Desahogo para Zverev
Desahogo y campeonato. Imagen-ATP

Desahogo para Zverev

El alemán Alexander Zverev derrotó al chileno Nicolás Jarry por 6-3 3-6 7-6 y salió campeón del  Banque Eric Sturdza Geneva Open por primera vez en su carrera

agusparle
Agustin ParleDiPietro

Siendo el segundo encuentro entre ambos (Jarry venció a Zverev este año en la segunda ronda del ATP Barcelona por 3-6 7-5 7-6), Zverev y Jarry darían rienda suelta a su mejor tenis para definir al nuevo campeón del ATP Ginebra 250. Mientras que Jarry va en busca de su primer torneo 250 (con 23 años ha ganado tres Challenger y dos ITF), Zverev ya sabe lo que es ganar esta categoría ya que triunfó en cuatro ocasiones  (2016 San Petersburgo  al suizo Stanislas Wawrinka 6-2 3-6 7-5, 2017 Montpellier  al francés Richard Gasquet 7-6(4) 6-3, 2017 Munich al argentino Guido Pella 6-4 6-3 y 2018 Munich al alemán Philipp Kohlschreiber 6-3 6-3).

Para llegar a su primera final del año, el alemán de 22 años superó a Ernest Gulbis (Letonia) 6-2 6-1, al boliviano Hugo Dellien 7-5 3-6 6-3 y al argentino Federico Delbonis 7-5 6-7 6-3. Jarry por su parte, que acumula diez triunfos sobre arcilla esta temporada, derrotó en primera ronda al australiano Matthew Ebden 6-2 7-6, en segunda al estadounidense Denis Kudla 6-3 6-3, en cuartos al japonés Taro Daniel 6-1 7-5 y en semifinales al macedonio Radu Albot por 6-3 6-4 para intentar volver a vulnerar psicológicamente a la promesa alemana (llega a la final contra Zverev sin perder ni un solo set).

Si no te quiebro te daño con mi saque

Con la Pista Central llena de fanáticos, Zverev y Jarry estaba listos para dar un show en la ciudad de Ginebra. Alexander iniciaría la final con su servicio y sin mucha reacción de Jarry anotaría el 1-0 a su favor. El chileno intentaría frenar al alemán levantando un 0-30 pero éste sin dudarlo usaría su segundo break point y rápidamente tomaría la ventaja de 2-0. Tras el primer quiebre del encuentro, Zverev no dejaría que Nicolás reaccione y utilizaría su saque para confirmar lo realizado anteriormente (3-0). Terminaría el primer descanso y llegaría uno de los juegos más largo del partido donde Zverev tendría en su poder cinco chances de quiebre pero Jarry lograría defender su saque y descontar en 3-1 (hubo cinco 40-40).

Lucha Zverev con su revés
Lucha Zverev con su revés. Imagen-ATP

Luego de no poder quebrar por segunda vez, Alexander usaría todas sus armas para ganar el 4-1 realizando un game sin errores (40-0) y Nicolás volvería a evitar la caida de su servicio para no perderle pisada a Zverev (4-2, noveno break point para Alexander). Con la mirada puesta en ganar el primer set, Zverev repetiría lo hecho hace dos juegos (ganar 40-0) para anotar así el 5-2 e intentaría ir por tercera vez a por el saque de Jarry. Sin embargo, Nicolás no le permitiría ninguna oportunidad de quiebre al alemán y sin complicaciones marcaría el 5-3. Sabiendo que en su saque estaba el set, a Zverev no le temblaría el pulso y con un triple set point  cerraría el primer set por 6-3.

Un Set pasado por agua

Apenas media hora y cinco minutos le llevo a Zverev quedarse con el primer parcial y ahora Jarry sabía que supo ganarle a Alexander en Barcelona e intentaría levantar el encuentro para mandar la definición al set definitivo. Por tercera vez en el encuentro, Jarry defendería con todo su saque (fue el noveno quiebre que no pudo usar Zverev) y comenzaría de buena manera el segundo set (1-0). Tras una larga espera ya que la lluvia interrumpió el partido, volvería la acción en Ginebra con Zverev empatando el segundo set en 1-1. Jarry continuaría al mando (2-1), Zverev igualaría en 2-2 y nuevamente el chileno volvería al frente por 3-2. Tras esa seguidilla de juegos sin quiebre alguno, Jarry tendría en su poder sus dos primeros break points del partido y  sin dudarlo los usaría para extender su ventaja a 4-2.

