Guillermo Vázquez y sus primeros días en Veracruz

Guillermo Vázquez vive sus primeros días en Veracruz, preparando lo que será una larga travesía en busca de la salvación escuala.

Guillermo Vázquez y sus primeros días en Veracruz
(Foto: Club Tiburones).

Tras el cese de José Saturnino Cardozo como estratega de los Tiburones Rojos, mucho se rumoró sobre la llegada de Tomás Boy al puerto, sobre todo sustentado en el apoyo que TV Azteca ha comenzado a brindar al conjunto escualo en busca de evadir el descenso. Sin embargo, ha sido Memo Vázquez quien ocupará el banquillo del Pirata cada 15 días, con una encomienda más que difícil.

Hace poco más de seis meses, tras su salida de Pumas, Vázquez fue candidateado para dirigir a Monarcas. Sin embargo, la comprometida situación de los purépechas a medio torneo lo hizo no aceptar la propuesta. Ahora, la vida lo ha colocado ante un reto, quizá, de mayor complejidad que el que rechazó. Actualmente, los Tiburones Rojos se encuentran al fondo de la tabla porcentual, con ocho puntos de desventaja ante su rival más cercano, Querétaro y a 13 de Puebla y Atlas. Por si fuera poco, la calidad de la plantilla también deja mucho que desear, sobre todo en la parte del medio campo y la defensa, aspecto que preocupa en demasía a una afición que sabe que, como mínimo, su equipo deberá sumar 25 puntos para poder intentar evadir el descenso.

Para ello, Memo ya está manos a la obra con el equipo, que sólo tuvo una semana de vacaciones y se ha mostrado entusiasmado por el nuevo desafío: "es algo diferente, algo distinto y yo tenía ganas de hacer algo así, un entrenador no siempre va a estar en una situación élite, yo creo que a mi me toca ahorita hacer este trabajo y lo voy a hacer de la mejor forma".

Ya dirigiendo entrenamientos, Vázquez deberá conocer a profundidad su plantel para así seleccionar de buena forma a los elementos que lo apoyarán en esta complicada misión y, para ello, habrá que esperar los movimientos que alcance a cerrar durante el siguiente draft.