El 'león' se dio un banquete con carne de 'diablo'
Foto: Independiente Santa Fe

América de Cali arribó a la ciudad de Bogotá para el enfrentamiento ante Independiente Santa Fe, lo anterior para darle actividad a la sexta fecha de la Liga BetPlay 2020-I.

Los diablos rojos llegaban en la zona alta de la tabla de posiciones. Y siendo uno de los máximos favoritos al título gracias a sus importantes contrataciones.

Antes del pitazo

En el momento de la salida de los oncenos y antes que el réferi Óscar Javier Restrepo autorizará el inicio del encuentro América y Santa Fe llegaban con aire en la camiseta. Esto gracias a los triunfos en la fecha más reciente, Santa Fe ganó a Patriotas a domicilio 0-2 y América había vencido al Deportivo Independiente Medellín por idéntico resultado en la capital del Valle.

Así, las cosas el juego pintaba por historia y antecedentes del torneo un encuentro difícil, cerrado y sin ningún favorito. Pues los duelos de rojos tienen algo de magia y mística.

Los 11 de la visita

El técnico brasileño Alexandre Borges Guimaraes ha estructurado un conjunto rojo con un esquema de 4-3-3. Esquema táctico que hasta la noche del pasado viernes fue usado en todos los juegos. Incluso en el último enfrentamiento en calidad de visitante ante el Deportivo Cali en el estadio de Palmaseca, con tres hombres en el frente de ataque. Duván Vergara, Michael Rangel, Adrián Ramos, los diablos metían presión en cancha propia y foráneas pues estos tres delanteros marcan diferencia en el área rival.

Sin embargo para el juego en Bogotá el estratega decidió salir con con un 4-4-3 pero con cambio en nombres. Ramos se quedó en Cali y en su remplazo ingresó Matías Pisano un buen refuerzo argentino, habilidoso y de buen pie. Rafael Carrascal otro de los ausentes dio paso al 10 Yesus Cabrera para alimentar de opciones a el 'tridente' delantero.

Un Yesus vestido de 'diablo'

Aunque en el primer tiempo América dominó el útil y se hizo dueño de la zona dos y tres gracias a la movilidad de Cabrera, Pisano y en menor número Rangel, e incluso se acercó con mayor riesgo al arco defendido por Castellanos.

Dos hechos pesaron en el transcurrir del juego, la salida obligada de Segovia por lesión y el ingreso de Paz en la posición de central hizo perder seguridad en la zona posterior. Además del movimiento técnico táctico de los dirigidos por Rivera que empezaron a realizar presión alta y asfixiar al rival para quitar el balón.

Con lo cual los locales lograron abrir el marcador en el segundo tiempo y apoderarse del balón. Posesión más posición obligó a Guimaraes a cambiar el tradicional 4-3-3 por un 4-4-1 dejando en punta a Rangel que siempre se vio superado por la línea de cuatro del conjunto cardenal.

VAVEL Logo