Nadal en arcilla, juega a otra cosa
Nadal juega a otra cosa. Imagen: Masters 1000 Montecarlo

Nadal en arcilla, juega a otra cosa

Hay un antes y un después de Nadal en arcilla, juega a otra cosa, se para distinto, llega con tiempo justo para pegarle a la pelota y por ello liquida a sus rivales. En Montecarlo hoy le tocó el turno al ruso Karen Khachanov, quien en menos de una hora y media de partido lo superó por 6-3 y 6-2 y accedió a Cuartos de Final, donde lo espera el más parecido de los mortales, Dominic Thiem.

rodrigodesmedt
Rodrigo Desmedt

Hoy Rafa entró a llevarse el partido por delante y las características de su juego le permiten eso. Nadal está un paso delante de la acción, rodea la bola a la perfección, llega con más tiempo del necesario y gracias a ello los supera ampliamente a sus rivales. Hoy ante el ruso, fue letal en los momentos justos, sobre todo cuando Khachanov le quebró el servicio y se puso a tiro en el primer set, el español puso una marcha más y fue inalcanzable.

Nadal ya tiene dos duros rivales que los ha reducido a la menor expresión, primero Aljaz Bedene y ahora Karen Khachanov, ambos no han sido rivales para Rafa y se deshizo cuando quiso de ellos. Nadal ha solventado sin muchos problemas sus dos primeros encuentros del torneo de Montecarlo, plantándose en cuartos de final sin mucho cansancio físico.

Khachanov no la pasó bien desde el comienzo del partido. Con un juego de presión sobre el segundo servicio, el español, jugando pelotas profundas y con mucho top, lo fue tirando para atrás al ruso con la devolución y gracias a ello se adelantó rápidamente en el marcador por 4-1.

Tras ganar su saque el ruso, Nadal bajó el ritmo por un momento, donde Khachanov pudo conectar varios ángulos y gracias a una paralela tremenda de revés recuperó el servicio. Con el quiebre se podía presumir que comenzaba otra partido pero Rafa se puso los patines, voló por la arcilla de Montecarlo y fue así que le volvió a quebrar para luego con su saque quedarse con el primer set.

En el segundo set, la intensidad de Nadal siguió su curso y Khachanov ya no pudo volver al partido. El ruso bajó las defensas y gracias a ello Rafa quebró dos veces y se quedó con un 6-2 contundente.

Ya ve a Dominic Thiem en el horizonte, en lo que promete ser un gran encuentro. Una final anticipada, ya que ambos tenistas son lo mejor que hay en esta superficie.

La pasada temporada se enfrentaron en cuatro ocasiones en arcilla, siendo Rafael Nadal ganador en tres de ellas. La última fue en las semifinales de Roland Garros, donde el tenista español consiguió vencer por un contundente 6-3, 6-4 y 6-0, muy lejos de los partidos que habíamos visto semanas antes en Barcelona, Madrid o Roma.

El español viene jugando bien, y su rendimiento ante Khachanov puede dotarle de una seguridad en sí mismo, letal para vencer a Thiem, que tendrá que hacer su mejor tenis para tener opciones de dar una de las grandes sorpresas de la temporada. Hoy el austríaco tuvo a un Novak Djokovic en una buena versión y si no hubiese sido por algunos problemas físicos el serbio se la hubiera complicado. Rafa Nadal y Dominic Thiem, el partido esperado.

VAVEL Logo