La última función del Gallego, fue sin final feliz

Godoy Cruz recibe este domingo a Gimnasia desde las 14.05, con arbitraje de Silvio Trucco. El último antecedente en Mendoza fue derrota por tres a cero y el adiós a Méndez, quien se ganó el cariño del hincha.

La última función del Gallego, fue sin final feliz
Méndez retirándose del campo de juego en aquella jornada.Foto:Web

Hace diez meses precisamente,la fecha indicada fue el 16 de diciembre del 2016.Luego de varios rumores de su alejamiento de Sebastián Méndez del Tomba se hizo oficial una vez concluida la derrota ante el Lobo, en aquella noche del Malvinas Argentinas, fue una floja actuación de Godoy Cruz y no pudo superar al buen planteo propuesto por Gimnasia de La Plata, en muchos trayectos del mismo fue superior a los mendocinos y terminó goleando a los dueños de casa.

En aquella ocasión los goles fueron convertidos por Nicolás Ibáñez en dos oportunidades y Nicolás Contín el restante para un buen triunfo. El local tuvo varias chances frente al arco defendido por Alexis Martin Arias, pero el arquero local fue uno de los destacados de la noche y mantuvo su arco en cero. 

Una vez finalizado el cotejo Méndez enfrentó los micrófonos de prensa y dejó en claro su salida del Expreso con el desafío de disputar la próxima Copa Libertadores de América y comentó ante esta situación: "Quería irme con una victoria, pero jugamos mal, pero me voy agradecido de este club, por los dirigentes que confiaron en mí, por la gente de Mendoza y fundamentalmente por los jugadores", en el medio de la conferencia se lo mostró emocionado al igual una vez concluido el partido. El ex DT de Godoy Cruz agradeció a cada ex dirigido a esto dijo: "Siempre voy a estar agradecido a los jugadores, a los que estuvieron el semestre pasado, a los que se sumaron para este torneo, a todos los que me tocó dirigirlos, mi agradecimiento de siempre" . 

La parcialidad del Tomba recuerda con cariño su pasado por la institución, porque dejo la vara muy alta peleando hasta el final con San Lorenzo por medirse a Lanús para ser campeón del torneo doméstico y clasificó nada menos a la tercera Copa Libertadores, a esto sentenció: "Me da mucha pena no dirigir al equipo en la próxima Libertadores, pero reitero, no hubo problemas con los jugadores, ni con los dirigentes, ni con los hinchas, es una decisión de vida que tomé y me voy de Mendoza agradecido, de la misma manera que como llegué el 28 de diciembre del año pasado".

Para finalizar fue consultado sobre su situación personal y concluyó: "Lo importante es que no me tengo que ir por la puerta de atrás, es una lección de vida y decidí estar más cerca de mi familia a quien extraño mucho", fue una mala despedida del ex entrenador de la escuadra mendocina, al mando del primer equipo sacó 55% de efectividad producto de 17 victorias, cinco empates y doce derrotas.

Méndez junto a su ayudante de campo, Adrián González.Foto:Web

El último espectáculo del Gallego, fue sin final feliz y se fue emocionado del campo de juego una vez Néstor Pitana, el árbitro en aquella noche pitó el final del cotejo y luego arribó Lucas Bernardi, para reemplazarlo en el cargo.