La Contracrónica: una apuesta ganadora
(Foto: Fernando Montañez - VAVEL México)

La Contracrónica: una apuesta ganadora

Necaxa contra Santos en horario estelar: ¿acaso hay algún clarividente dentro de la Liga MX que visualizó uno de los juegos con más llegadas por parte de ambas escuadras en lo que va del torneo? Un buen espectáculo futbolístico para el disfrute de los que apostaron a ver el partido, porque, sobre todo, Necaxa se llevó el resultado con una actuación decente de su delantera y mediocampo.

dan-rojas
Daniel Rojas

Bajo la premisa de colocar juegos interesantes en horarios estelares, al estilo estadounidense con el ‘Thursday Night’ o el ‘Monday Night’, la Liga MX calendarizó algunos partidos fuera del horario habitual de los equipos locales; en este caso, le tocó al Necaxa ser anfitrión en uno de las franjas horarias más representativas para el disfrute del balompié, sobre todo en casa, es decir, el domingo a media tarde.

¿Qué de atractivo puede tener un Necaxa - Santos? Si estuviéramos en 1996, no habría nada más interesante que este partido, desde luego, es un enfrentamiento que aún está fresco en la memoria de los necaxistas, más que en los hinchas de los ‘Guerreros’ (hay que recordar que la afición del Necaxa tiene una especial inclinación a alimentar su espíritu con eventos del pasado, sobre todo por la carencia de alegrías presentes), pero, aparte de eso, poco habría que añadir para darle un cartel estelar, más allá que el Necaxa ya cuenta con un plantel funcional y que los de la Laguna llegan a Aguascalientes como líderes provisionales de la competición.

Evidentemente, en la Liga no podían saber eso, pero afortunadamente no hicieron mal su proposición, pues fue un partido en donde las idas y las vueltas estuvieron a la orden durante los noventa minutos. Se podría decir que ha sido el mejor juego de los ‘Rayos’ en lo que va del torneo: dinamismo frente a un rival de altura, que también tuvo llegada y dominio, pero el Necaxa no dejó de pelear todas las pelotas, ni de proponer su propio juego. Así debe ser, así fue. Carencias en la defensa, ¿cuándo no las ha habido? Esa es una realidad. Guillermo Vázquez debe trabajar durísimo en ello, esa una exigencia.

Con una entrada positivamente decente para los parámetros del Estadio Victoria, la gente buena de Aguascalientes recibió oxígeno puro en forma de tres goles, realizados por dos fichajes nuevos, que, junto con sus actuaciones, están confirmando el buen olfato que tienen en el Club Necaxa para los refuerzos.

El hecho de que no hubiese un lleno espectacular en la tribuna del estadio, a pesar de haber jugado en la antesala del prime time del domingo, no es nada inusual, pero ahora tampoco es una cuestión para satanizar a la afición local, como tantas veces se ha hecho. Ver jugar al Necaxa, así salga como favorito en las casas de apuesta, es un volado, que hoy ganaron quienes se animaron a asistir al campo. Después de dieciséis años, en el club están bien informados sobre la naturaleza de su taquilla, y la solución a esta situación, que es un elemento importante en la logística de la gestión de un club, por supuesto, ha sido el tema de la venta de jugadores, pero esa es otra historia.

Fue una tarde que prometía y cumplió. Ojalá que el triunfo de hoy imbuya al plantel en pleno del ímpetu para jugar siempre así, con ganas. El grueso de la afición rojiblanca implora que se repita el Clausura 2019, y en ese sentido es importante hacer notar que también esa misma afición debe contribuir al ‘esfuerzo de guerra’. Ante un público sumamente voluble como el de Aguascalientes, la directiva tiene, año con año, el reto de mejorar los números en todos los rubros que se derivan del manejo de una institución de este tipo y el panorama no es tan desalentador, si se toma en cuenta la historia inmediata del club antes de ser adquirido por los Tinajero.

Recordar que el proyecto Necaxa rindió frutos concretos hasta los doce años de haber sido revivido por el ‘Tigre’ Azcárraga. No es que con los nuevos propietarios tenga que pasar tanto tiempo, pero Roma no se construyó en un día. Si hubo una asistencia aceptable hoy en el ‘Coloso de la Héroes’, que no se vea como un hecho aislado, sino como un fenómeno sostenible cuyo desarrollo solamente depende de lo que se haga en el Club. Tampoco es que esto solamente se manifieste en el seno del equipo: los vaivenes ocurren hasta en las mejores familias, pero la jerarquía y la tradición del Necaxa no están para tener una afición advenediza. Ojalá que los seguidores ganen siempre el volado que es ir a ver al equipo jugar, aunque éste pierda.

Por ahora, los 'Electricistas’ ganaron y más o menos gustaron. El necaxismo se emociona.

VAVEL Logo