Gambarte, vamos a volver
Un pedido hecho frase, una frase hecha bandera y una bandera hecha una realidad. Foto: Gambarte, vamos a volver.

“¿Volver?, si nunca nos fuimos” pensará algún hincha tombino que comenzará a desempolvar de sus recuerdos las tardes de partido por la Liga Mendocina, o las vueltas que dio el club en su historia, con los campeones del 54: la primer vuelta que se dio en la nueva casa, el Feliciano Gambarte, que años más tarde iba a recibir la visita del Santos de Pelé en 1964, en un partido donde el Tomba iba a perder sólo por 3 a 2, ante una de las escuadras más poderosas de América en ese entonces. ​

Foto: Web
Foto: Web.

Por qué no agregar a los campeones de 1968, que manos negras lo dejaron sin el Torneo Nacional de AFA que había ganado derecho a disputar en la cancha, o a los campeones de 1989, 1990 y de 1993 que iban a abrir años de gloria y crecimiento al club pero también momentos complicados en lo institucional, aunque estos últimos parecieran pasar a otro plano tras la consagración en 1994 en el anteúltimo Torneo del Interior que daba 1 ascenso a la segunda categoría de AFA para 132 equipos, una verdadera epopeya.

Es por ese acontecimiento que se presenció, hasta ese momento, una movilización del hincha muy fuerte que iba y, en grupos, pintaban las tribunas, acondicionaban el estadio, entre otras cosas, para cumplir con los requisitos de AFA y los correspondientes organismos de seguridad para “jugar en casa, en la Bodega”. También podemos agregarle esas tardes de la B Nacional que tanto sufrimiento y tantas alegrías le dieron a los hinchas con torneos reducidos jugados y salvaciones agónicas sea en casa o fuera, pero que se silenciaron allá por 2005 tras el partido que terminó en empate contra Tiro Federal de Rosario en igualdad a cero.

Pasaron años vertiginosos sin dudas para el Expreso, que ese mismo año se consagraba campeón de la B Nacional y ascendía a Primera División tras ganarle la final por el primer ascenso a Nueva Chicago. Iba a ser el primer equipo mendocino en debutar en la élite del fútbol local, desde el nuevo formato adoptado, pero no lo pudo hacer en su hogar, sino que debió jugar en el Malvinas Argentinas, lugar donde perdió la categoría en 2007, siendo el único descenso en la historia del club, y retornó un año más tarde, en 2008, para no retroceder más, sino que para jugar campeonatos internacionales como la Copa Libertadores o la Copa Sudamericana, competiciones que, como los partidos de la “A” no pudo jugar en el Feliciano Gambarte y hasta tuvo que terminar haciendo de local en 2011 en la provincia de San Luis  por las refacciones por la Copa América 2011 al Malvinas Argentinas. Es a este punto que quería arribar, porque fue de inflexión en esta historia.

Por este suceso, comenzaron a aparecer agrupaciones, banderas en la cancha, gritos de la tribuna con un mismo objetivo “Queremos volver al Gambarte” rezaban esas oraciones que parecían quedarse en eso o en banderazos que se organizaban a la sede del club para pedirle a la dirigencia que comience a tratar el tema. Pero, por esas vueltas que tiene la vida, era otro grupo de hinchas, simpatizantes, empresarios, etc. que iban a decidir “ponerse al hombro” y emprender la vuelta a casa.

Comisión Estadio Feliciano Gambarte y el hincha tombino.

14 de Septiembre de 2013, Godoy Cruz, Mendoza.

Se crea la “Comisión Estadio Feliciano Gambarte” y comienzan a buscarse las herramientas legales para darle el aval necesario para tener total libertad a la hora de llevar adelante el trabajo requerido. El 23 de septiembre se aprueba en la Comisión Directiva a la comisión y se realiza la evaluación de la situación presente del estadio para la posterior realización de los planos que tienen como objetivo remodelar el establecimiento. El 2014 se avecinaba complicado en lo deportivo para el club (ver “La Bodega está en orden (Resumen Torneo Final 2014)”) y es por ello que desde la comisión se optó por esperar que se cumpla el objetivo para anunciar, en mayo, que los planos fueron aprobados y se iba a presentar  el anteproyecto de remodelación y ampliación del estadio para su correspondiente tratamiento en la dirigencia del club mendocino, algo a lo que lógicamente “desde arriba” le dieron el visto bueno y a partir de allí se comiencen las refacciones en junio: 

Aquí retomamos las palabras de Marcelo Espina en el programa Actualidad Deportiva, que nos narraba: "cada vez que poníamos que necesitamos cinco mil ladrillones por las redes sociales, pasaban dos días y ya los teníamos, al igual que con las bolsas de cemento". Otra de las cosas que sorprendió a los mismos ideadores del proyecto, fue esto último. Ellos no descartan "estar jugando ahí (Feliciano Gambarte) el año que viene" (…) "siempre el sentimiento de pertenencia de hincha fue volver al Gambarte". Además agregó que "la gente se ha entusiasmado con la vuelta".

