El Tombita no pudo en el arranque
Gabriel Locamuz, del Tomba, disputa la pelota con Facundo Aguilera. | Foto: José Ocampo

Nuevo campeonato. La final perdida ante el CEC desde los penales quedó en la historia y ahora Godoy Cruz buscará hacer una gran campaña que le permita aspirar al tan ansiado título. Sin embargo, no será tarea sencilla. 

Por la primera fecha del torneo Pedro A. Castillo, correspondiente a la Primera División de la Liga Mendocina de Fútbol, el Tomba cayó por 2-1 ante Palmira en el Feliciano Gambarte.

Si bien hubo varias situaciones de peligro en el primer tiempo, ninguno de los equipos pudo sacarse ventajas, ni en el juego ni en el marcador. La más clara fue para el Jarillero tras un remate de Juan Pablo Sandoval que se estrelló en el travesaño. Sin emoción alguna finalizó la primera mitad y ambos conjuntos se dirigieron a los vestuarios.

Siendo totalmente antagónico a lo que se venía viendo, el complemento arrancó con la apertura del marcador. Iban apenas dos minutos cuando Kevin Robledo puso el 1-0 a favor de la visita. 15 minutos después, Jonathan Gauna fue el encargado de duplicar el resultado y cerrar la historia.

A Godoy Cruz le costó reaccionar y volver a entrar en juego, cedió la pelota en mitad de cancha y no encontraba la forma de lastimar. Es por esto, que el técnico recurrió a los cambios: ingresaron Nacho Pipistrelli y Lucas Torres, quienes le aportaron frescura al ataque tombino.

En una de las últimas jugadas del partido, Torres cayó en el área rival y el árbitro sancionó la pena máxima: Fernando Brico fue en el encargado de cambiar el penal por gol, descontando en el marcador pero no sería suficiente ante el pitazo final del árbitro. 

En la próxima fecha, Godoy Cruz visitará al CEC. Un viejo conocido y su verdugo en la última final. 

VAVEL Logo