Los penales y el Estadio BBVA
(Foto: Vívelo hoy)

El tiro de penal, la instancia relativamente más sencilla al gol en un partido de futbol, se ha presentado de forma consecutiva en la cancha del Estadio BBVA donde Rayados este pasado sábado únicamente pudo empatar 1-1 ante la Franja del Puebla en el arranque del Apertura 2016.

Y es que ya son cinco juegos seguidos donde Monterrey ha tenido la oportunidad de la pena máxima dentro del torneo de Liga fungiendo como local.

La situación inició en la última jornada del Clausura 2016 en el cotejo ante los Diablos Rojos del Toluca. Los albiazules empataron los cartones con el tiro desde los once pasos con buena definición de Dorlán Pabón.

Ya en la Liguilla en el partido de Vuelta de los Cuartos de Final ante Tigres, se presentaron un par de penales que terminaron por desperdiciar el propio Pabón y posteriormente Rogelio Funes Mori. A pesar de ello los elementos de Antonio Mohamed avanzaron a las Semifinales.

Para la antesala de la Final la polémica estuvo al rojo vivo con la señalación de Roberto García Orozco de una presunta mano de Miguel Samudio dentro del área que finalmente fue con el hombro.

Edwin Cardona no desaprovechó la oportunidad y la mandó al fondo de las redes y así Rayados eliminó a las Águilas del América de la Liguilla.

Ya en la pelea por el título ante los Tuzos del Pachuca, otro penal para Monterrey como local, mismo que le podía permitir a los norteños empatar la serie en ese instante. Sin embargo el propio 10 colombiano lo erró de manera terrible.

La racha aumentó en el inicio de una campaña más del futbol mexicano. Apenas a los 9 minutos de acción, una clara falta sobre Alfonso González dentro del área se marcó de manera correcta.

Pabón marcó el primer gol de Rayados en el nuevo año futbolístico pero finalmente el cotejo quedó empatado ante los camoteros.

VAVEL Logo