Maradona y su paso por Europa
Foto: Marca

La primera experiencia de Diego Armando Maradona por el viejo continente se dio en el año 1982. La Selección Argentina viajó con motivo de disputar el Mundial de aquel año en España,bajo la conducción de Cesar Luis Menotti. En la estadía del conjunto nacional en suelo español, el club Barcelona se mostró interesado en contratar al "Diez" argentino y oficializó su traspaso por 1200 millones de pesetas saliendo favorecido en esa transacción tanto Boca Juniors, club en el cual jugaba actualmente y Argentinos Juniors, club de donde surgió.

Su debut con la camiseta "Blaugrana" se dio el 4 de septiembre con derrota ante el Valencia de Mario Alberto Kempes por 2 a 1 pero anotando su primer gol. A fin de ese año llegando a disputar 13 partidos de la liga española y haber convertido 6 goles, tuvo que dejar las canchas temporalmente por 3 meses debido a la detección de Hepatitis que lo marginó y debio volver el 12 de marzo del ´83 ante el Betis y con un Barcelona ya sin aspiraciones a pelear por el título que fue ganado por el Athletic Club de Bilbao.

Lo que si logró el conjunto "Culé" de Maradona fue la Copa del Rey y la Copa de la Liga, en ambos ganandole la final al Real Madrid para cerrar una temporada más que aceptable con estos dos títulos y con Maradona como una de las figuras del fútbol español y teneindo como técnico a Menotti quien llegó en reemplazo del alemán Udo Lattek.

A la siguiente temporada no fue tan fortuita para el argentino. Sufrió la rotura de su tobillo izquierdo tras una fuerte infracción de Andoni Goikoetxea en el duelo ante el Bilbao teniendo que regresar luego de tres meses, otra vez en un Barcelona sin chances de conseguir el título quedando en tercera ubicación pero si siendo partícipes de otra final de Copa del Rey ante el Athletic de Bilbao pero esta vez con derrota por 1 a 0 siendo también el último partido con los catalanes.

En ese partido se vivió un clima muy tenso sobre todo en final cuando Maradona agredió al jugador Miguel Ángel Sola y eso provocó un tumulto entre los jugadores de ambos equipos en donde se produjo golpes de puño y patadas. Esto generó una serie de sanciones y entre ellos al argentino a quien la Federación Española le impuso una suspensión de tres meses sin competir.

Su paso al Nápoli y la obtención de títulos

Ante esa inhabilitación, el presidente del Barcelona, José Luis Nuñez, se vio obligado a aceptar una oferta del Napoli italiano por Maradona quien también se mostró desilusionado con la dirigencia por no haberlo defendido como él esperaba. De esa forma se despidió de España con 58 partidos jugados en los que marcó 38 goles.

El día 5 de julio de 1984 fue presentado como nuevo jugador del conjunto del Calcio generando en el público un gran estusiasmo que previo al comienzo a esa nueva temporada, evitó el descenso por tan solo un punto. Su debut se hizo el 16 de septiembre del ´84 ante el Verona y con derrota por 3 a 1 ante quien sería el campeón. En ese período logró una recuperación positiva luego de una primera ronda muy floja y además ocupó el tercer lugar en la tabla de goleadores con 14 goles.

A la temporada siguiente, luego de incorporaciones importantes al primer equipo, Nápoli alcanzó la tercera ubicación obteniendo el pase a la Copa de la UEFA y con Maradona como uno d elso artilleros con 11 goles. El mayor logro se daría en el campeonato del 1986/87 luego de que Diego se coronara campeón del mundo con el seleccionado nacional bajo la dirección técnica de Carlos Salvador Bilardo.

Una vez que Maradona retornó al equipo italiano, la ilusión para la liga italiana se renovó. Fue cuando el mejor del mundo con una gran actuación y siendo el principal protagonista, llevó a conseguir el primer scudetto al club y además lograr la Copa Italia. Después de estos logros vino la renovación hasta 1995.

En la temprada 87/88 Nápoles consiguió el subcampeonato quedando a tres del campeón luego de un comienzo muy favorable y un final donde el equipo decayó. Allí Maradona lideró la tabla de goleadores con 15 tantos.

En el período 88/89 llegaría lo mejor para la entidad. La consagración en el marco internacional con el trofeo de la Copa UEFA venciendo en la final al VfB Stuttgart de Júrgen Klinsmann en dos partidos. El primero con victoria de los celestes por 2 a 1 como local en el San Paolo y el segundo con un empate 3 a 3 en Alemania.

Siguiendo con los éxitos del astro mundial en la temporada 89/90 alcanzó el segundo scudetto tras un final de campeontao cara a cara con el Milan. En la última fecha vencieron a la Lazio por 1 a 0 para la consagración y siendo Maradona el tercer goleador con 16 goles. Pero no sería el único logro. También se quedaron con la Supercopa de Italia tras una goleada en la final por 5 a 1 ante la Juventus.

FOTO: Spazio Napoli
FOTO: Squadra Eterna

Aquí te dejamos los mejores recuerdos del Diego con la camiseta del Nápoles

Luego de disputar el Mundial de 1990 en Italia, donde el seleccinado nacional quedó en la puerta de otro campeonato mundial por perder en la final ante Alemania, Maradona regresó al Nápoli y vivió una temporada atípica. Más allá de conseguir en el mes de diciembre la Supercopa italiana, no finalizó como una esperaba ya que dio positivo el control antidoping por primera vez en su carrera sufriendo una sanción por parte de la FIFA de 15 meses.

Una vez pasado ese tiempo de suspensión, Maradona quería alejarse de Italia y entre sus planes estaba el Sevilla, club que se mostró muy interesado por él a pesar del deseo de la entidad italiana de seguir contando con el argentino. La desvinculación no fue para nada sencilla por lo que tuvo que intervenir la FIFA para facilitarla el 22 de septiembre de 1992.

Apartir de ahí fichó por el club español quien tenía como técnico a Carlos Bilardo, quien inisistió por contar con quien fue su estelar figura en el Mundial de México ´86. Su debut se hizo despues de iniciado la liga el 28 de septiembre en un amistoso ante el Bayer Münich de Lothar Matthäus y de manera oficial el 4 de octubre de 1992 ante el Athletic de Bilbao.

FOTO: ABC.es

Luego comenzó una relación complicada con los dirgentes después de no obedecer a la advertencia de los mandamás del Sevilla de no jugar por el seleccionado un amistoso ante Dinamarca comenzando una debilitada relación.

Más tarde se produjo el quiebre. En un encuentro donde Maradona se molestó por la decisión del entrenador de sacarlo al verlo lesionado y eso generó el enojo del jugador comenzando en esa situación a quebrarse la relación con los dirigentes. Aquel partido fue el último por aquel país ya que luego decidió retornar al país y vestir los colores de Newell´s Old Boys de Rosario.

VAVEL Logo