Los argentinos ya no se forman en Argentina
Mauro Icardi es uno de los mejores ejemplos de futbolistas criados en el exterior.

En los últimos años pudimos ver como muchos futbolistas argentinos no son formados en los semilleros de nuestro país. Desde la edad preadolescente viajan a las inferiores de clubes europeos a probar suerte. Sin ir más lejos, el ejemplo más claro es el del mejor futbolista del planeta, Lionel Messi. Pero no es el único: es una tendencia que está acrecentando en el último tiempo. Además, el número de filiales de las grandes franquicias del Viejo Continente en Argentina crece en gran cantidad. Y eso no es todo: también hay una gran cantidad de ojeadores de equipos europeos atentos a cada joya que destaca en las divisiones inferiores de los clubes.

Caso Nº 1: En estas últimas temporadas sonó cada vez más fuerte un nombre para la Selección Argentina: Mauro Icardi. Pero… ¿Cuál es el origen del “9” del Inter de Milan? Nacido en Rosario, Argentina, emigró hacia España a la edad de 9 años junto con su familia. Más precisamente, recaló en las Islas Canarias. Allí dio sus primeros pasos haciendo goles en la Unión Deportiva Vecindario, un equipo, por entonces, de la Segunda División B (hoy, en el Regional de Canarias). Tras mostrar sus capacidades, a los 10 años, firmó su primer contrato con un agente. Abian Morano Santana, agente FIFA y cazatalentos en Canarias, comenzó a asesorar al jugador argentino en lo que respecta al Marketing e Imagen. Fue él quien acercó a un Icardi quinceañero hasta el FC Barcelona en la temporada 2008/09. En La Masía evolucionó junto a jugadores que hoy triunfan en el fútbol europeo, como Rafinha (Barcelona) y Gerard Deulofeu (Milan). En 2011, el jugador, junto con su representante, decidió emigrar de Cataluña por problemas de adaptación al juego del Barça y, de esta manera, Mauro Icardi fue cedido al Sampdoria por 350.000€. El resto, es historia: 11 goles en 33 partidos, venta al Inter por 13 M€, y un promedio de un gol cada dos partidos en su carrera. Sin embargo, nunca pudimos disfrutarlo en el fútbol argentino.

Caso Nº 2: Valentín Vada, un desconocido en el fútbol argentino. Este chico, nacido en 1996, comenzó jugando en C. A. Juventud Guadalupe en San Jorge, Santa Fe, club en contacto con Proyecto Crecer, filial del Girondins de Bordeaux en Argentina. Tras demostrar su talento, fue seleccionado para hacer viajes semestrales para jugar en Francia y comenzar su adaptación desde niño (a los 9 años de edad). A los 14 años, se instaló definitivamente en Burdeos para jugar para el club de la ciudad. Al ser menor de 16 años, tuvo problemas con la FIFA y el transfer hacia el club francés, pero finalmente ganó el juicio y pudo ser efectivizado en el plantel. En el Girondins B pudo levantar el Trofeo Montaigu (SUB 17), un prestigioso campeonato de jugadores juveniles, consagrándose como mejor jugador del torneo con un récord de goles convertidos. A partir de ese momento, su carrera comenzó a mejorar notablemente. De esta manera, a los 19 años debutó en el primer equipo nada más y nada menos que por la UEFA Europa League frente al Rubin Kazán. En la presente temporada, lleva 6 goles en 22 partidos por la Ligue 1, muy buenos números para su corta edad. No hay duda que es una gran promesa del fútbol. Sin embargo, nunca pudimos disfrutarlo en el fútbol argentino.

Caso Nº 3: Alexander Szymanowski se ganó un lugar en el once titular del CD Leganés a lo largo de la temporada gracias a sus buenas actuaciones. Sus 5 goles en 23 partidos de Liga lo verifican. Pero ¿quién es este desconocido jugador de apellido polaco? Nacido en Buenos Aires, hizo inferiores en Ferro Carril Oeste desde los 10 años hasta los 12, edad a la que emigró a España, más precisamente a Madrid. Allí jugó en los dos equipos principales de la ciudad: Real Madrid y Atlético de Madrid. Luego de pasar por varios equipos en los que continuó jugando en inferiores, recaló en San Sebastián de los Reyes, conjunto con el que debutó en el primer equipo en la temporada 2007/08. En esa misma temporada el equipo de Madrid descendió a la Tercera División (cuarta en argentina). Tras un paso exitoso por el Alcalá, llegó al Recreativo Huelva. Allí se convirtió en figura del equipo de la Liga Adelante, marcando 10 goles en 39 partidos. Estas buenas actuaciones le valieron la cesión y posterior compra por parte del Brondby de Dinamarca por una suma total de 2.300.000€. Por último, en 2015 llegó a su actual club, el CD Leganés, donde consiguió el ascenso a Primera División siendo figura y goleador del equipo con 12 goles. Y es así como hoy en día, el niño que llegó a España a probar suerte, hoy se enfrenta a estrellas como Lionel Messi, Neymar y Cristiano Ronaldo. Sin embargo, nunca pudimos disfrutarlo en el fútbol argentino.


Caso Nº 4: Hace aproximadamente 6 meses, Benjamín Garré fue noticia en Argentina: Vélez Sarfield denunció al Manchester City por el supuesto “robo” del adolescente que pinta para crack. Benjamín, nieto de Oscar Garré, campeón del mundo en 1986, tiene 16 años y se formó en las inferiores del club de Liniers desde muy chico. Desde sus destellos en los torneos infantiles fue sondeado por gigantes de Europa, como el Manchester United. Pero fue el conjunto de la vereda de enfrente quien se acercó más e hizo un ofrecimiento concreto: a los 15 años del jugador comenzaron las charlas formales para que se realice el traspaso, el cual se concretó cuando el jugador cumplió los 16 años. Aquí es donde comenzaron los problemas, dado que Benjamín no tenía ningún contrato firmado con el Fortín, y es por esto que el equipo inglés pudo contratarlo sin tener que pagar ningún tipo de resarcimiento económico. Tras severas discusiones debido a los derechos de formación correspondientes a Vélez, el caso llegó a la FIFA, que finalmente falló a favor del equipo comandado actualmente por Pep Guardiola, y es por esto que hoy Garré puede formar parte del plantel sub-18 del Manchester City. La joya de 16 años continuará su carrera en Inglaterra y, por ahora, en las selecciones juveniles de Argentina (es, actualmente, el 10 de la sub-17 argentina). Pero, sin embargo, no lo disfrutamos ni lo disfrutaremos, por el momento, en el fútbol argentino.

En conclusión, podemos ver que este fenómeno que consiste en probar suerte en Europa se ve en los futbolistas más jóvenes. Se puede suponer que se cualquier persona optaría por una vida en un país más desarrollado que Argentina, sobre todo en el ámbito futbolístico. La crisis que se vive en la AFA y la falta de pago en los clubes aterra a los futbolístas, que emigran cuando se presenta la primera oportunidad. El fenómeno es producido por el mismo fútbol argentino, que viene en decadencia hace bastante tiempo. Y aún así, el talento continúa en nuestra sangre. Y sin embargo, no podemos disfrutarlo en nuestras tierras.

VAVEL Logo