Nunca digas nunca
Agustín Marchesín, arquero titular del América en el Apertura 2018 (Foto: Esto)

Nunca digas nunca

Agustín Marchesín, el arquero que no quería venir, jugará su partido 61 al hilo como titular en Liga.

federico-martinez
Federico Martinez

Ser portero es una ironía futbolera. De lejos, uno pensaría que se trata de una posición cómoda para ganarse la titularidad. A fin de cuentas, defensas o delanteros habrá unos 6 o 7 por equipo, mientras que arqueros los hay apenas un par. Pero cuando uno lo analiza, entiende que es una posición ingrata, expuesta al linchamiento popular apenas la pelota atraviese la línea de gol. Los errores son imperdonables bajo los tres palos.

La misión de ser portero es mucho más difícil si a uno se le ocurre mencionar que “No sería jugador del América” apenas unos meses antes de llegar a Coapa, tal como lo hizo Agustín Marchesín poco antes de ser contratado en 2017. El argentino parecía empezar su etapa en América con un gol en contra, pero tan solo año y medio de su llegada, la situación ha dado vuelta. Hoy, está cerca de alcanzar marcas históricas en la institución.

Una de las mayores virtudes en un arquero es la constancia, mucho más cuando se trata de defender el arco de un equipo grande. Hay que evitar todo tipo de obstáculos como lesiones, expulsiones, convocatorias a selección o desconfianza de algún entrenador. Agustín Marchesín cumplirá el sábado ante Atlas su partido número 61 al hilo como titular en liga, una proeza al alcance de muy pocos en América

Marchesín ha recibido 65 goles en Liga, manteniendo su arco sin gol 21 veces.

La constancia en el arco azulcrema fue un verdadero dolor de cabeza para el equipo en las primeras dos décadas del profesionalismo. El primer portero en mantener la titularidad ininterrumpida en liga durante un largo periodo fue Manuel Camacho en 1962, con 48 juegos. Otro arquero que también se adueño de los 3 postes americanistas fue Prudencio Cortés, quien hiló en distintas ocasiones 50 y 51 partidos como titular.

Los años ochenta encontraron por fin la estabilidad en la puerta del América. Primero con el arquero argentino Héctor Miguel Zelada, quien fue amo y señor de la portería en el primer lustro. El mundialista argentino hiló rachas de 48, 58 y 66 juegos iniciando en el once del equipo. Luego llegaría Adrián Chávez, hasta ahora dueño de la máxima racha de partidos como titular en el arco. El espigado arquero estuvo muy cerca de superar la racha de Zelada en sus inicios, pero se quedó en 61 juegos. En un segundo intento, lo logró, dejando el récord de titularidad en 74 encuentros.

Adrián Chávez hilo 74 titularidades en Liga, récord en el club.

La constancia de Agustín Marchesín lo ponen a 14 partidos de igualar dicha marca. Otros, como Moisés Muñoz, se acercaron en épocas recientes (58 partidos), pero no pudieron sortear el escollo de las lesiones. Sin duda, la titularidad de Marchesín es fruto del trabajo arduo y la disciplina, aunque la ausencia de un segundo portero de jerarquía también es un debate posible. Lo cierto es que, al final de esta temporada, el argentino podría tocar la cima de la regularidad en la historia de la portería americanista.

VAVEL Logo