El dueño de La Plata
Una postal de los últimos clásicos: Estudiantes de festejo ante Gimnasia. (Foto: Infobae)

La racha abrumadora de Estudiantes sobre Gimnasia comenzó alla por el 2006, al vencerlo 7-0 en un clásico que nadie olvidará.

En aquel entonces, el Pincha también era dueño del historial ante el Tripero pero no lograba despegarse de su archirival: el León escalaba a uno o dos partidos de diferencia y el Lobo volvía a amenazar, por lo que la paridad marcó tendencia desde el último ascenso en 1995 y hasta el 2006. Fue la máxima goleada en el Estadio Único la que marcó un antes y un después en la rivalidad entre estos equipos.

Desde entonces, Estudiantes obtuvo en el estadio provincial ocho victorias y cuatro empates ante Gimnasia. Y este año las estadísticas también dejaron saldo positivo para el Pincharrata: disputaron seis partidos y aunque el Lobo aulló primero en Mar del Plata, fue el Pincha quien se llevó los puntos importantes a lo largo del 2014.

Los dos primeros, en Mar del Plata

Pinchas y Triperos mudaron su pasión desde La Plata a La 'Felíz' y el Lobo se adueñó del verano. Aunque se tratara de clásicos amistosos, ninguno quería sufrir el golpe en pleno receso. De ida y vuelta, el primer duelo fue 1-1 con goles de Lucas Licht y Guido Carrillo, ambos de penal. En la revancha, Gimnasia se despachó con un 1-0, también convertido por Licht y con algo de responsabilidad en Gerónimo Rulli, en la única falla del arquero que en junio se marchó al fútbol español.

Estudiantes se quedó con las ganas y esperó con ansias el comienzo del Torneo Final 2014, que lo cruzaría ante Gimnasia en la octava fecha del certamen en el estadio Juan Carmelo Zerillo.

En el Bosque, sí

Durante varios años los clásicos fueron disputados en el Estadio Ciudad de La Plata y tras el período de Gimnasia en el Nacional B, los Triperos volvían a recibir al León en su casa con el grito sagrado: "En el Bosque, no". Claro, hacía 19 años que el Pincha no sumaba de a tres ante el Lobo jugando en el Bosque. Sin embargo, el conjunto albirrojo logró romper con la sequía en 60 y 118 al triunfar 1-0 con gol de Franco Jara.

Por la Sudamericana, con oficio

La segunda parte del año llegó con un cruce histórico para la ciudad. El sorteo de la Copa Sudamericana los enfrentó en la primera ronda de un certamen internacional por primera vez en la historia. El Pincha, de los más coperos del país, cumplió con su obligación de avanzar y de yapa eliminó a su rival eterno. Fue empate en cero en el Bosque, encuentro en el que Estudiantes, con oficio, entendió los momentos del partido, para luego triunfar por la mínima ante su gente, con gol de Diego Viruta Vera.

Bajaron la persiana con un empate chato

Apenas tres días después de la tensión continental, los equipos de Mauricio Pellegrino y Pedro Troglio volvieron a encontrarse por el Torneo Transición. Fue el sexto y último clásico del 2014 y se luchó más de lo que se jugó. Empataron sin goles para dejar el historial con nueve partidos de diferencia entre ambos equipos.

Además te puede interesar:

+ Estudiantes de La Plata 2014: un año de maduración

+ La Pizarra de Pellegrino: un equipo que llegó alto, pero que puede dar más

+ Torneo Final 2014: regularidad como buen factor

+ Torneo de Transición 2014: la contracara

+ Un león que busca volver a rugir

VAVEL Logo