Chris Pike, nuevo manager de operaciones de Honda

A una semana de que comience una nueva edición del Campeonato del Mundo de Superbikes, Honda ya tiene sustituto para Marco Chini, que abandonó el equipo a principios de año.

Chris Pike, nuevo manager de operaciones de Honda
Chris Pike, nuevo manager de operaciones de Honda. | FOTO: WorldSBK

Solo falta una semana para que dé comienzo el Mundial de Superbikes. Tras la marcha de Marco Chini, que dejó su cargo hace un mes, Honda acaba de completar su equipo con el nombramiento de Chris Pike como su Manager de Operaciones a partir de 2018. Pike se encargará de gestionar el apoyo operativo y técnico del Red Bull Honda World Superbike Team y del TripleM Racing Honda World Superbike Team.

El nuevo manager de operaciones de Honda cuenta con una amplia experiencia en el mundo de las dos ruedas. Pike ya estuvo presente en la primera carrera de WorldSBK en 1988; además, ya trabajó para Honda durante tres temporadas en 1997, 2000 y 2002, coincidiendo con las temporadas ganadoras de Honda en el campeonato. Chris Pike vuelve esta temporada a WorldSBK después de tres años trabajando para la marca nipona en MotoGP.

Tras este nombramiento, Chris Pike se ha mostrado entusiasmado. Ha manifestado que, aunque conoce la categoría, se trata de un nuevo reto para él y se ha mostrado deseoso de empezar a trabajar. “Estoy muy contento de asumir el puesto de Director de Operaciones de Honda Motor Europe en World Superbike, un Campeonato del que tengo muchos y buenos recuerdos”, ha comentado Pike.

“Aunque es el regreso a un Campeonato que conozco muy bien, se trata de un reto nuevo para mí y estoy deseando aplicar todo lo que he aprendido a lo largo de los años para ayudar a Honda a ser una gran fuerza en este escenario tan competitivo”.

Marco Chini, su predecesor en el puesto, abandonó Honda a principios de año. Chini no solo era enlace entre la fábrica y la marca en Europa, sino que además, en el pasado, se encargó de la organización de copas de promoción. Además, a su marcha se sumó la de Pieter Breddels, jefe técnico del equipo, que fue rápidamente sustituido.