Ignacio Palou: Forjado en Puebla, consagrado en Tijuana
(Foto: VAVEL)

Corría el receso entre los torneos Apertura 2003 y el Clausura 2004Puebla volvía a competir en la otra liga y parecía estar destinado al sufrimiento desde la primera jornada de la competencia venidera. Sin embargo, con posibilidades matemáticas tangibles, había esperanzas de poder revertir la situación, esquivar –una vez más– los problemas del descenso y permanecer en la categoría para la Temporada 2004-2005.

La situación no parecía nada fuera de lo normal; no obstante, el director técnico en turno,Mario Carrillo, decidió bajarse del barco repentinamente y con ello, los ‘Camoteros’ volvían a quedar a la deriva y con una gran necesidad de tomar una decisión directiva certera; pues, sin técnico, la incertidumbre regresaba al club y las esperanzas de revertir la situación parecían quedar hechas añicos.

Puebla no solo tenía un plantel corto, se había quedado sin entrenador a dos semanas de iniciar el Clausura. Entonces, negando haber tomado una decisión al vapor, la única opción viable que vio la directiva, fue poner al mando al entrenador de porteros del equipo, Juan Ignacio Palou. Con él en el cargo, aun como interino, aseguraban librar al equipo de la Primera ‘A’ –al menos por otra temporada–.

Juan Ignacio fue un portero sin reflectores, uno de tantos guardametas destinados a la banca que, ya sea por mala fortuna o simplemente por carencia de talento, fueron incapaces de brillar en Primera División. Más allá de jugar con diversos equipos –comoTigresCruz AzulQuerétaro y Puebla–, no tuvo la capacidad de hacer huesos viejos en ninguno y, tras una década, entendió que, de labrarse una camino en el fútbol, los tres palos no iban a ser sus aliados. Al menos, no directamente dentro del campo.

Motivado por Manuel LapuentePalou probó suerte como entrenador de arqueros y, esta vez, al ser más halagadora su fortuna, pudo comenzar una carrera futbolística fuera de la cancha mucho más prominente que la que tuvo dentro. Al llegar a Puebla –ciudad de la que es oriundo– con Carrillo, a ‘Nacho’ le tocó dirigir a Jorge Campos y aÓscar Dautt e, incluso, fue uno de los artífices del futuro éxito de Jorge Villalpando. Aun así, pasar a ser el nuevo entrenador del club más necesitado de puntos en México, no parecía la opción más prudente.

Los números terminaron dándole la razón. Veinte unidades bastaron para que Pueblamandara a San Luis al descenso, para que Palou se quedara a dirigir para el siguiente torneo y, sobre todo, para que se comenzara a percibir su talento como persona de fútbol.

La Temporada 2004-2005 parecía una locura, Puebla no solo llegó a ser líder general sino que se mantuvo como único invicto del certamen la primera mitad del Apertura 2004. Desafortunadamente, el equipo comenzó a recular, se desinfló, ni siquiera llegó a liguilla, comenzó el siguiente torneo –Clausura 2005– de una manera mediocre y terminó por despedir a Palou a la mitad del mismo; solo para después –ahora sí– perder la categoría.

Tijuana, el despegue:

Parecía que la travesía prometedora de ‘Nacho’ había concluido. No obstante, la parte más exitosa de su carrera estaba a punto de comenzar. Para el año 2007, por medio deCaliente –la empresa de apuestas–, Tijuana se volvía a hacer de un equipo profesional de fútbol y tenía planeado un proyecto muy ambicioso. Éste radicaba en estabilizar al equipo en Primera ‘A’, de ahí poder hacerlo dar el gran salto hacía Primera Divisióny, más difícil aún, hacerlo uno de los protagonistas.

La historia es bien conocida: los ‘Xolos’ de Tijuana se volvieron un equipo del agrado de la afición nacional. Su simpatía se centraba en la gran velocidad con la que habían ascendido y –casi simultáneamente– convertido en uno de los rivales a vencer, al grado de ser campeones a tan solo año y medio de pisar por primera vez el máximo circuito –Apertura 2012–.

Cuando se habla de dichos ‘Xolos’, nombres como Duvier RiascosCirilo Saucedo y, especialmente, Antonio Mohamed vienen a la mente; sin embargo, otra vez sin los reflectores de su lado, pero sí con un evidente talento de entre los de pantalón largoJuan Ignacio Palou, como director deportivo, es el verdadero pilar del proyecto que hoy tiene a Tijuana como uno de los equipos respetables del país.

Con realidades diferentes, Puebla y Tijuana se enfrentan en esta fecha 12. Y, debido a ello, es inevitable recordar que –hace una década– el exitoso directivo de ‘Xolos’ fue forjado con los ‘Camoteros’. Y, sobre todo ahora que la necesidad de estabilidad y buenas decisiones dentro del club poblano es mucha, quererlo de vuelta, confirmado como una mente brillante dentro del fútbol mexicano, parece ser pedir demasiado.

VAVEL Logo