El pitcheo domina la Serie Mundial
(Foto: MLB)

Para muchos aficionados, los dos primeros juegos de la Serie Mundial han cumplido con la expectativa. El pitcheo demuestra que sigue siendo el de mayor peso en el béisbol. Se han manifestado ciertas controversias donde no aprueban que sea el 80% de este deporte. Pero lo que hemos visto, simplemente lo confirma. 

Para muestra lo que sucedió en el primer juego. Corey Kluber tuvo una salida excepcional. Implantar el récord de 8 ponches en tres entradas fue un momento impresionante. El desfile de los bateadores al pentágono, y regresar a la caseta con el bate en las manos, manifestó el gran control que tenía el lanzador de la Tribu de Cleveland. Solo aceptó cuatro hits en seis entradas. Posteriormente, el relevo también aportó lo suyo, para que al final del juego terminara propinando 15 chocolates a los Cachorros de Chicago. 

Jon Lester tuvo una salida "buena" en cierto sentido. Sin embargo, el descontrol que tuvo al inicio del partido fue el que marcó el rumbo. Aceptó seis hits, tres carreras, y recetó 7 ponches. 

Los Cachorros tuvieron la oportunidad en la séptima entrada de apretar el juego. Sin embargo, Andrew Miller cerró la cortina para evitar el empate. 

El estadio Wrigley Field será nuevamente el anfitrión de una Serie Mundial después de 71 años.

El momento culminante fue el cuadrangular de Roberto Pérez con dos corredores en base en el octavo episodio, que finiquitó el primer compromiso de este Clásico de Otoño. 

Y si seguimos hablando del pitcheo, el segundo juego no defraudó. Aunque el lanzador Jake Arrieta (Chicago) inició titubeante, no aceptó ningún imparable hasta la sexta entrada. Esto significó un nuevo récord, al ser un sin hit más largo en Serie Mundial. El último registrado fue en 1969. Con la victoria de los Cachorros, se dio también la primera derrota para el mánager Terry Francona en estas instancias.

Ben Zobrist es el mejor bateador de Chicago. Posee en tremendo porcentaje de .625, siendo parte de la ofensiva del equipo. Además, Kyle Schwarber, después de regresar de una lesión que lo tuvo inactivo desde abril, ha sido una gran sorpresa con el madero. Batea para .429 en estos dos juegos.

Por parte de la Tribu, Francisco Lindor y José Ramírez cuentan ambos con .750 de porcentaje de bateo. Pero Mike Napoli y Carlos Santana, cuarto y quinto del orden al bat, aún no tienen imparable en la serie.

Definitivamente este Clásico de Otoño tiene momentos especiales. Con el inicio del tercer juego, el Wrigley Field será el anfitrión nuevamente después de 71 años. Innegable la fiesta que se espera en las tribunas, y más si la victoria llega para el equipo local. 

Y para mantener la constante, hoy se espera otro buen duelo de pitcheo. Josh Tomlin (Cleveland) tendrá la responsabilidad de regresar la serie a casa con una victoria. Kyle Hendricks (Chicago) demostró un gran control frente a Dodgers que, de repetirlo, será un desfile de bateadores de la Tribu. 

Será interesante las estrategias que mostrarán los mánagers Maddon y Francona, ya que el lanzador deberá tomar su turno al bat. 

El equipo que gane el tercer juego, tiene un 64% de ser campeón.

VAVEL Logo