Pernía: "Si había un partido que daba la vida por jugar, era la final en Madrid"
Fuente: Nueva Era Net.

En diálogo con el Show de Boca, por AM 630, Vicente Pernía hizo hincapié de lo que significó jugar con la camiseta azul y oro.

“El mundo Boca te atrapa, no solo como institución sino como responsabilidad. Me quisieron llevar al Milan y al Real Madrid, pero me quedé. Para respetar esto hay que ser muy profesional”, indicó el tandilense, quién además agregó que “cuando te compra Boca es para que salgas campeón, no solo para jugar”.

Pernía fue parte del plantel que ganó la primer Copa Libertadores de la institución, y remarcó: “Me duele que muchos periodistas hablan y parece que el único equipo que ganó cosas importantes fue el de Bianchi. Yo estoy orgulloso de ese plantel. Nosotros ganamos la primera, que siempre es la más difícil”. Asimismo, el ex jugador de Estudiantes, Boca, y Vélez dijo: “Me hubiese encantado que se arme un partido entre el equipo de Juan Carlos (Lorenzo) contra el de Carlos, para ver cuál es mejor”.

El Tano ganó el Metropolitano y el Nacional del 76’, y el Metropolitano del 81’, además de ser campeón de la Copa Libertadores del 77' (también la Copa Intercontinental en dicho año), y 78’. Uno de los hombres que lo marcó fue Juan Carlos “Toto” Lorenzo, quien lo dirigió. “Cuando viajábamos para jugar, Lorenzo nos ubicaba en habitaciones de tres y cuatro, de acuerdo a nuestras posiciones, para que podamos hablar de las características de los jugadores que íbamos a tener enfrente y ver cómo movernos en la cancha”, contó, mientras se preparaba para más anécdotas del técnico campeón con Boca. “En un partido de visitante contra Independiente, me pidió que llevara dos lámparas de luz y un fogón de noche. Antes del partido, nos cortaron la luz y usamos el fogón. Juan Carlos tenía mucha rapidez para pensar y tomar decisiones”, narró.

A su vez, relató un momento con Maradona, y rememoró: “En el 81’, entré despacio porque estaba durmiendo Diego. Les dije que mientras yo sea el capitán no descansa uno solo, sino todo el grupo. Él me dijo que ellos no habían dado la orden de dormir. Fue una buena actitud suya”.

Con respecto a la rivalidad ante River, Pernía sostuvo que “los partidos eran a matar o morir. Sabemos que siempre tienen buenos jugadores, pero en esos clásicos hay que ganar. Lo importante era no defraudar a nuestra gente. Yo puedo decir que cuando jugaba, los clásicos importantes lo ganábamos nosotros”, y continuó: “Volvería a jugar el partido contra el América en el Estadio Azteca en el 78’, ya que robaron. Fue una amargura muy grande que me quedó, pero me quedo tranquilo porque los importantes contra el Millonario los ganamos”. También habló de lo que significó la final ante River, y expresó: “Si había un partido que daba la vida por jugar, era la final en Madrid. Los Superclásicos los jugábamos a muerte”.

Como consecuencia, el Tano dio una muestra particular de su amor por el Xeneize, y el descontento hacia el club de Nuñez: “Luego de un clásico, el Beto Alonso me pidió la camiseta para un amigo hincha de Boca. A cambio, me quería dar la suya, pero no la quería aceptar. Al final, me la terminé llevando al vestuario y regalándosela a un amigo, no quería saber nada”, relató entre risas.

Por último, se refirió al campeonato que logró el conjunto dirigido por Miguel Ángel Russo, y, leal a su estilo, finalizó: “No era fácil el torneo que acaba de ganar Boca. El equipo ganó los partidos que tenía que ganar, y fue sólido y fuerte. No tengo dudas de que el torneo lo perdió River”.

VAVEL Logo