Atlético Nacional regresa al lugar que se merece
Foto: Dimayor

Cómo dice un recordado comercial de televisión: "Dos palabras que te hacen feliz", esas palabras solo pueden ser: Nacional Campeón!!

De nuevo mostrando credenciales, Atlético Nacional se consagró campeón de la Copa BetPlay en su versión 2021 y después de tres años suma así, su quinto título en esta competencia.

Aunque el juego mejoró respecto al más reciente partido de liga frente a Millonarios, no fue el mejor de los juegos por parte de los antioqueños. Puntos muy altos en defensa, mejor y más creación en zona ofensiva, pero sigue preocupando la falta de efectividad a la hora de concretar las opciones.

Nacional se da el lujo de corregir esos errores con una copa en el bolsillo, linda manera de enfrentar los cuadrangulares finales, con viento y orgullo en la camiseta, gritando campeón y ratificando este título con uno más para cerrar el año de inmejorable manera.

El partido empezó plano y sin muchas emociones, Pereira no salió con ímpetu a arrollar a Nacional, todo lo contrario, el aurirojo saltó al terreno a sostener la pelota mediante la tenencia, sin asomos de ahogar al club verdolaga. Los dirigidos por Alexis Márquez con resignación afrontaron esos 45 minutos iniciales, quizás algo más de estudio pensando en los cuadrangulares finales.

La emoción en los arcos la puso Nacional, escaramuzas de Jarlan Barrera, Andrés Andrade y Jefferson Duque que fueron los más incisivos a la hora de atacar. Pereira buscó aplomarse pero aún así el Rey de Copas supo perforar la resistencia local y logró inquietar a Castaño.

Sin mucho por que corregir, los muchachos de Alejandro Restrepo, minuto a minuto acorralaron a Pereira, con pases filtrados, juego al pie y la importante intención de terminar las jugadas, casi siempre llegadas por el costado derecho de Andrés Andrade.

Para el tiempo complementario la actitud fue la misma, manejo de la pelota por parte del equipo antioqueño con menores riesgos en arco contrario, salvó el disparo en el palo de Dorlan Pabón, que no pudo capitalizar Jhonathan Álvez en el rebote.
 

El mensaje era claro por parte de Alejandro Restrepo, regular, administrar y saber jugar el partido para evitar el desgaste de cara al primer juego de cuadrangulares, en ese orden de ideas, los talentosos fueron sustituidos esporádicamente por los revulsivos, sin alterar drásticamente el dibujo táctico en el terreno.

En esa misma idea entró el matecaña que respetó en exceso a Nacional, el mérito del conjunto risaraldense destacaba en no recibir goles y así lo cumplieron, hasta el ingreso de los diferentes por parte de Alexis Márquez. Con la entrada de Brayan Castillón y Wilfrido de la Rosa, Pereira ganó en atrevimiento y picardía.

En el minuto 82, el aurirojo convirtió el primer y único gol del juego, en un tiro de esquina que no logró rechazar la fuerza aérea nacionalista, quedó viva muy cerca al pórtico, Felipe Aguilar quien se tira a rechazar, no lo logra y Carlos Ramírez desde el piso define como puede y marca el gol de la honra para el Deportivo Pereira.

Derrota anecdótica

Con el pitazo final, el resultado pasa a ser solo una estadística, un número más, los jugadores de camiseta blanca y rayas verdes se abrazan, saltan, agradecen y gritan de la felicidad, son campeones y eso es lo que prima.

Con el marcador global de 5-1, Nacional levanta sus brazos al cielo y conquista su quinto título de Copa Colombiasu trofeo número 30 en toda su historia, ratificando de lejos, que es el club deportivo más grande de la historia del fútbol profesional colombiano.

Con esta nueva conquista se terminan tres años de enojos y frustraciones, que parecían ser una constante, es por eso que el mérito de todo el cuerpo técnico y el staff es mayúsculo, con gente de la casa, con personas que aman los colores, se vuelve a instalar Atlético Nacional en el lugar que siempre merece, el lugar más alto del podium, el primero, el único.

VAVEL Logo