El color de una final histórica
Foto: Club América

El color de una final histórica

La final de Copa MX del torneo Clausura 2019 fue protagonizada por FC Juárez y América, donde las Águilas se coronaron haciendo historia, al convertirse en el equipo más ganador del fútbol mexicano.

mccs
Martín Contreras Soulé

Tras un largo torneo, el miércoles fue el gran día esperado por cientos de aficionados. El Estadio Benito Juárez fue el lugar donde se dieron cita FC Juárez y el Club América para definir al Campeón de Copa MX del Torneo Clausura 2019.

Una noche donde los vientos amenazaban con cancelar la 'Gran Final', ya que protección civil del estado de Chihuahua, informó que previo a la final de Copa MX,  Ciudad Juárez sufría fuertes ráfagas de viento, similares a las de un huracán, encendiendo la alerta amarilla por las ráfagas ventosas que alcanzaban los 100 kilómetros por hora. Pero esto no impidió que en el Benito Juárez rodara el balón para definir al nuevo campeón de Copa. Pues cientos de aficionados a pesar de las condiciones climatológicas en la ciudad fronteriza asistieron al estadio para apoyar a los Bravos de Juárez, quienes estaban a un paso de obtener su primer campeonato de Copa, y que mejor que frente a su gente, coronándose ante un equipo de Primera División y con gran  historia como el América.

Un ambiente de fiesta total se respiraba en el coloso juarense, todos con un objetivo en común; ver a su equipo campeón. A pesar de la gran presencia local, no faltó el apoyo americanista, haciendo lucir un estadio lleno, entre verde y amarillo. 

El Himno Nacional unió a Bravos y Águilas, haciéndolos cantar una misma balada. Ni los más fuertes vientos lograron evitar que el balón rodara en punto de las 20:00hrs, el árbitro Jorge Pérez Durán, hizo sonar la su silbato para dar inicio a la batalla en el terreno de juego. Del lado local, se peleaba la historia, el honor, el hacer respetar su casa el querer levantar la Copa MX por primera vez en su historia, con un pasado victorioso tras dejar fuera a equipos de Primera División como lo fue León y Pumas, queriendo repetir aquella noche en el Estadio Azteca donde echaron de la fase de octavos de final al gigante América. Del lado visitante, su historia legendaria, experiencia y la espera de 48 años por levantar la sexta copa, motiva a las Águilas anaranjadas a no dejar de presionar durante los primeros minutos del encuentro para anotar el primer tanto que los pondría cerca de la sexta.

Ivan Vázquez Mellado tomó el papel de héroe al no permitir caer su arco, cada jugada gritaba y acomodaba a la defensa juarense para evitar un error catastrófico que arruinara la fiesta fronteriza.

Los dirigidos por Miguel Herrera, no dejaban de 'bombardear' el área 'Brava' dejando claro el hambre por obtener el título. Agustin Marchesin no se quedaría atrás, haciendo vuelos espectaculares para dejar su arco en ceros.

Casi a los 30 minutos de la primera parte, el jugador de los Bravos de  Juárez,  Javier Nevarez y el joven americanista José Clemente, se hacían de empujones cerca del área chica tras una fuerte jugada donde ambos  calentaban el encuentro. El silbante Jorge Pérez Durán no permitió dichos actos y pintó de amarillo a los jóvenes jugadores.

Un público fiel que no dejaba de apoyar a su equipo, haciendo sentir que Fc Juárez no solo jugaba con once sino con miles más que estaban a la espera del gol que los hiciera quedarse sin voz, significando la copa en las vitrinas juarenses.

Las Águilas no podían permitirse caer en una final, por la banda  derecha nació una jugada gracias a un pelotazo largo del meta americanista, Agustin Marchesin, quien le hizo llegar el esférico a Renato Ibarra que tocó rápidamente para Henry Martín, logrando que el defensor de Juárez, Cristian Pérez cometiera el error y llegara tarde a la jugada derrumbando al jugador americanista. El silbato sonó, el estadio se paralizó, Pérez Durán marcó un penal claro a favor del equipo visitante. Emanuel Aguilera levantó la mano, y fue quien guardó desde los once pasos la de gajos en la portería local, logrando desprender a los presentes americanistas de sus butacas y haciendo sonar el grito de gol en el Benito Juárez, poniendo a temblar el terreno de juego y a millones de aficionados con  el tanto único que les daría la tan anhelada sexta Copa.

El defensor argentino, Emanuel Aguilera, seguía colocándose la capa de héroe en la segunda mitad al desviar con la cabeza un potente disparo del arquero Vázquez Mellado del FC Juárez. 

Finalmente las Águilas del América hicieron historia tras levantar después de 48 años un título de Copa, sumando la sexta estrella en las vitrinas de Coapa. Convirtiéndose en el equipo más ganador del balompié azteca con 13 títulos de Liga, 6 Copas y 7 campeonatos en la Liga de Campeones de la CONCACAF.

 

 

 

VAVEL Logo