Jarry no se queda atrás
Jarry no se queda atrás. Imagen-ATP

Zverev intentaría ponerle un freno al chileno pero éste confirmaría el quiebre para anotar el 5-2 y la lluvia volvería a ser protagonista de la jornada. Después de un nuevo parate por las condiciones climáticas, ambos jugadores volverían al campo y disputarían otro juego con cinco deuces (40-40). En éste Jarry tendría a su disposición tres set points (equivalentes a tres break points) pero Zverev saldría victorioso de esa situación y se pondría a dos juegos de Nicolás (5-3 Jarry). Para el malestar del alemán, con la responsabilidad de servir para el set, Jarry haría uso del game perfecto” (40-0) y sentenciaría el segundo set en 6-3 (fue su cuarto set point del set).

Si no se sufre no vale

Con un set por lado, Zverev y Jarry estaban decididos a dejar el cansancio de lado para poder definir al nuevo rey de Ginebra.  Al igual que en el primer set, Zverev empezaría la frente con su saque (1-0) pero en vez de quebrar como en el primer parcial, no sería capaz de frenar al chileno que empataría sin complicaciones (1-1). Llegando a la hora y media de juego, Alexander continuaría al mando (2-1) y tendría un nuevo break point (doceavo para el) para extender la ventaja pero la fuerza chilena de Jarry  pondría nuevamente en paridad a la final (2-2). Llegaría el juego más largo del encuentro (hubo seis 40-40) donde Jarry desaprovecharía dos oportunidades de quiebre (3-2 Zverev) y luego el chileno lograría empatar sin complicaciones en 3-3. Tras ganar el vigésimoquinto game el partido (4-3), Alexander intentaría ir a por el saque de Nicolás  pero éste igualaría por cuarta vez el marcador en este tercer set (4-4). Zverev se adjudicaría un nuevo game en su cuenta (5-4) y Jarry no le cedería la oportunidad de match point al lograr igualar en 5-5. Siguiendo con la racha de ganar los juegos con su servicio, Alexander se guardaría el 6-5 en su bolsillo y para sorpresa de él, Nicolás mandaría la definición a la muerte súbita (6-6).

Golpea sin rendirse
Golpea sin rendirse.  Imagen-ATP

El tie break iniciaría con un Zverev imparable que rápidamente, tras ganar su saque (1-0), realizaría dos mini quiebres para ponerse al frente por 3-0. En su turno de servir, Alexander anotaría el 4-0 y Jarry usaría su mini quiebre para descontar en 4-1. Luego el chileno sería capaz de mantener su saque (4-2) pero en su segundo turno, Alexander le arrebataría un nuevo punto (5-2). Jarry le devolvería el favor al hacer su segundo mini quiebre (5-3) pero rápidamente el alemán obtendría su primer match point marcando el 6-3. En sus saques, Nicolás salvaría dos puntos de partido (6-5) y le cedería la responsabilidad al alemán de cerrar la final. Sin embargo, el joven chileno pondría en tablas al tie break (6-6) y tendría su primer match point tras darle la vuelta al marcador (7-6 Nicolás). Para frenar al chileno, Zverev quebraría por cuarta vez en el tie break (7-7) pero la "marea roja chilena" volvería a tener una nueva oportunidad para campeonato (8-7). Sin rendirse, Alexander volvería a empatar (8-8) y con su cuarto match point (9-8) cerraría este fabuloso  encuentro en 7-6 (10-8, quinto mini quiebre del alemán). De esta manera, tras dos horas con treinta y siete minutos, el alemán Alexander Zverev se consagró en el ATP 250 de Ginebra y consiguió su primer título del año. Además con esta victoria, Zverev suma su quinto torneo 250 e iguala el historial de partidos ante Nicolás Jarry (1-1).

Zverev disfruta de su primer título 2019
Zverev disfruta de su primer título 2019. Imagen-ATP

 

 

 

VAVEL Logo