Williams está abierta, en un futuro, a negociar con Audi su
entrada en el campeonato
Alex Albon durante la carrera del GP de Miami. / Fuente: Twitter @WilliamsRacing

A inicios de este mismo mes, el Grupo Volkswagen confirmó que entraría en la F1 junto a Porsche y Audi, aunque no como equipos oficiales, sino como fabricantes de motores.

Ambas empresas alemanas no han anunciado por el momento con qué escuderías decidirán dar el salto a la competición reina del automovilismo, así que los rumores por el paddock siguen subiendo conforme pasan los días.

Inicialmente, se especuló con que la compañía de Stuttgart se uniese a uno de las escuderías más exitosas de la era moderna de la competición, Red Bull, hecho que podría encajar, teniendo en cuenta que los Milton Keynes ya han comenzado con el proyecto de Red Bull PowerTrains, una manera camuflada de continuar con Honda hasta el 2026.

Es evidente que aún quedan bastantes temporadas hasta que pueda concretarse la asociación, aunque la gran duda la encontramos con el otro fabricante, el de los cuatro aros, moviéndose últimamente por diferentes garajes de la actual parrilla.

Un tema más que candente últimamente ha sido sobre Audi, relacionado con McLaren, hasta el punto que el propio Zak Brown aseguró que “han tenido conversaciones”, pero es cierto que “no estaban en venta”.

Los movimientos de los equipos, en auge

El  último movimiento que agita el futuro de otro equipo de la actual parrilla es el de Williams, hundidos en el mundial de constructores desde la temporada 2018, sumando apenas 7 puntos, yendo a peor en años venideros, con un único punto logrado el 2019 en el caótico GP de Alemania gracias a Robert Kubica.

Recordando aquellos tiempos y sin cerrar la puerta del todo al Grupo Volkswagen, el máximo responsable actualmente de Williams, Jost Capito, decía a German F1 Insider que “es una oportunidad muy importante para cualquier equipo poder trabajar con un fabricante, pero, aún no tenemos detalles concretos y las reglas del motor todavía no se concretaron”.

Las decisiones del Grupo Volkswagen, por lo que se, dependerán de la normativa, aunque creo que se podrá aclarar en las próximas semanas. Si se concretan, negociaremos por supuesto con ellos”, sentenció el alemán.

Si finalmente llega, la escudería británica, segunda en importancia en cuanto a mundiales de constructores, podría acabar teniendo en sus monoplazas los cuatro aros más pronto que tarde.

VAVEL Logo