Los pistones de la era Gallardo
Los laterales, ganadores antes; ganadores ahora. El sello de Gallardo (Fotomontaje).

Más de cinco años de trabajo con el mismo cuerpo técnico, aunque cambien los jugadores, dan sus frutos. Marcelo Gallardo ha conformado planteles ganadores y que han quedado en el pedestal de la historia del club. Sobre todo, equipos que han "salido de memoria", dándole la confianza y la continuidad necesaria para hacer posible esas campañas que terminaban con River en los primeros planos. Y entre esos equipos ganadores, siempre se han destacado los laterales. 

Hoy por hoy, enero de 2020, River brilla por su juego colectivo, su vocación ofensiva, la conexión entre sus volantes y con la novedad del cambio de sistema táctico, con tres en el fondo y los laterales que pasan al ataque como los antiguos wines. Es por ello que Milton Casco por la izquierda y Gonzalo Montiel por derecha son grandes protagonistas en este momento del Millonario líder de la Superliga y protagonista en cada certamen que juega. Ambos laterales, más comprometidos con el ataque y las asistencias, sostienen y avalan la táctica del Muñeco, más que satisfecho por sus rendimientos que piden Selección. Estos jugadores hacen recordar a los otros dos grandes laterales de la era Gallardo: cuando Gabriel Mercado era el 4 y Leonel Vangioni, el 3, en los brillantes 2014 y 2015.

Gallardo heredó un equipo campeón que ya tenía a su defensa armada y consolidada. Gaby, de buen paso por Racing y Estudiantes, estaba en River desde 2012, mientras que Piri llegó por pedido de Ramón Díaz en 2013 tras romperla en Newell's. No obstante, cumplidores con Ramón, mostraron lo mejor de sí con Gallardo al mando. Mercado, más fuerte en la marca que en la banda, aportó su importante cuota de gol (metió 11 en River), entre ellos a Atlético Nacional en la final de la Copa Sudamericana 2014 y a Guaraní en la semifinal de la Copa Libertadores 2015. Mientras que Vangioni, zurdo con proyección, buena pegada de afuera (menos gol, solo cinco en su haber en La Banda), se caracterizó por su hidalguía para recuperar la pelota, para marcar, para proyectarse, para llegar al área rival (se valora mucho su centro a la cabeza de Lucas Alario en la final de América 2015 contra Tigres). Los dos laterales se adaptaron a la perfección a la idea de juego de Gallardo y confirmaron, junto a Marcelo Barovero, Jonatan Maidana y Ramiro Funes Mori, una valla impenetrable que conquistó Sudamérica. Actualmente Piri se destaca en Rayados de Monterrey, mientras que Gaby está en Al-Rayyan de Qatar luego de tres años productivos en Sevilla.

Cuando se fueron Vangioni y Mercado en 2016, llegaron Jorge Moreira y Marcelo Saracchi (2017), un tándem que no tuvo mucha continuidad.

Casco, quien arribó desde Newell's a mediados de 2015, tuvo más de un año sin poder hacer pie, cuestionado y criticado. De hecho, perdió su lugar cuando llegó el uruguayo Marcelo Saracchi (que fue vendido en 2018). Parecía que el 3 no iba a explotar como lo hiciera en Rosario. Pero la realidad es que superó cualquier expectativa, ya que se consolidó y fue titular en la fase eliminatoria que culminó con la conquista de la Copa Libertadores 2018 y a un nivel superlativo hace más de un año, correcto en la marca, versátil para acompañar a los volantes (sobre todo con Nicolás De La Cruz), inteligente para tocar, desprenderse de la marca y jugar rápido, con gol (le anotó a Huracán en esta Superliga) y captador de todos los elogios. Los murmullos de 2015/16 ya quedaron en el pasado.

Montiel, que empezó en Inferiores de central, se acomodó como lateral derecho. Debutó contra Vélez en 2016, apadrinado por Gallardo. Fruto del semillero, cumplidor, rendidor, asistidor, que fue aprendiendo sobre la marcha, que mejoró sus centros, siempre protegido por el DT, quien nunca dudó de sus capacidades. Desde 2017 que se mantiene en el equipo titular (lleva un gol en su haber, por Copa Libertadores, ante Lanús), lleva dos finales de Libertadores jugadas (una granada, contra Boca) y es considerado por Lionel Scaloni para confirmar la Selección Argentina 2020. Méritos dio, y de sobra, ya que es el 4 del mejor equipo del fútbol argentino. 

Con diferentes características, Mercado/Vangioni y Montiel/Casco explican en parte el éxito del Muñeco y de River. Los laterales atacan y defienden, se complementan con los zagueros, los volantes y los delanteros. Aquellos estuvieron y estos están al máximo, lo que exige Gallardo para jugar de entrada. Relajarse significa banco de suplentes. 

VAVEL Logo