Resumen Godoy Cruz VAVEL: Fernando Godoy

Fernando Godoy es uno de los jugadores fundamental es en la mitad de cancha. A continuación analizamos su desempeño a lo largo del torneo.

Resumen Godoy Cruz VAVEL: Fernando Godoy
Fernando Godoy el "Patrón" de la mitad de cancha. (Foto: Club Godoy Cruz)

Fernando Godoy surgió en las divisiones inferiores de Independiente de Avellaneda. Llegó a Godoy Cruz desde Grecia y fue uno de los jugadores pedidos por Sebastián Méndez para reforzar el equipo.  

El volante de 26 años firmó por tres años y medios. Con el pasar de cada partido se ganó la titularidad desde un principio.

Muchas veces se dice que el trabajo del volante central es el que menos trascendencia genera. Lo cierto es que Godoy fue fundamental en esta campaña histórica del Tomba de 33 puntos en 16 partidos.

Con la casaca número 15, el "Tolito" o "Perro" -como le dicen sus amigos- se hizo dueño y señor del mediocampo tombino. Con partidos excelentes como River, en el cual Godoy Cruz logró un triunfo histórico por 2 a 1, y partidos para el olvido como frente a Patronato en el cual se fue expulsado, pero pese a eso, el Tomba ganó 3 a 1. El volante central no marcó goles, pero tuvo cortes de jugadas y rechazos que valían como gol.

La propuesta de Sebastián Méndez siempre fue ganar, ir al frente en todas las canchas y salir jugando. Esto obligaba a Fernando a ser el primer o segundo cambio en esos partidos en los que el Expreso se iba perdiendo al vestuario.

Muchas veces durante el campeonato fue el primer pase, ganaba y cortaba pelotas, y otorgaba el juego para el resto de los mediocampistas ofensivos como Fernado  Zuqui y Pol Fernández.

Muchos partidos, Godoy Cruz los ganó con más actitud que buen juego, y ahí fue donde Fernando Godoy se destacó, partidos como Belgrano, Arsenal, Gimansia y Banfield, entre otros.

Godoy se hizo el "Patrón" de la mitad de cancha bodeguera, jugó gran parte de los partidos, quizás le falto el gol para poder ganarse ese reconocimiento. Trabajó de obrero, con precisión en los pases, cortes, rechazos y actitud, el volante fue el eje de este Godoy Cruz que quedará en la historia de todos aquellos a los que les gusta el buen fútbol.