Victoria y punta para la Lepra
Musto, autor del gol aurinegro, disputa la pelota en la mitad de cancha. Fuente: Olé
Y ganó el campeón nomás. Olimpo no pudo sostener el buen planteo del Primer tiempo y Newell´s se aprovechó.
Walter Perazzo planteó desde lo táctico una primera mitad trabada en la mitad de la cancha. Le permitió al equipo Leproso que la pelota la subieran Heinze o López pero en el circulo central o en 3/4 de cancha, el Aurinegro esperaba bien parado, prolijo, apretando de lateral a lateral con Furios despejando todo lo que andaba por ahí y con Moiraghi acompañando, aunque sin ser para nada el zaguero que brilló en la B Nacional.
Olimpo recuperaba la pelota, cerca de su arco, pero sin que Champagne sufriera sobresaltos. Y tocaba rapido para los costados. Perez Guedes utilizó bien su carril y se encontró bien con Vuletich. Rosales siempre supo darle buen destino al balón y Ferreyra que intentó mucho pero pudo poco.
Fue asi que, en una pelota ganada sobre la izquierda del mediocampo rival, Rosales derivó para Musto, éste para el Chino Martinez y, luego de un centro del marcador lateral Aurinegro, Damián Musto cebeceó perfecto al gol.
El equipo bahiense no había sido superior a su rival pero lo teneía controlado en juego y en situaciones. Es más, pudo haber aumentado si en ese contraataque que manejó Perez Guedes, la peleto le hubiese llegado un segundo antes a Ferreyra para definir frente a Guzmán en lugar de que Casco despejara.
Pero el segundo tiempo fue otra cosa. Olimpo regaló la pelota, el terreno de juego, las oportunidades de gol y, practicamente, el partido. Es que ya no estaba bien prolijo abajo ni apretaba ordenadamente en el medio. Y encima Newell´s tocaba y tocaba el balón sin perder la paciencia. A lo campeon. Entonces pasó lo que era obvio que iba a pasar. Empató el partido con un tanto de Trezeguet, luego de una fina jugada que bordeó el off side.
El Aurinegro pensó que el empate le caía bien, entonces no reaccionó. Siguió jugando igual. mejor dicho, peor; y los dirigidos por Berti siguieron jugando igual o mejor dicho, mejor. Las pelotas iban todas a Maxi Rodriguez (se nota que le sobra jerarquía para nuestro humilde fútbol local) o para Bernardi o para Cáceres, que subió siempre bien.
Y promediando la segunda etapa, en otra de las tantas jugadas de ataques rosarina, Moiraghi comete penal (¿comete penal?) y la Fiera Rodriguez tranforma en gol.
Recién ahí, los dirigidos por Perazzo, se dieron cuenta que su oportunidad en el partido era la de seguir como el la primera mitad, atacando ordenadamente. Desesperadamente saltó a la cancha el lesionado Ezequiel Cerutti. No nos queda claro porque lo hizo entrar si estaba lesionado. Y si no lo estaba, porque fue al banco? Y la otra duda que nos queda ¿porque ingresa un delantero sin gol como Luguercio a 4 min. del final?
En fin, el puntero del campeonato ganó a lo campeón, jugando bien y sin enloquecer. Y Olimpo perdió por temeroso, por especulador.
Se viene Belgrano en Bahia y luego Atletico Rafaela; demás está decir que son seis puntos de oro que tendrá que conseguir el Aurinegro.
Jugadas destacadas y los goles del partido:

VAVEL Logo