Asegurándose el futuro

En pleno receso veraniego, período en el cual no hay competencia oficial y los planteles del fútbol argentino se toman vacaciones, es un buen momento para negociaciones y tratativas. En eso anduvieron los dirigentes del Matador, con nueva Comisión Directiva, que pusieron manos la obra para defender el patrimonio de la institución: el delantero Ramón Miérez y el volante ofensivo Diego Sosa, juveniles categoría ´97, han firmado su primer contrato profesional para el Club Atlético Tigre.

Miérez, que la rompió en la Reserva y es parte de la nueva camada de la Selección Argentina Sub 20, tuvo su estreno oficial en la fecha 8 del Torneo de Transición 2016, en el empate 3-3 ante Newell´s, en Victoria, partido que dirigió de forma interina Fabián Castro. Monchi entró y hasta provocó el penal que luego fallaría Japo Rodríguez. Tuvo su momento de gloria, ya con Pedro Troglio al mando, en la victoria matadora ante Sarmiento, por 1-0 en Junín, anotando el gol del triunfo, que puso fin a casi un año sin éxitos de visitante. En este certamen, jugó más partidos, aunque no pudo volver a convertir. Lleva siete partidos jugados y un tanto en Primera. Forma parte del primer recambio en la zona ofensiva.

El caso de Sosa fue de crecimiento superlativo. Al igual que Miérez, mostró sus credenciales en Inferiores y Reserva, y el destino le dio una oportunidad en el primer partido que fue convocado, en la fecha 2 del corriente certamen, ante Newell´s en Rosario. Iba a jugar Emiliano Papa de lateral izquierdo, pero un cuadro febril lo desafectó y Sosa fue titular, cumpliendo pese a la derrota 1-0. A partir de ahí, se ganó un lugar, pero en la zona que más rinde, de volante ofensivo por el sector izquierdo, con llegada frecuente al área rival. Su rendimiento lo dejó dentro del once titular, y luego de mucho intentar, logró convertir su primer gol en Primera en el empate 1-1 contra Aldosivi en el Dellagiovanna, con un zurdazo al ángulo. Con 12 encuentros disputados, se ganó el lugar, que deberá defender de ahora en más.

Ambos jugadores estamparon su rúbrica que los vinculará a Tigre hasta 2021, es decir, por cuatro temporadas más. Dos juveniles que de promesa pasaron a ser realidad y que aguardan por un 2017 con más protagonismo.

Pato 2018

También renovó su contrato el capitán y emblema del Matador, Martín Galmarini, hasta junio de 2018. Patito regresó al club donde es ídolo en el año 2014 y continúa siendo fundamental para la institución, por trayectoria y buen presente, jugando de ocho o de cuatro.

VAVEL Logo