Roberto Saporiti: entrenador auriazul como hidrorayo

Recodaremos un poco el paso de Roberto Saporiti con los conjuntos del Necaxa y los Pumas de la UNAM como entrenador.

Roberto Saporiti: entrenador auriazul como hidrorayo
Cultura Redonda

Roberto Marcos Saporiti es un director técnico argentino que como jugador, militó en el Independiente de Argentina, el Lanús, Deportivo Español, Millonarios de Colombia, Atlético Mineiro, Monterrey y Belenenses. Como entrenador, su primera oportunidad llegó con Estudiantes de Argentina, pero sus máximos logros en el fútbol argentino fue con el Argentinos Junior, con el que ganó la liga y la Copa Interamericana.

Su regreso a México fue para dirigir al Necaxa en la temporada 91-92, club en el cual estuvo tres temporadas y al que siempre clasificó a la liguilla, cayendo en las semifinales de la 91-92 ante Puebla, en los cuartos de final de la 92-93 ante el Atlante y en el repechaje de la 93-94 ante el América. 

En su primera temporada, clasificó al Necaxa a la liguilla como segundo lugar general, en la 92-93 fue superlíder, y en la 93-94 ubicó a los hidrorayos en el onceavo lugar de la tabla general, sin embargo accedió al repechaje. Sus números con el Necaxa fueron de 122 partidos, entre juegos de liga y liguilla dirigidos, acumulando 52 victorias, 40 empates y 30 derrotas.

Antes de llegar al club universitario, regresó a su natal Argentina para dirigir tres años más, y no fue hasta el Verano del 98 que regresó a México para dirigir a los Toros de Celaya. Es así que llegó a los Pumas, ya que su estilo ofensivo fue algo que le agradó a la directiva auriazul de ese entonces para contratarlo y que tomara el mando del equipo en el Invierno 98.

En su presentación en casa, cayó con los Pumas 0-2 ante su ex equipo, los Rayos del Necaxa, en la jornada 1. En su primera temporada metió a Pumas a liguilla como octavo lugar general, y en los cuartos de final, eliminó al Cruz Azul, quien había terminado como líder general, ganando 3-2 la ida en CU y empatando a 1-1 la vuelta en el Azul. Con un agónico gol de Jaime Lozano a dos minutos del final, en la semifinales quedaron eliminados al perder contra las Chivas de Guadalajara, esto, tras empatar 1-1 en la ida en CU y caer 1-0 en la vuelta. Irónicamente, con un solitario gol anotado por el ex puma, Luis García.

Sus números en el Invierno 98 quedaron en 17 partidos dirigidos, con 7 triunfos, 5 empates y 5 derrotas; 26 goles a favor y 20 en contra. A estos números habría que sumar los 4 partidos de liguilla en los que ganó 1, empató 2 y solo perdió 1.

Para el Verano 99, dirigió a Pumas durante 9 partidos, ya que fue cesado en la jornada 10 tras caer ante Tecos 0-2 en CU. Sus números dirigiendo a Pumas en temporada y media, incluyendo juegos de liga y liguilla, quedaron en 30 partidos dirigidos, 9 triunfos, 10 empates y 11 derrotas.