Tigre venció a Gimnasia de Mendoza y sigue en la pelea por el ascenso
Montillo festeja su gol. Foto: Sitio oficial. 

Ante un gran marco de gente y en una cancha rápida, Tigre recibió a Gimnasia de Mendoza, con la obligación de levantarse tras la derrota de la fecha pasada. El “Matador” tuvo la primera jugada de peligro antes del minuto de juego cuando Emanuel Dening ganó el cuerpo a cuerpo ante el experimentado defensor Renzo Vera; tras un pase atrás de Diego Morales, todo terminó en un despeje del equipo medoncino.

Por el lado de la visita, llegaba al arco de Gonzalo Marinelli con pases cortos y tiros de larga distancia. A los 10, Luis Salces le ganó la espalda a Matías Pérez Acuña y su remate terminó en el palo derecho del arquero de Tigre. La contra terminó con un remate al arco de “Cachete” Morales en la espalda su compañero Jorge Ortíz.

La más clara del equipo de Gorosito, fue a los 25, nuevamente Emanuel Dening. El delantero quedó frente al arquero Marchiori, pero su remate se fue desviado. Tres minutos después, el uruguayo Domínguez Huerta malograba un tiro libre a favor del equipo de Victoria.

A los 30 minutos, tras un centro del fondo de Gerardo Alcoba y un pase de cabeza de Dening, Walter Montillo marcaba el 1 – 0 a favor de Tigre, con un potente drechazo. A los 39, Mondino cometía un penal a favor de Tigre, pero Diego Morales no lograba convertir (era el segundo penal malogrado por el equipo en el torneo).

Ya en el complemento, los dirigidos por Néstor Gorosito salieron con todo, a los 3 minutos llegó al área del Marchiori con una corrida del 9 Dening, la cual terminaba en un córner que terminaba cerrando el arquero de Gimnasia de Mendoza. Por parte del equipo de Diego Pozo, Gimnasia aprovechaba las contras comandadas por Berterame y López García, pero pocas veces lograron pasar a la defensa de Moiraghi y Gerardo Alcoba.

Los minutos pasaban y Gorosito mandó al “Tucu” Rodríguez a la cancha para compactar la defensa y jugar de contra con Montillo y Ortiz. La figura del partido, Sebastián Prediger, el mediocampista del equipo de zona norte recuperó y distribuyó de manera correcta, barriendo y siendo ovacionado por todo el estadio.

Tras los 4 minutos de recupero, José Carreras pitaba el final del partido en el José Dellagiovanna. Con este resultado, el “Matador” llegó a las 19 unidades y con un partido menos se ubica en la posición 5, clasificado a Copa Argentina (irán los primeros siete del grupo al finalizar 2019) y a tres puntos del Reducido.

VAVEL Logo