Así como con los materiales, también fue con la mano de obra, “nos dividimos en grupos por obras por la cantidad de gente que quería ayudar, nos favoreció que tuvimos menos contrato con gente especializada y si con varios hinchas atrás apoyando", agregaba uno de los integrantes de la comisión.

Y es cierto, porque al hablar con los hinchas nos dividimos en grupos por obras por la cantidad de gente que quería ayudar, nos favoreció que tuvimos menos contrato con gente especializada y si con varios hinchas atrás apoyando". Otros, remarcaban que "el aliento de la hinchada sería impresionante en esa cancha", en relación a la cercanía de las tribunas que tendría el remodelado estadio del conjunto godoycruceño. Mientras que para finalizar, agregaba que "hay que volver al barrio, a nuestros orígenes", en sintonía con uno de los slogans de la "Subcomisión Estadio" que reza: "El barrio volverá a sonreir".

Por otra parte, cuando el hincha, tiene algo de su equipo que lo enorgullece y lo motiva, puede hacer cosas impensadas. Tal es así, que por la repercusión y la trascendencia que tuvo esta idea, que hoy en día es la realidad que más fuerte pisa, se generaron dos eventos: las “12 horas por el Gambarte” el 8 de Noviembre (El barrio volverá a sonreir) y el “Partido de las estrellas por el Gambarte”, donde se juntaron jugadores de todas las épocas del club y se realizó un homenaje a Héctor “el Chalo” Pedone, arquero del Tomba en 1974, el reciente 13 de diciembre, con el objetivo de recaudar fondos y materiales para continuar con esta obra que, como sostiene Juan Suraci, otro de los integrantes de la comisión “Esto lo ha hecho la gente y esto es de la gente” a lo que agregó “Al Gambarte vamos a volver entre todos, nadie se va a llevar la coronita, nadie va a quedar en el pedestal y el resto aplaudiendo, estamos todos iguales, esto es parejo” y enfatizó: “La gente de Godoy Cruz vuelve. Volvemos todos al Gambarte”. Y en ese “volvemos todos”, nos gustaría destacar la historia de un hincha quien, se encontraba desocupado por ser trabajador golondrina​ 

​ (sólo consigue empleo en época de cosecha) y donó mil pesos para la vuelta a casa.

Algo que tiene un aire a lo realizado por un tal Julio Roque Pérez, que cuando ganó la lotería de San Juan decidió, allá en épocas donde se levantaba el estadio original, donar el premio al club del cual es hincha, para la realización de dos tribunas completas que faltaban gesto que lo eternizó en la memoria del hincha para todas las generaciones y es aún ovacionado en las tribunas cuando se lo reconoce en los partidos del primer equipo tombino.

​Resumiendo, se dio a conocer que desde el comienzo de la campaña de recaudación de materiales y recursos económicos, la cifra superó el millón de pesos, lo que refleja el compromiso de toda aquella persona que está metida en el club Godoy Cruz Antonio Tomba.

Aval departamental y provincial.

Este pequeño capítulo de la historia abre con el pedido de César Cattáneo, concejal de Godoy Cruz que presentó un proyecto de ordenanza municipal para que sea declarado, “Volver al Gambarte” como interés departamental por el Concejo Deliberante de Godoy Cruz, algo que sin dudas se aprobó y no solamente quedó ahí, sino que la Cámara de Diputados y Senadores de Mendoza, a través de la presentación de Tadeo García Zalazar y Néstor Márquez respectivamente, declararon de interés provincial este emprendimiento, como para darle más respaldo del que ya tenía y poner más ansioso al hincha que ya quiere volver a jugar allí.

Reporte actual.

Luego del evento del #13D, como se denominó desde la fan page oficial Gambarte, vamos a volver, se comenzó a trabajar en la demolición del techo de la platea techada para la correspondiente construcción del nuevo y la remodelación de las cabinas de transmisión para televisión y radio. En la mencionada página podrán estar al tanto de las novedades que surjan en el proceso.

2015: ¿Año de la vuelta?

(...) "a nosotros nos encantaría estar jugando a mitad del año que viene, depende de algunos presupuestos y de las condiciones", declaraba Marcelo Espiina. Seguramente será el motivo principal del brindis en estas fiestas para los hinchas de Godoy Cruz que pedirán por un equipo de primera y que juegue sus partidos en su casa, una deuda pendiente que parece empezar a saldarse en poco tiempo.

Además te puede interesar:

+ Godoy Cruz 2014: resurrección a medias

+ La Pizarra de Oldrá: la confianza al equipo

+ Torneo Final 2014: la Bodega está en orden

+ Torneo Transición 2014: un equipo, dos facetas

+ Un 2015 lleno de esperanzas

VAVEL Logo