Sin público ni victoria para Millonarios en Copa

Junior estuvo cerca de ganar el partido en los minutos finales, pero quedaron satisfechos con el empate que le sacaron a un Millonarios que no levanta cabeza como local, sin definir a gol y terminando con 10 hombres.

Sin público ni victoria para Millonarios en Copa
FOTO: Direct TV
MILLONARIOS
0 0
JUNIOR
MILLONARIOS: Nicolás Vikonis; Jair Palacios, Matías de los Santos, Andrés Cadavid, Felipe Banguero; Juan Guillermo Domínguez, Jhon Duque, Henry Rojas; Maximiliano Núñez (David Silva, 46'), Santiago Mosquera, Ayron del Valle (Jader Valencia, 89').
JUNIOR: José Luis Chunga; Yonatan Murillo, Jefferson Gómez, Deivy Balanta, David Murillo; Enrique Serje, Víctor Cantillo, Matías Mier, Jorge Aguirre (Sebastián Hernández, 85'), Jarlan Barrera (Luis Díaz, 76'); Bernardo Cuesta (Yimmi Chará, 65')
ÁRBITRO: John Hinestroza. Amonestados: Gómez (13'), Duque (20'), Domínguez (30'), Banguero (45', 71'), D. Murillo (62'), Del Valle (78'), Chunga (80'). Expulsados: Banguero (71')
INCIDENCIAS: Partido válido por la ida de los cuartos de final de la Copa Aguila 2017 disputado en el Estadio El Campín de la ciudad de Bogotá D.C.

Millonarios dejó escapar otra victoria en el Estadio El Campín al empatar a cero goles con Junior en la noche del miércoles, por la ida de los cuartos de final de la Copa Aguila 2017.

Primer tiempo: media hora de aburrimiento y 15 minutos sin definición

Con un estadio semi-vacío, una sanción que empezará el fin de semana, crisis deportiva y muchas críticas por la falta de refuerzos, los azules se veían con los barranquilleros en el 'segundo round' de los encuentros que tienen en este mes.

Transcurrieron 27 minutos sin ninguna sorpresa o emoción importante, todo se traduce a la posesión de pelota del local, llegar al tercer cuarto de cancha, un amonestado, ningún remate al arco y un par de escaramusas de Millonarios que no produjeron daño alguno, además del juego defensivo y sin aceleración de la visita.

Llegaba la media hora de partido y los embajadores hicieron la primera aproximación, con Henry Rojas disparando con posibilidad de gol al minuto 28, al bajar el balón con el pecho y mandarla hacia un costado de arco, que no tuvo mucha comodidad para el zapatazo pero despertó a un equipo que no encontraba manera de jugar.

Tanto Mosquera como Cadavid consiguieron darle emoción al partido con dos oportunidades de cabeza que no tuvieron dirección de portería, pero mostrando un camino que estaba produciendo daño a un Junior cuya táctica era defenderse.

José Luis Chunga, el portero que reemplazaba a Viera, tuvo su primera atajada al 34', cuando Ayron Del Valle aguantó para disparar hacia la derecha, el guardameta la rechazó y en el rebote no alcanzó Núñez a empujarla.

Millonarios era el dominador de partido pero sin definición, como en el remate de Santiago Mosquera al minuto 39 que se fue por arriba, muy cerca del travesaño superior, al 41' con la chilena de Núñez que terminó en las manos del arquero y en el 42' con el zapatazo de Rojas que fue controlado por Chunga.

Aunque había un solo equipo en cancha, los goles no aparecieron por la poca definición que tuvo el local para lograrlo y se fueron al descanso con un empate que beneficiaba al Junior.

Segundo tiempo: al borde del fracaso

FOTO: Antena 2
FOTO: Antena 2

Con el ingreso de David Silva, Millonarios mantuvo su dominio en el juego pero sin poder abrir el marcador, con tres buenas jugadas en la que fallaron en el toque final hacia el arco.

Matías Mier hizo la primera aproximación para el Junior en el partido a los 57', al recibir un balón que remató por encima de la portería, pero demostrando que los barranquilleros estaban usando el contragolpe para atacar.

Los visitantes jugaban rápido desde su área al otra, usando la superioridad numérica para hacer daño a una línea defensiva que estaba adelantada, algo que aprovechó Julio Comesaña para meter al campo a Yimmi Chará y mantener ese sistema.

Millonarios llegaba al 67' con Matías de los Santos, autor del golazo del fin de semana, con un disparo desde afuera que pasó muy cerca del palo derecho, consiguiendo un remate que nadie de sus compañeros realizaba.

Llegando al minuto 70, Chunga volvió a ser figura al atajar en el suelo un remate de Jhon Duque, quien llegó desde atras, a pase corto de Silva, y el portero la mandó a un costado.

Si las cosas para Millonarios eran malas al no encontrar el gol, empeoraron con la expulsión de Felipe Banguero al 71' por falta sobre Jarlan Barrera, siendo su segunda amonestación y dejando con un hombre menos a un equipo lleno de necesidades.

Ayron del Valle intentaba de muchas maneras abrir el marcador pero nada le resultaba, mostrando un bajo nivel en el partido y con la impotencia de no poder marcar, además de ganarse una amonestación por falta innecesaria sobre Chunga al 78'.

Al minuto 84', cuando los azules estaban al borde del K.O., Jorge Aguirre se perdió la mejor oportunidad del Junior para ganar el partido, con Chará robándole la pelota a De los Santos, por superioridad numérica de 2 a 1, asistiendo al jugador, quien estaba debajo del arco, pateando al palo superior y rebotando afuera, desperdiciando un gol que habría definido la serie.

Junior era superior sobre el final del partido, con Chará intentando desde afuera y Vikonis rechazando a una mano al tiro de esquina, pero dejando a los visitantes mejor parados en el partido.

Mosquera volvió a esforzar a Chunga al 90', llegando al área y disparando cruzado para que el guardameta atajara ese esférico, pero sin que nadie apareciera en el rebote, sólo Jader Valencia desde atras, debutando en Millonarios pero sin mostrar mucho ante el poco tiempo que tuvo pues fue el segundo cambio de Miguel Angel Russo, principalmente por las pocas alternativas que tenía.

De nuevo apareció Santiago Mosquera al minuto 92 con un cabezazo que salió desviado, definiendo un empate con sabor a derrota para los locales y una ventaja enorme para Junior que podrá definir la serie en Barranquilla.

La vuelta de esta llave, en el Estadio Metropolitano, será fundamental para que Millonarios pueda demostrar que aún tiene juego para pelear el torneo en medio de la crisis que pasa.