Adiós Blengio, hola Martínez
Martínez, el nuevo DT del Gigante de Zona Norte (Foto: MDZ Online).

Tras una nueva derrota como local, que profundizó una crisis crónica en lo futbolístico, la dirigencia de Tigre decidió que Juan Carlos Blengio, quien tomó el lugar de Néstor Gorosito para dirigir en la Zona Campeonato por el ascenso a la máxima división, deje su cargo en el primer equipo y regrese a su trabajo en las Divisiones Inferiores.

Chimi nunca logró consolidar al equipo con una idea de juego, en un torneo relámpago que le daba la chance de subir a la A si lograba buenos resultados. Si bien él no armó al plantel (herencia de Gorosito), el Matador contaba con buenos refuerzos para dar pelea, y rápidamente se bajó de la lucha por el primer ascenso. En siete partidos de esta zona, Tigre apenas ganó dos, empató dos y perdió tres (dos en Victoria), marcando y recibiendo nueve goles. Su conjunto terminó cuarto de ocho equipos y, si bien Tigre tiene chances todavía de ascender (en el Reducido por el segundo ascenso, a partidos eliminatorios), el presidente Ezequiel Melaraña (duramente criticado por este presente y porque aún no estableció fecha para la Asamblea Anual Ordinaria) y su directiva decidieron cortar con el trabajo del ídolo matador y dar paso a un nuevo proyecto: Diego Martínez, hoy mismo, acordó para firmar contrato por un año para ser el sucesor de Chimi (vía Facundo Sánchez.

Martínez es un entrenador joven, de 42 años, que se retiró como jugador en el 2011. Tiene su trayectoria dirigiendo las categorías de Ascenso, empezando en las categorías más bajas: ItuzaingóCañuelas, Comunicaciones, Midland; hasta que en el 2018 le llegó la oportunidad de dirigir a Estudiantes de Buenos Aires. En el Pincha de Caseros, conquistó el ascenso de la Primera B Metropolitana a la B Nacional (hoy Primera División), en el 2019, en una recordada campaña.

El año pasado tuvo su primera gran oportunidad en Primera División, al mando de Godoy Cruz, que lejos está de sus mejores años en la máxima categoría y Martínez no pudo torcer el rumbo: en la Copa Maradona, en nueve partidos, empató dos y perdió siete (siendo el último la goleada por 1-6 contra Racing).

Más allá de que en el Tomba no le fue bien, el DT que comenzó su carrera en 2015 ya tiene pergaminos logró la confianza de la CD de Victoria para tratar de lograr el ascenso ahora o en la próxima temporada. ¡Bienvenido, Diego!

VAVEL Logo