De la mano de Gignac, Tigres se negó a morir en la Final
(Foto: Tiempo)

Pasional noche de futbol en San Nicolás de los Garza. Tigres y Chivas se brindaron en el primer capítulo de la Gran Final del Clausura 2017, dejando las cosas con un trepidante empate 2-2 y que pone al filo de los nervios a sus parcialidades para el cotejo de Vuelta a disputarse el domingo en la cancha tapatía.

Una primera mitad donde Guadalajara se plantó como lo que es, un equipo grande y sin miedo a lo que fue el ‘Volcán’ que con el lleno acostumbrado de su afición, buscaron intimidarlos desde el primer minuto de juego.

Al 20’ clara acción de peligro. Luis Rodríguez se infiltró en el área por la parcela derecha, mandó centro y entre rebotes el esférico le quedó a Ismael Sosa que de primera intentó definir pero Rodolfo Cota achicó muy bien. En un contrarremate a merced, Jesús Dueñas voló su disparo.

A partir de ahí, par de golpes contundentes del Guadalajara que dejaron en silencio a más de uno. Primero al minuto 22’ de acción en tiro de esquina que Nahuel Guzmán desvió de mala forma, el balón pegó en Luis Advíncula y con el olfato de gol necesario, Alan Pulido remató para el 0-1 en el marcador que dolió profundo en la parcialidad norteña.

Cuando el encuentro parecía irse al descanso con la mínima diferencia a pesar del gran plantado tapatío, el triunfo jalisciense tomó mayor magnitud. Para el 41’ pase filtrado para el propio Pulido que disparó; el ‘Patón’ respondió a medias, dejando la pelota a merced para Rodolfo Pizarro que aprovechó y mandó a guardar el 0-2 que enmudeció al ‘Volcán’.

Para el complemento por lo menos media hora fue de imprecisiones, desesperación y descontrol en el ataque regiomontano, hasta que André Pierre Gignac decidió robarse la noche y de paso el triunfo de Guadalajara.

Primeramente al 85’ con un acostumbrado y por todos conocido desborde de Damián Álvarez que sirvió con potencia y el francés terminó por mandar al fondo de las redes para el 1-2.

Apenas tres minutos después, el galo daría una muestra de lo que es capaz con tan solo una mínima parte de desconcentración y espacio. Trazo largo del ‘Chaka’ al cual Gignac ganó las espaldas de la zaga tapatía y ante una intempestiva salida de Cota, ‘Dedé’ definió con creces para sellar el 2-2.

Silbatazo final y sí; hay serie. Tigres tiene el golpe anímico para meterse a la casa del ‘Rebaño’ el próximo domingo en punto de las 18:06hrs, para conocer al Campeón del certamen.

VAVEL Logo