la celebración del E Prix de Mónaco 2021 | Fotografía: ABB Fórmula E
Mitch Evans durante la celebración del E Prix de Mónaco 2021 | Fotografía: ABB Fórmula E

La salida del E Prix de Mónaco fue limpia. Mitch Evans salió con el cuchillo entre los dientes y desde que el semáforo se puso verde apretó su Jaguar para intimidar a Robin Frijns y su Envision Virgin Racing. El holandés achuchaba a Da Costa, que parecía controlar la primera posición. El primer tapón de la carrera llegó en la famosa, y lenta, curva de Loews. Evans estaba siendo de lo más activo en los primeros compases de la carrera. Constancia de esto fue el espectacular adelantamiento que protagonizó con Da Costa en la plaza del Casino, donde el neozelandés se la jugó con un adelantamiento por el exterior a gran velocidad.

Si hay algo que no puede faltar en una carrera de la ABB Fórmula E es la salida a pista del coche de seguridad y en un circuito como Mónaco, no iba a ser menos. El Audi Sport ABT Schaeffler de René Rast se quedó parado. A esto hubo que sumarle una lenta reacción de los comisarios a la hora de retirar el monoplaza, por lo que el coche de seguridad tuvo que mantenerse en pista más tiempo de lo normal.

Evans estuvo muy activo toda la carrera

Con pocas vueltas por disputarse y con la energía llegando al punto crítico, Evans no pudo defenderse de los ataques de Antonio Félix Da Costa que, a la salida del túnel, le arrebató la primera posición. No sería la única posición que perdería el neozelandés ya que, en plena recta principal y, prácticamente, sin energía, Evans se vio superado por Robin Frijns, que terminó en segunda posición. En cuarta posición entró Vergne, que hizo la vuelta rápida de la carrera (1:34.697).

El punto negativo de la jornada en Mónaco fue Nyck de Vries. El hasta el momento líder del Mundial tuvo una actuación en la clasificación para olvidar, que lo empujó hasta los últimos puestos de la clasificación. Su discreta actuación en la carrera hizo que perdiera el liderato del Mundial, que pasa a manos de Robin Frijns, quedando el piloto de Mercedes en segunda posición. En tercera posición se encuentra Evans, a ocho puntos, Por detrás está Da Costa, a 10 puntos del liderato.
El próximo E Prix cruzará el charco para instalarse en las calles de Puebla, en México. Las calles de la ciudad mexicana vivirán la realización de un Gran Premio inédito. Le fecha elegida, siempre sujeta a modificaciones por la pandemia de COVID - 19, es la del 19 de junio del año 2021.

VAVEL Logo