A 15 años de la hazaña en Libertadores
(Foto: Hazel Gardel | VAVEL)

América es un equipo que se caracteriza por volver desde lo más profundo de un resultado adverso y sus hazañas no han sido solo en terreno mexicano; Brasil, Colombia y Chile han sido testigos de lo que la mística azulcrema puede hacer en base a buen juego y “ganas”, son inumerables las veces que los azulcremas han hecho honor a esa estrofa del himno escrito por Carlos Blanco donde éste menciona “Hoy es día grande en la cancha, 11 estrellas verás, son 11 Águilas valientes de amarillo y azul”; este domingo se cumplen 15 años de la mayor goleada de un equipo mexicano en Copa Libertadores, y sí, fue el América.

12 de Abril pero del año 2000, los pupilos del entonces estratega Alfredo Tena 'El Capitán Furia', enfrentaban al Olimpia de Paraguay, un viejo conocido con quien las Águilas habían disputado y ganado la Copa lnteramericana de 1991. En el duelo de ida por la fase de grupos, los americanistas cayeron por marcador de 3-1 en su visita a tierras guaranís, los azulcremas llegaban a la fecha 5 con apenas 6 puntos, tenían que ganar sí o sí para clasificar a la siguiente ronda del torneo.

Aquel histórico partido comenzaba y casi al primer suspiro, Carlos Hermosillo abría el marcador pese a que todavía es dudosa la posición en la que se encontraba, sin embargo el juez dio por válida la anotación para la alegría de los de casa; el orquestador de esa noche Cuauhtémoc Blanco no podía no figurar en el marcador, al minuto 14' y tras un centro preciso de Pavel Pardo, el '10' remató al arco con cabezazo prolijo y elegante que dejaba sin oportunidad al arquero.

Al 41', el encargado de abrir el marcador Carlos Hermosillo, aprovechaba una distracción en la defensa y anotaba el tercero para la euforia de la hinchada azulcrema que ya veía venir el festín de goles. Con el estadio encendido y la confianza a tope, las Águilas paseaban el balón de un lado a otro, pisaban, tocaban y marcaban el ritmo; de un momento a otro, Pardo hizo un cambio de velocidad y mandó un disparo violento para romper el arco defendido por los paraguayos, que nada podían hacer pues el marcador ya era de escándalo, al 61’, un 4-2 de pesadilla (Olimpia descontaba con Monzón y Quintana, al 10´y al 43´).

América no cedía un centímetro, la intención seguía siendo la misma de cuando inició el cotejo, los dirigidos por Tena parecían obsesionados con perforar el arco norte, así al 64', Blanco aprovechaba un mal rechace del arquero y ponía el quinto gol de la noche. En un arranque de locura, el 'Caldera' José Luis Calderón puso su nombre en la pizarra poniendo el 6-2 con un zurdazo raso fuera del área y pegado al palo, tan solo unos minutos después, Luis Salgado aprovechaba que el balón era rechazado y dejado a la deriva para que éste rematase al más puro estilo del potrero, llegando de último momento a su encuentro con la pelota metiéndola y dejándola jadeando bajo la red.

El Coloso se venía abajo, la gente eufórica cantaba y saltaba pero extrañamente no estaba satisfecha, cada vez que caía un gol de América, de la grada bajaba un grito que pedía un gol más y así sucesivamente. Los tacos, las gambetas y el buen juego adornaron los minutos finales donde al 85', Blanco se encargaba de poner el octavo gol de la noche desatando la locura en la tribuna, 8-2 definitivo, los de Coapa lo volvían a hacer.

La goleada de América está en la historia de la Copa Libertadores, ahí junto a otros marcadores de equipos grandes del continente como el Santos 9-1 Cerro Porteño, Peñarol 9-0 The Strongest , River Plate 9-0 Universidad De La Paz. Posteriormente, los de Coapa volverían a golear en la Copa por marcador de escándalo, esta vez en la edición del 2002 frente a Trujillanos por 7-1.

VAVEL Logo