El Granate siempre cuesta

Tigre recibirá este domingo a Lanús por la anteúltima fecha de la Superliga. El Matador solo pudo ganarle tres veces al Granate en los últimos 11 años.

El Granate siempre cuesta
El grito de Peñalba a Lanús en 2014 (Foto: Los Andes).

Por Victoria hay rostros felices por estas horas, a raíz de la muy buena victoria ante Olimpo en Bahía Blanca, por 5-1, que cortó una larga racha sin triunfos fuera del Coliseo y que oxigena un poco al equipo pensando en el futuro inmediato. Para seguir con este envión, al Matador solo le sirve conseguir otro triunfo, este domingo ante Lanús, por la fecha 26, la ante última del campeonato.

El cuadro del sur, finalista de la Copa Libertadores 2017, está lejos de ser aquel temible equipo y merodea la mitad de tabla en la Superliga, aunque históricamente a Tigre le costó cada vez que lo enfrentó. Con decir que de 2007 a la actualidad, solo pudo derrotar al Grana en tres ocasiones, y de los últimos siete encuentros, los de zona norte triunfaron solo en una ocasión.

La alegría más reciente fue en el Torneo Transición 2014, ya con Gustavo Alfaro como DT del equipo. En un partido que se había postergado en el entretiempo por lluvia, se reprogramó en noviembre y en los 45' restantes, los matadores triunfaron por 3-0 ante el cuadro de Guillermo Barros Schelotto, con goles de Leandro Garate, Gabriel Peñalba (golazo del Flaco) y Lucas Wilchez. Alfaro alistó a Javier García; Erik Godoy, Ignacio Canuto, Juan Carlos Blengio, Pablo Cáceres; Facundo Sánchez, Peñalba, Joaquín Arzura, Wilchez; Garate y Carlos Luna.

Anteriormente, Tigre venció a Lanús también en el José Dellagiovanna, en el Clausura 2012, por la fecha 4. El elenco del Vasco Arruabarrena, que fue subcampeón, se impuso por 1-0, con gol de penal de Cachete Morales. El Matador salió así: Javier García; Cristian Lema, Carlos Casteglione, Lucas Orban; Martín Galmarini, Diego Castaño, Emanuel Pío, Ramiro Leone; Román Martínez; Diego Morales; Carlos Luna. 

Y el primer triunfo al Granate desde la vuelta a Primera se dio en el Apertura 2008, con otra goleada y de nuevo en el Coliseo, por 3-0. Para los dirigidos por Diego Cagna anotaron Martín Morel, por dos, y el restante de Leonel Altobelli. Al igual que en el Clausura 2012, Tigre iba a realizar una gran campaña y terminó segundo, a un gol del título. Cagna alineó con Daniel Islas; Pablo Jerez, Pablo Fontanelli, Norberto Paparatto, Rodofo Arruabarrena; Sebastián Rosano, Diego Castaño, Matías Giménez, Morel; Leandro Lázzaro y Altobelli.