Una hazaña imposible

América buscará levantarse de entre los muertos en el Universitario, una gesta que nunca ha logrado en semifinales.

Una hazaña imposible
América nunca ha podido revertir una derrota como local en la ida de la Semifinales (Foto: Ezequiel Gasca)

América tiene una misión imposible este sábado en el Universitario de Nuevo León. Dar vuelta a una semifinal que comenzó perdiendo en el Azteca es una hazaña que las Águilas nunca han conseguido en las liguillas. En VAVEL repasamos las seis ocasiones en las que América trató de enmendar un camino que comenzó mal en Santa Úrsula.

Cantó el tecolote

América buscaba llegar a una nueva final de la mano de Miguel Ángel López en la temporada 1993-1994. En semifinales, su rival fue Tecos. El juego de ida se disputó en el Estadio Azteca, y ahí las Águilas comenzaron su declive. Perdieron por 2-3 ante los de Zapopan. Increíblemente, América dejó escapar una ventaja de 2-1 a veinte minutos del final. Los goles de Goncalvez y Porfirio Jiménez fueron un duro golpe para la moral azulcrema.

Las Águilas pagaron muy cara su derrota en el Azteca.

En la vuelta, la famosa garra americanista hizo que se vivieran momentos dramáticos en el 3 de Marzo. Los goles de Joaquín Hernández y Francisco Uribe dieron vuelta al marcador global e hicieron soñar con una final a la fanaticada águila, pero un gol de Edson Zwaricz al minuto 70 terminó por escribir la historia a favor de los Universitarios. 

El hermano incómodo

En la temporada 1995-1996 las Águilas parecían retomar el vuelo al acceder a Semifinales. El rival en esta ocasión sería el llamado 'hermano menor', Necaxa. Sin embargo, el duelo resultó todo menos una fraternidad. Los Rayos ganaron la ida (en la que América fue local administrativo) por marcador de 2-0. Poco pudieron hacer figuras como Luis García y Francois Omam Biyik. En la vuelta, la férrea defensiva necaxista mantuvo a raya a las Águilas, dándose un empate a 1 gol. El hermano incómodo volvía a hacer de las suyas.

Un infierno total

Zague se despidió del América tras ser expulsado 

El Verano 1998 significó la 3º caída del América en Semifinales tras perder la ida en el Azteca. Esta vez, el villano fue Toluca, que comenzaba su época dorada. Los pupilos de Carlos Reinoso no supieron contrarrestar los ataques de Fabián Estay y José Cardozo. Un gol de Enrique Alfaro fue suficiente para adelantar a los Diablos. En la vuelta, los nervios hicieron estragos en las Águilas, que terminaron con 10 por la expulsión de Zague.

Verdugos en otros tiempos

La 4º vez que América falló en su intento por enmendar el camino fue en el Apertura 2010. Enfrente estaba la escuadra de Santos Laguna. Curiosamente, ese día los verdugos de las Águilas fueron jugadores que años después vestirían la casaca azulcrema; Darwin Quintero y Christian Benítez. El gol de Ángel Reyna apenas servía para pensar en una épica remontada en Torreón. En la vuelta las Águilas no estuvieron lejos de la hazaña. Un empate a tres goles no fue suficiente para acceder a otra final.

Novatada al 'Piojo'

Otra vez, Toluca le hizo la diablura al América. En el Apertura 2012, de la mano de Miguel Herrera, las Águilas cayeron tras iniciar con un traspié en el Azteca. Esta vez fue 0-2 en el juego de ida. Los goles de Lucas Silva y Édgar Benítez dictaron sentencia. Los del 'Piojo' trataron de hacer una gesta heroica en la Bombonera y pusieron dramatismo tras empatar el global con goles de Miguel Layún y Daniel Montenegro, pero el ansiado tercer gol nunca llegó.

Se expulsan de la liguilla

El último antecedente se dio en el Apertura 2015 ante los Pumas. Una noche trágica en el Azteca condenó al América. Los felinos aprovecharon las expulsiones de Pablo Aguilar y Miguel Samudio para endosar a las Águilas un 3-0. Un golpe que parecía liquidar por completo la eliminatoria, aunque lejos de eso, América estuvo a punto de remontar el marcador en Ciudad Universitaria con nueve hombres. Un esfuerzo titánico sin premio alguno.

¿Será la buena?

Las Águilas van por su séptimo intento, tal vez aún más difícil que los anteriores si se toma en cuenta la calidad del rival. A su favor tendrán la regla del gol de visitante que les permite pasar ganando 2-0 ó 2-1. Sin embargo la ofensiva americanista no ha visto puerta en esta liguilla, y es precisamente la urgencia de anotaciones lo que más preocupa a su afición, ¿podrán las Águilas realizar una misión imposible en el Universitario?