Un golpe durísimo
Sánche zy Godoy, impotentes mientras Ábila gritaba el 4-0 parcial (Foto: Clarín).

La ilusión copera del Matador, en poco más de una hora de juego, se derrumbó. Tigre, sin baluartes en el equipo como Javier García, Mariano Echeverría, Juan Carlos Blengio ni Martín Galmarini, con varios canteranos (Santiago Izaguirre en el fondo y en el mediocampo Kevin Itabel y Lucas Menossi), expuso todas sus falencias en el partido más importante del semestre.

Huracán, que piensa en mantener la categoría y con un nuevo entrenador (Eduardo Domínguez), dio una cátedra de efectividad: a los 12´, luego de una mano ingenua de Joaquín Arzura, Mauro Bogado abró el marcador para la visita, de penal. A los 22 minutos, un grosero error defensivo en la marca permtió a Cristian Espinoza, totalmente solo y habilitado, entrar por el costado izquierdo y definir cómodo ante Sebastián D´Angelo: 0-2. Y antes de terminar el primer tiempo, una gran contragolpe encabezado por Daniel Montenegro: tres rivales contra Leandro González Pirez, que nada pudo hacer luego de la habilitación del Rolfi para Espinoza, que definió cruzado para sentenciar todo.

Los constantes errores defensivos y los espacios cedidos al Quemero para contragolpear gatillaron duro sobre la ilusión tigrense, que en el complemento debió buscar desaforadamente el descuento para seguir con vida. El visitante no perdonó: a los 14´del complemento, un gran desborde de Espinoza por la derecha culminó en un centro perfecto y cabezazo a al red de Wanchope Ábila; y un minuto más tarde, se vio claramente reflejado el partido de Tigre, luego de un pase del Rolfi habilitando a Espinoza, la gran figura del encuentro, que superó a D´Angelo de sombrero y caminó sin oposición hasta el arco para definir el quinto.

Con el ingreso de Federico González y Lucas Wilchez, el Matador tuvo un poco más de juego, y es así que a los 34´, una pared entre González y Carlos Luna culminó en un rebote que Wilchez aprovechó para descontar. Un minuto más tarde, Wilchez volvió a ser protagonista, con un remate atajado por Marcos Díaz pero que le dejó servido al Chino Luna para que marcara el segundo tanto, otro más del honor.

Con esta dura derrota, el elenco de Victoria debe ganar 4-0 en Parque Patricios para pasar a octavos de final (donde ya espera el equipo brasileño Sport Recife, que eliminó a Bahía), porque ganando por 3-0 no le sirve dado los goles de visitante del Globo, que metió cinco y está con un pie y medio dentro de la siguiente fase.

Luego del receso de la Copa América, Tigre perdió terreno en el campeonato (suma 34 puntos, por lo que aspirará a clasificar a la Liguilla Pre-Libertadores, que incluye del 3° al 6° de la tabla), quedó afuera de la Copa Argentina (a manos de Racing Club) y está casi afuera de la Copa Sudamericana, la cual los hinchas matadores aguardaban con mucha expectativa.

Una caída que deja mal parado a Gustavo Alfaro, que tardó en reaccionar y, lidiando con los lesionados y rearmando al equipo cada semana, se le hará muy difícil repetir lo de 2007 en Arsenal, cuando conquistó la Sudamericana. Un trago difícil de digerir.

Los goles del encuentro

VAVEL Logo